Como final de la campaña electoral. 
 Los líderes se despidieron por televisión     
 
 Pueblo.    14/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 27. 

Como final de la campaña electoral

LOS LÍDERES SE DESPIDIERON POR TELEVISIÓN

Como cierre de los espacios gratuitos concedidos durante la campaña electoral a los partidos o coaliciones

que presentan candidatos por veinticinco o más provincias, Televisión Española ofreció ayer, a partir de

las 9,47 de la noche, las intervenciones de los primeros líderes de cada una de las nueve formaciones con

derecho a ello. Diez minutos duró cada alocución, precedida y sellada con la presencia en pantalla del

símbolo y música de cada formación. Por orden de aparición, el que correspondió en sorteo a las distintas

candidaturas, ofrecemos un breve resumen de cada alocución:

U. C. D.: SUAREZ

«Ya nadie duda de que hay que eliminar muchas deficiencias e injusticias; desde la absurda

discriminación de la mujer hasta la superación de todos los desequilibrios sociales, económicos y

culturales. Todos estos problemas no se resuelven con palabras. Quienes han asistido a la penosa

construcción de la España de hoy saben con cuánto esfuerzo se han alcanzado las cotas de desarrollo en

que estamos situados, de la amargura de las familias rotas por la emigración, de las horas de pluriempleo

y de la dureza de una Libertad insuficiente. Demasiado duro y demasiado costoso como para que ahora

nos hagamos la ilusión de que existe una vara mágica para encontrar todas las soluciones inmediatamente.

U. C. D. constituye la vía inedia sin riesgos de improvisación o inexperiencia. Pretendemos hacer más

cierta y eficaz la participación de todos los españoles, según señaló el mensaje de la Corona.

Nadie puede pretender que su verdad, sea la única. Si el país necesita reformas económicas y sociales, en

U. C. D. está la ideología social demócrata que las propugna; si le urge un talante liberal y no radical,

están los partidos liberaies de mayores credenciales; si existe una concepción cristiana de las relaciones

familiares y sociales, hay la democracia cristiana, y para él problema, regional hay partidos regionales,

que llevarán a las Cortes las ansias de los pueblos de España.»

P. S. P.: TIERNO GALVAN

«En el Parlamento tiene que haber un entendimiento entre todos, ya que las circunstancias por las que

atraviesa el país lo pide, para que sea un Parlamento de concordia y no de hostilidad, para que pueda

trabajar con sosiego.»

Refiriéndose a la economía, el señor Tierno dijo que el país necesita un programa económico de urgencia

que resuélvanlos grandes problemas que plantea la crisis económica, la inflación, la carestía de la vida,

etcétera.

«El Gobierno que surja —dijo— tiene que gobernar con energía, con fuerza, y no podrá, hacerlo si tiene

que atender a querellas parlamentarias, y perder el tiempo en hostilidades y disputas, y para ello tiene que

haber un acuerdo parlamentario.» Añadió que el Gobierno tiene que devolver el sentido de

responsabilidad al país y dar ejemplo acabando con la corrupción.

También dijo que el Parlamento tiene que hacer la Constitución con normas que regulen de modo general

la convivencia a todos los niveles de los españoles, que sea suficiente, flexible y breve, que se adapte a la

realidad, y con permanencia.

P. C. E.: SANTIAGO CARRILLO

Tras manifestar la aspiración de que los Gobiernos sean revocables por emanación de la voluntad popular,

el señor Carrillo dijo que el P. C. E. rio quiere una dictadura fascista, ni su dictadura. Añadió que ios

comunistas van a laborar para que los pueblos diversos de España tengan sus derechos de autonomía, «lo

que —dijo— no va a romper ni a debilitar la unidad de España, pues los peores separatistas han sido tos

del eslogán "La unidad de las tierras y los hombres de España", durante los. últimos cuarenta años.»

«Dijo después el secretario general del P. C. E. que los comunistas van. a luchar por la desaparición de los

bajos salarios, contra la plaga del paro (que puede convertirse en el problema más grave), para que los

pensionados puedan vivir los últimos años de una manera digna y decente, por los intereses de los

agricultores y campesinos (precios remu-neradores y ventajas de la seguridad social, eliminación de

algunos gravámenes), por la defensa de la pequeña y mediana empresa «arruinada por la concentración

monopolista», en defensa de todos los humildes y pobres, por los que tienen hambre y sed de pan y de

justicia, por que en este país haya cada vez más libertad y justicia, por la promoción de los jóvenes,

«regando el país de guarderías, de escuelas, de institutos, de escuelas profesionales, de Universidades; por

la libertad de la mujer, el divorcio, el aborto y el uso de anticonceptivos.»

P. S. O. E.: FELIPE GONZÁLEZ

«La hora de la verdad ha sonado ya. Hay un pueblo cansado de caminar entre tinieblas que va a decidir su

futuro pasado mañana. Hemos hecho una apretada campaña electoral. Y de nuevo se ha producido la gran

experiencia del contacto del P. S. O. E. con el pueblo y del pueblo con el P. S. O. E. La tarea acaba de

empezar. El partida ha contraído ya en estos veinte días un compromiso con e] pueblo, que -se podría

resumir en una sola palabra: honestidad en el ejercicio de la función pública, ante un pueblo que está

cansado del espectáculo de una función pública sin control y en muchos casos deshonesta.

