Elecciones a cortes. Jornada del domingo. 
 La lluvia deslució la "Gran Fiesta" del PCE  :   
 No obstante, la participación fue masiva en Torrelodones. 
 Ya.    14/06/1977.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

LA LLUVIA DESLUCIÓ LA "GRAN FIESTA" DEL PCE

No obstante, la participación fue masiva en Torrelodones

Indudablemente, la "gran fiesta" que el PCE celebró el domingo en Torrelodones constituyó un éxito que

tuvo como máximos protagonistas a los simpatizantes y militantes que con "paciencia comunista"—como

dijo Sánchez Montero—aguantaron lluvia, frío, aire y un largo etcétera de factores climatológicos

adversos.

Muchos miles de personas acudieron al acto y es muy difícil dar cifras aproximadas. La organización

habló de 350.000, número realmente exagerado. La ubicación del lugar de los actos, según fuentes dignas

de crédito, habla de menos de 100.000 personas; pero como muchos no coincidieron al mismo tiempo,

esta cifra pudo ser superada.

La fiesta del Partido Comunista de España había sido programada como clausura simbólica de la campaña

desarrollada a lo largo del período electoral. Los puntos geográficos desde los que los asistentes se

desplazaron para no faltar a la cita abarcaban todo el mapa de España. Por esto, la ausencia de Dolores

Ibarruri soliviantó los ánimos de algunos de los que hasta allí se desplazaron para contemplar de cerca a

uno de sus mitos vivientes. Santiago Carrillo, con su sonrisa de par en par, sí estuvo presente.

La organización, en líneas generales, puede calificarse de buena, salvo un error incomprensible que

estuvo a punto dé hacer naufragar, el resultado dé la convocatoria. Al no cubrirse adecuadamente los

sistemas eléctricos y los aparatos de megafonía, éstos quedaron prácticamente inutilizables por la lluvia,

lo cual -creó nerviosismo entre los organizadores, que no sabían cómo orientar la fiesta ante la impo-

sibilidad de llevar a cabo las actuaciones musicales programadas.

Por un recinto de 40 hectáreas, que aparecía a distancia cubierto de una inmensa alfombra roja, ondearon

banderas vascas, catalanas, extremeñas, gallegas, andaluzas y castellanas, y sólo algunas republicanas.

Famosos del teatro, del cine y de la canción desfilaron por el escenario; también se pudo observar la

asistencia de escritores como Buero Vallejo y Antonio Gala, entre otros.

La fiesta del PCE ha supuesto un desembolso de cerca de quince millones de pesetas.

Piropos de Carrillo a los militantes del PCE

Unos minutos antes de las cinco de la tarde llegó en helicóptero Santiago Carrillo, secretario general del

Partido Comunista de España. Los micrófonos en ese momento estaban estropeados y ante la impaciencia

del público el líder comunista dirigió unas palabras por un megáfono. A gritos le preguntaron por La

Pasionaria, y contestó: "Yo os traigo su saludo y sus palabras de estímulo para la batalla del día 15, pero

no hemos querido que viniese, pues la vida de Dolores vale mucho, es la bandera ,del partido y hay que

conservarla."

Una vez que las condiciones acústicas fueron propicias el secretario general del PCE afirmó: "El día 15

tendremos una votación muy decorosa, pero ya tendremos más votos en las elecciones municipales.

Ahora sólo hemos tenido cuarenta días para deshacer la campaña que se hizo de nosotros durante cuarenta

años." Refiriéndose a la economía del partido, dijo: "Nosotros no tenemos ni el oro de Moscú, ni el de

Pekín, ni el de Bonn, ni el de Estado Unidos."

Anteriormente habló Simón Sánchez Montero, que aclaró que se les había negado parques y fincas para

celebrar la fiesta y por eso la habían hecho en Torrelodones. Afirmó que "cuando haya autoridades

elegidas por e.l pueblo, loe parques estarán al servicio del pueblo", y terminó diciendo: "A pesar del

diluvio, de la insuficiencia de la autopista y del mal aparcamiento, la respuesta del pueblo de Madrid a

esta convocatoria rebasa los cálculos imaginables."

Posteriormente pronunció unas palabras Marcelino Camacho , quien subrayó la importancia de la crisis

económica y aclaró que ellos no salían como los de otros partidos, de spots publicitarios y de frigoríficos

sino del exilio y de la cárcel. Finalizó su intervención pidiendo el voto para su partido con estas, palabras:

"Por una fuerte minoría comunista en el Parlamento, votar al PCE."

 

< Volver