Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Elecciones. Barcelona. 
 El gobierno civil previene contra las concentraciones populares     
 
 Informaciones.    14/06/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

BARCELONA

EL GOBIERNO CIVIL PREVIENE CONTRA LAS CONCENTRACIONES POPULARES

BARCELONA, 14 (INFORMACIONES, por Enrique Sopeña).—"Nadie podrá tratar de administrar los

resultados electorales en la calle, donde el orden público será mantenido a toda costa." Esta advertencia se

contiene en una nota oficial distribuida ayer noche por. el Gobierno Civil de Barcelona. El aviso no

parece ir dirigido hacia los grandes partidos de aquí. Sin embargo, algunas coaliciones, que han

aumentado sus posibilidades en las últimas horas, . no descartan una actuación ciudadana delante del

Palacio de la Generalidad (Diputación Provincial) con el fin de repetir, de algún modo, una situación

similar a la acontecida el 14 de abril de 1931, fecha en la que don Fran-cesc Maria proclamó la República

en Cataluña. En esta ocasión se trataría de forzar la recuperación de las Instituciones autonómicas y el

regreso del Presidente Tarradellas. Tanto los democristianos eomo los socialdemócratas de don Jordi

Pujol, como los socialistas y los comunistas se muestran partidarios de apurar otras vías,; acentuando la

negociación con el Gobierno. Por otra parte, sin embargo, la coalición Esquerra de Cataluña

(combinación de Esquerra Republicana y Partido del Trabajo de España) pudiera inclinarse por la

movilización popular, máxime después del espectacular despliegue del domingo pasado .en Montjuich,

donde, según datos de la Policía Municipal, se concentraron unas cuatrocientas mil personas, aunque

quizá la cifra debería ser rebajada sensiblemente. En cualquier caso, fuera de las primeras previsiones,

Esquerra de Cataluña ofrece síntomas de notorio avance, esgri-miendo un catalanismo radical y

emarbolando la bandera Tarradellas, a pesar de que éste —y así lo demostró en su mensaje (ver INFOR-

MACIONES de ayer)— mantiene una exquisita neutralidad entre todos los partidos catalanes.

Ahora, cuando la mayoría de pronósticos apuntan hacia Una sólida mayoría favorable a la oposición

catalana, los líderes no disimulan su preocupación ante la necesidad de encauzar sin frustraciones lo que

se dibuja como notable consenso en las urnas. "No estamos por ningún tipo de aventurerismo. A más

yictoria, más firmeza, pero también más serenidad", manifestó ayer, por ejemplo, don Miquel Roque i

Junyent, dirigente" destacado del Pacto Democrático por Cataluña (pujolistas). En términos semejantes —

aunque nadie rechaza la presión popular junto a la negociación— se pronuncia estos días el resto de

grupos, a excepción de los ya mencionados. Salvo el triunfo de cuantos reivindican el Estatuto del 32

(desde la Lliga de Cataluña hasta la extrema izquierda) —lo que se presenta como casi seguro—, la

correlación de unos y otros sigue siendo una gran incógnita. No obstante, tres sectores se dibujan, con

trazo firme: el Pacto Democrático, la candidatura de los socialistas (P.S.C.-P.S.O.E.) y el P.S.U.C.

Mientras, otras tres coaliciones podrían arrojar sorpresas de variado signo: La Unión de Centro y la

Democracia Cristiana, la Unión del Centro Democrático y Esquerra de Cataluña; en cambio, el papel de

Alianza Popular continúa bajando hasta el punto de que ayer noche sólo reunió a unas dos mil quinientas

personas en el Pueblo Español de Montjuich (con los señores López Rodó y Silva Muñoz, entre otros).

La campaña se cerró con el minimitm de A.P., con la plaza de toros Monumental a rebosar (convocatoria

del Pacto Democrático), con el mitin de la C.U.P.S. (Candidatura de Unidades Popular por el .

Socialismo) —que aglutinó a unas. 8.000 personas en el Palacio de los Deportes— y con más de cien mil

barceloneses en el paseo Marítimo, donde tuvo lugar el mitin de la conjunción senatorial apoyada por

socialistas, comunistas y parte de la Asamblea de Cataluña (candidatos: los se-ñores Josep Benet, Cirici

Pellicer y Francisco Candel).

 

< Volver