Autor: Ramírez, Pedro J.. 
   Falta 1 día  :   
 Final de partida. 
 ABC.    14/06/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

FINAL DE PARTIDA

JUSTO en el momento en que creíamos que la propaganda electoral terminaría desbordándonos, que los

carteles del Centro y Alianza subirían por las escaleras —hace un par de días que entraron en los

portales— y se meterían en nuestras salas de estar, ha terminado venturosamente la campaña. Ya es

tiempo de reflexión, tiempo de que cada elector medite cuál es el modelo de sociedad que desea para este

país y qué partido o coa-lición le ofrece más garantías de conseguirlo. Hemos llegado al «final de

partida».

TODAS las opciones han quemado sus últimos cartuchos en estas cuarenta y ocho horas con una

auténtica avalancha de mítines y actos de mil especies. Especial mención merece por su espectacularidad

el «descendimiento» de Santiago Carrillo sobre Torrelodones, donde, en medio de la lluvia, doscientos

mil simpatizantes de su partido se sentían el domingo como «pe-cés». en el agua.

Ayer, en Madrid, Alianza Popular reventó la plaza Monumental, el P. S. O. E. dio el último repaso a sus

fieles y la Federación de la Democracia Cristiana exhibió al mismísimo señor Zaccagnini en el recinto de

la Feria del Campo. Entretanto, en Barcelona, López Rodó, Udina y compañía cerraban la campaña de

Alianza Popular-Convivencia .Catalana en el pueblo español de Montjuich, mientras en la plaza de toros

Jordi Pujol y Trías Fargas lo hacían por el Pacto Democrático de Catalunya.

Entre las afirmaciones importantes del fin de semana yo destacaría dos: la de Ruiz-Giménez, en Albacete,

que atribuye a Tierno Galván «la personalidad suficiente para presidir el próximo Gabinete», y la de

Leopoldo Calvo-Sotelo, en Valla-dolid --una de las escasas intervenciones del «precursor» fuera de su

circunscripción—, reafirmando, una vez más, que la Unión del Centro Democrático no se disolverá tras

las elecciones. Calvo-Sotelo expuso hace unos días su teoría de los dos partidos —uno democristiano y

otro socialde-mócrata—, coordinados en una unión parlamentaria.

Además, una buena noticia para el País Vasco: la rama político-militar de E. T. A. acepto las elecciones

como primer paso hada la autonomía. La liberación incondicionada de Javier de Ybarra podría ser una

prueba de buena voluntad.

Y tras los mítines, la televisión. Uno a uno, los nueve líderes de las formaciones que concurren a nivel

nacional fueron pasando ante la pequeña pantalla. Las tres intervenciones más esperadas eran las de

Fraga, Felipe González y el presidente Suá-rez. Los tres convencieron a quienes ya tenían decidido darles

su voto, y es impre-decible saber cuál es la cuota de indecisos que logró adjudicarse cada uno.

GREGORIO López Bravo pronunció ayer una de las mejores conferencias de la historia del Club Siglo

XXI. Muy pocos de entre nuestros políticos serian capaces de abordar con Igual rigor y concreción tres

áreas tan dispares como la problemática constitucional, la situación económica y las relaciones exteriores.

En obvia discrepancia con las declaraciones del presidente Suárez a Europa Press, López Bravo identificó

la idea de Cortes constituyentes con los planteamientos «rupturistas», recordando que el veredicto del

Pueblo español el 15 de diciembre fue a favor de la «reforma»,—Pedro J. RAMIREZ.

 

< Volver