Elecciones: Extremadura. 
 El voto por correo de una persona fallecida, válido     
 
 ABC.    11/06/1987.  Página: 77. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Extremadura

El voto por correo de una persona fallecida, válido

Badajoz. Efe, Ep

En las mesas electorales de Extremadura, 741 en la provincia de Badajoz y 475 en la de Cáceres, no se

han producido incidentes dignos de mención durante el transcurso de la jornada electoral, que se

desarrolló con toda tranquilidad. Hubo en toda la región cie-fos despejados y buenas temperaturas. Ha

sido en ias ciudades más importantes, Cáceres, Badajoz y Mérida, donde se ha registrado el mayor

porcentaje de votantes. Extremadura fue una de las autonomías más madrugadoras a la hora de votar, y la

que arrojó un mayor porcentaje de participación durante las horas matinales. Precisamente durante la

mañana, fue una monja, sor Eloísa García García, la primera persona que presentó una reclamación

electoral, .poco después de la apertura de las mesas. Sor Eloísa comprobó que no figuraba en las listas del

colegio electoral en él que siempre había votado. Tampoco aparecía en las mismas ninguna de sus

hermanas de orden. Por ello hizo la oportuna reclamacion en la sede ´de Alianza Popular de la capital

pacense, donde le aseguraron que transmitiran su reclamación a la mesa electoral provincial.

En Guadalupe, población de fa provincia de Cáceres, Manuela Collado, de ciento un años, no quiso

revelar qué candidatura municipal ha merecido su confianza, después de que hubo depositado su" voto en

la urna, y pese a las insistentes peticiones de algunos conciudadanos. La decisión de la anciana ha

resultado especialmente difícil, según ha manifestado, ya que tres de sus nietos forman parte de

candidaturas diferentes: uno encabeza la lista de AP, otro una candidatura independiente y una nieta

aparece en la lista del PSOE. Un voto emitido por una persona fallecida poco después de haberlo enviado

por correo ha sido considerado válido por el presidente de la mesa electoral de Manguilla (Badajoz). José

Rodríguez Petinel, taxista jubilado, se decidió a votar por correo debido a la imposibilidad de trasladarse

a) colegio electoral, ya que se encontraba afectado por varices esofágicas, que han sido la causa de su

fallecimiento. El presidente de la mesa ha explicado que no existe normativa alguna que prevea la nulidad

del voto en estos casos.

 

< Volver