Autor: Quiñonero, Juan Pedro. 
 Elecciones. París. 
 Los franceses se preguntan si sabemos votar     
 
 Informaciones.    14/06/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

PARÍS

LOS FRANCESES SE PREGUNTAN SI SABEMOS VOTAR

PARÍS. 14 . (INFORMACIONES, por J. Pedro Quiñonero).—Tras la objetividad y el caluroso rigor

informativo, la Prensa de la capital francesa contempla el acontecimiento histórico de las elecciones

legislativas españolas bajo una óptica, particularm ente folklórica, nutrida de constantes referencias y

paralelismos con las corridas de toros, las panderetas y navajas. El independiente de izquier-das «Le

Matin», en unos carteles de propaganda callejera que anuncian el serial qué inició ayer consagrado a

nuestro país, se pregunta, con una gigantesca tipografía: ¿Saben votar los españoles? Sin responder

enteramente a tal cuestión, el matutino abre la presentación de las tres páginas que consagra a las

elecciones con un supuesto monólogo interior de un (?) imaginario ciudadano hispánico, reflexionando

sobre su pasado y su historia, que piensa: «Somos como un toro entrando en la arena...» Por su parte, «Le

Quotidien de Paris» (independiente de izquierdas), resume tal estado de opinión haciendo una referencia a

los colores que han dominado nuestro pasado, sangre y oro, para agregar más adelante: «Parece como si

las cosas fueran demasiado a prisa, como si la maquinaria de la libertad se embalara y escapase al control

de quienes la pusieron en marcha.» Mientras que el periódico que menos volumen de información publica

sobre las elecciones es el conservador «La Fígaro». El comunista «L´Humanité» hace proselitismo desde

Sevilla... Los enviados especiales del cotidiano comunista han descubierto a millares de parados con los

brazos cruzados por las marcas de las jeringas que utilizan para sacarse la sangre, que venden a muy bajo

precio. Si bien no se dan estadísticas más precisas, se recoge la opinión de un enigmático señor

«Hornero», que proporcióna nuevos datos: «La sangre son pesetas. Medio litro vale 1.500 pesetas. Pan y

patatas para una semana.» En contrapartida, las crónicas de Marcel Niedergang, en «Le Mondes, son el

contrapunto más serlo y objetivo que se publica en este país en torno a las cuestiones hispánicas.

 

< Volver