Elecciones a cortes. Jornada del domingo. 
 Felipe González:"Al pueblo se le puede oprimir , pero no atar"  :   
 El primer secretario del PSOE llenó el estadio del Molinón en Gijón. 
 Ya.    14/06/1977.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Felipe González: "Al pueblo se le puede oprimir, pero no atar"

El primer secretario del PSOE llenó e! estadio de! Molinón, en Gijón

El estadio del Molinón, de Gijón. se llenó en sus graderíos en el mitin organizado por el Partido Socialista

Obrero Español, en el que intervinieron Carlos Zapico. José Manuel Palacio y el candidato número uno

por Asturias, Luis Gómez Llórente.

Cerró el acto el primer secretario del PSOE, Felipe González, que pronunció un discurso en el que señaló

la línea política del partido y su seguridad de éxito en las próximas elecciones, dedicando también

párrafos para criticar la política de Alianza Popular y Centro Democrático. El mitin se desarrolló en

perfecto orden y se caracterizó por el entusiasmo de los asistentes.

"No nos despegamos del ideal del socialismo—dijo González—, que es conseguir una sociedad más justa

y más igualitaria, montada sobre el apoyo mayoritario del pueblo, porque no queremos imponer nada a

nadie."

En Salamanca, ante 15.000 personas concentradas en la plaza de toros, el primer secretario del PSOE dijo

el domingo que AP había firmado su sentencia de muerte cuando Torcuato Luca de Tena tuvo la

ocurrencia de decir que no todo estaba tan bien atado, cosa que, por otra parte —comentó Felipe

González—, es lógica, ya que al pueblo se le puede oprimir, pero nunca se le puede atar. Refiriéndose a

UCD, volvió a decir que "más parece una carrera de oportunistas en un orfelinato buscando padre.

Además, no se sabe si quieren una constitución democrática o no, pues no bajan a la arena a decírnoslo,

mientras que Suárez, incumpliendo su promesa de no participar en la campaña electoral, aparece por

todas partes representando a UCD en su propaganda." Acabaría diciendo: "Nosotros queremos un

Gobierno para el pueblo y no un pueblo para el Gobierno."

En Madrid, en un cine de la zona de Menéndez Pelayo, el PSOE celebró un mitin, en el que Máximo

Rodríguez habló sobre el momento histórico por el que atraviesa el país, y recordó los nombres de Pablo

Iglesias, Julián Besteiro, Prieto y Largo Caballero como "los socialistas mus re^ presentativos, que son la

garantía del partido."

Enrique del Moral abogó por el voto a los dicciocha años y criticó la política de Suárez por no diligenciar

el voto a los emigrantes. Javier Solana, número dos por Madrid al Congreso, achacó la crisis económica a

"la mala gestión de unos Gobiernos al servicio de minorías". Continuó: "La derecha quiere llevarnos a lo

que llama un pacto social, es decir, que nos quieren apretar el cinturón. Pero va siendo hora de que se lo

ajusten ellos." Ante los ataques de la derecha, dijo: "Los socialistas podrían meter la pata, pero no meter

la mano."

Felipe González se mostró muy satisfecho de la campaña electoral en una rueda de prensa celebrada a

continuación del mitin organizado ayer por el PSOE en Falencia.

En Bilbao, el alemán Ludwig Fallermaíer y el italiano Paolo Falcone, presidente y secretario,

respectivamente, de la minoría socialista en el Parlamento Europeo, participaron en un mitin del Partido

Socialista de Euzkadi (PSOE) celebrado en el Pabellón de los Deportes. Tras manifestar su apoyo y

solidaridad hacia el POSE, subrayaron la importancia de las elecciones del 15 de juniu, que suponen el

camino hacia la democracia, y expresaron la necesidad que Europa tiene de la presencia española, ya que

"es un importante elemento estabilizador del Mediterráneo y un puente de Europa hacia Iberoamérica".

Intervinieron en el mitin, además, los candidatos del PSOE al Congreso por Euzkadi José Luis Ibáñe/.,

José María Benegas, En-rif|iie Míigica y Nicolás Redondo, que hicieron hincapié en la honestidad de su

partido y lanzaron fuertes ataques a Alianza Popular y Unión de Centro Democrático, de los que dijeron

que "la democracia supone para ellos una camisa de fuerza". Se mostraron partidarios de la vuelta a sus

casas de todos los ex presos.

Enrique Múgica amplió los ataques al Partido Socialista Vasco, al que calificó de neosocialista y

provocador de la división -de la clase trabajadora. Redondo se refirió a la importancia de la clase

trabajadora en el actual momento político español.

 

< Volver