En nuestro programa hay varios ejes fundamentales que ustedes ya conocen y que recuerdo ahora:

compromiso de todos los hombres del socialismo por conquistar una Constitución democrática; un

compromiso de todos los hombres que componen el Partido de defender la autonomía de cada pueblo y

cada región de las que componen el país; de lucha contra la marginación de sectores amplísimos .de la

sociedad; de defensa de la cultura igualitaria, a través dé una enseñanza pública, de un puesto escolar para

cada ciudadano; de superación de la crisis económica.»

FALANGE AUTENTICA: PEDRO CONDE Pedro Conde dijo que Falange auténtica estaba ya en

la calle dispuesta a servir a España; que eran la conciencia crítica de la España que aman, pero que no les

gusta.

Recordó las palabras de José Antonio en el sentido de que no había que invocar a España para salvar los

privilegios dé los poderosos. Dijo que los Gobiernos de España son más uña coalición de intereses que

gestores de la vida pública española. Declaró que España está necesitada de otro tipo de hombre político,

que viva la política como una función ética, entendiendo esta política como un servicio y no como un

negocio.

Seguidamente dijo que en España hay un millón de niños sin escolarizar y una Universidad en ruina física

y moral. Recordó luego la emigración y el paro, mientras los bancos extranjeros se llevan el trabajo de los

españoles.

Abogó por una reforma agraria y de la Seguridad Social y dijo que muchos perciben pensiones de

hambre, mientras otros de lujo, y abordó el problema de la vivienda.

Se mostró contrario a la integración en la O. T. A. N y solicitó una España libre y solidaria que encuentre

su destiño.

A. P.: FRAGA IRIBARNE

Señaló que España no podrá funcionar en los próximos meses ni organizar su futuro, si grupos serios,

importantes v firmes, coherentes, claros, leales, no representan estos programas y no dan una credibilidad

y una responsabilidad de poderlos cumplir.

De Alianza Popular dijo que eran una fuerza nacional, no un; grupo pequeño que actúa aquí o allá, ni el

cenáculo, sino que podían actuar en todo el territorio nacional y lo hacían por ía España entera y eterna.

Señaló que se dirigían a todas las fuerzas sociales y que el programa de A. P. era el más completo, serio y

estudiado que se ha presentado al país.

Declaró que su partido era una fuerza moderada, renovadora y populista. Señaló que ellos no habían

saboteado los mítines de nadie ni habían dicho que no aceptarían el resultado de las urnas.

No aceptan el inmóvilismo ni el rupturismo, sólo se marcha adelante a partir de lo que se tiene en un

espíritu de reforma. Dijo que venían del pueblo y van al pueblo. Declaró él señor Fraga que no aceptarán

que vengan caciques venidos de fuera a imponer ésta o aquélla ideología dogmática.

R. S. E.: CANTARERO DEL CASTILLO

«Una vez invocada la moral civil necesaria —afir-mó—, fijamos en nuestro programa los criterios

básicos para una nueva Constitución según nuestro leal saber y entender. Esos criterios son principal y

esquemáticamente los siguientes: separación e independencia de los poderes públicos como forma única

de evitar el abuso a que de suyo tiene todo poder; separación de la Iglesia y el Estado sin perjuicio de

posibles colaboraciones entre ambas instituciones y consecuente. separación : e independencia total entre

Derecho Civil y Derecho Eclesiástico; Parla-mentó unicameral por razp-nes dé economía y eficacia (...);

sistema dé autonó-míás generalizado para todas las regiones y países que constituyen España como forma

de racionalización y consecuente afianzamiento de la básica y esencial unidad española, y todo ello

inscribiendo la nueva Constitución lo más directa y fielmente posible en la declaración universal de los

derechos humanos.»

F. D. I: ELADIO GARCÍA CASTRO

«No puede decirse que la democracia esté ya conquistada. Las fuerzas que durante cuarenta años han

controlado los resortes del Poder se siguen aferrando a él No debe establecerse ningún paralelismo entre

estas elecciones y las habituales que se celebran en otros países. En ellas no está en juego un proyecto

acabado de sociedad futura más o menos lejana, sino algo más elemental, urgente y perentorio: si se

establece y consolida o no la democracia en éste país.

Todos deben tener derecho a hablar. Pero ésta es una cuestión, y otra bien distinta el que debamos dejar

nuestro futuro en manos de quienes han estado ligados a un Régimen que no queremos sé repita.»

F. D. C.: GIL-ROBLES

Se refirió a que algunos partidos intentan sacar en las elecciones una mayoría absoluta para gobernar

solos, y dijo que afortunadamente no van a conseguirlo. «Estas elecciones las va a ganar el pueblo

español, porque la solución de sus problemas difíciles ´tendrá que ser obra del acuerdo de todos.»

Señaló que había que votar sin miedo, y no a los hombres que tratan de asustarnos como si fuésemos

niños, ni a los que quieren volver al pasado, sino a los que llegan nuevos, con soluciones concretas.

EL señor Gil-Robles señaló que la democracia cristiana llevará la democracia cristiana europea, la que ha

hecho posible una Europa donde sé respetan los derechos humanos, la regionalización de Europa y otros

logros.

Finalmente. Gil-Robles dijo que iban a luchar por una justicia, una paz y una solidaridad.

 

< Volver