Autor: Cabeza Minarro, Carlos. 
 Elecciones. En tres semanas. Amplio eco de la prensa internacional. Las elecciones españolas. 
 Auténtica "Vedette" de la prensa argentina     
 
 Arriba.    14/06/1977.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

LAS ELECCIONES ESPAÑOLAS

AUTENTICA >VEDETTE> DE LA PRENSA ARGENTINA

Algunos comentaristas dicen que se espera que España envíe al continente hispanoamericano nuevos

vientos y nuevas formas

BUENOS AIRES. De nuestro corresponsal, CARLOS CABEZA MINARRO

BUENOS AIRES. (Crónica para ARRIBA y Pyrssa.)

Las elecciones españolas son, desde hace una semana la auténtica «vedette» deja Prensa argentina.

Corresponsales y enviados especiales de los más importantes diarios narran con ojos de asombro el

panorama español a la vez que recogen declaraciones de los más importantes candidatos, como Suárez,

Fraga, Carrillo, González y Tierno Galván.

Las radios y canales de televisión no van a la zaga en lo que a despliegue informativo se refiere.

Por lo menos, cinco as aquéllas anunciaron el envío de cronistas especializados a Madrid, en tanto que las

cuatro estaciones de televisión de esta capital, todas ellas en manos del Estado desde la época peronista,

anuncian emisiones especiales para el miércoles con informes del escrutinio «voto a voto».

Diarios, revistas, radios y canales coinciden en señalar la «madurez política de los españoles y la

popularidad alcanzada por el Rey Don Juan Carlos en los últimos tiempos. Lo que se temió, dicen, pudo

ser una auténtica batalla campal, un trágico baño de sangre, es afirman, una increíble demostración de

cordura democrática, de respeto. Y todo esto, agregan, prueba que. los españoles tienen fe en su futuro y

que ya están preparados para dejar de lado todo tipo de paternalismo.

Comparaciones

Un veterano político local me decía el otro día: «Ahora ustedes van a poder hacer el país que realmente

quieren. Ojalá no se equivoquen, ojalá no íes ocurra lo mismo que a nosotros.»

Comparar la situación española con la argentina es algo que aquí se convirtió en norma hace algunos años

y que estos últimos tiempos parece acentuarse. No faltan los que comparan el proceso español con las

legalizaciones de partidos políticos condenados, durante años, con el regreso de personajes cuyo recuerdo

no es precisamente un incentivo a !a concordia, con libertades y amnistías. Sí, no faltan

quienes comparan todo esto con la Argentina de 1973, cuando Cámpora, ya Presidente, abrió las puertas

de las cárceles para que de ellas salieran cientos de extremistas.

Uno trata de explicarles que la situación es total, mente opuesta. Que aquí 1os extremistas salieron para

enquistarse en Ministerios, Universidades, para instalarse casi en el poder con el apoyo de sectores que,

disfrazados de peronistas, coparon al hasta entonces conservador Cámpora.

Encontrar el verdadero destino

Voy a explicarlo. Hace ya algunos meses, Enrique Giardi Novaro, que ocupaba altos puestos durante los

Gobiernos de los generales Onganía y Levingston, me aseguraba que la Argentina y casi toda

Hispanoamérica encontraría su verdadero destino después que España caminase por rumbos definitivos.

«Aquí —decía— se ha tratado siempre de copiar el estilo, norteamericano, el francés y, ahora, hasta el

brasileño. Cuando nosotros —agregaba— lo que tenemos que copiar es el estilo español. Ese, a la larga,

ha de ser nuestro destino, que viene dado por exigencias históricas.»

Sí, por aquí se espera que España envíe nuevos vientos, nuevas formas. Y es, por ello, que mucha gente y

no pocos curiosos entienden casi diariamente sus radios, para en la banda de onda corta escuchar las

emisiones especiales para las elecciones programadas por Radio Nacional de España, no sólo para

enterarse de lo que allí ocurre, sino, también, para tratar de adivinar lo que aquí, coa e! correr del tiempo

pueda ocurrir.

 

< Volver