Elecciones. López Bravo, en el Club Siglo XXI. 
 "El país no está dividido en dos bloques enfrentados"     
 
 Informaciones.    14/06/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

LÓPEZ BRAVO, EN EL CLUB SIGLO XXI

«El país no está dividido en dos bloques enfrentados»

MADRID, 14 (INFORMACIONES).

DON Gregorio López Bravo de Alianza Popular,— rechazó la idea de que el país está escindido en dos

bloques extremistas irremisiblemente enfrentados, en una conferencia que pronunció en el Club Siglo

XXI sobre el tema «Una política moderada para el futuro inmediato», en la que dijo que «parte de unos

activos partidos de izquierdas, casi totalmente dominados ideológicamente por el marxismo, aunque

divididos en cuanto a sus tácticas, existe una, gran masa no marxista deseosa de orden y bienestar, a la

que hacen apelación diversas organizaciones de signo contrario». A continuación analizó los problemas

constitucionales del actual momento español, la situación económica y lo que deberá ser la política

exterior del futuro Gobierno.

Aludió a la necesidad de que las regiones contasen con órganos representativos y también con un órgano

ejecutivo y administrativo, bajo la necesaria supervisión judicial, y añadió que sería conveniente que el

marco jurídico de reconocimiento y funcionamiento de la región quede establecido «por unas normas

básicas de rango constitucional», que presidan desde ahora «la igualdad de todas las regiones y pueblos

de Espa-ña en cuánto a las posibilidades de acceso al marco jurídico regional y la igualdad de todos los

españoles en cuanto al respeto de sus derechos y la exigencia de sus deberes».

LA FIGURA DEL REY ES ORTODOXA

El señor López Bravo señaló que la figura del Rey como encarnación del poder supremo del Estado, «que

por no estar sujeto a responsabilidad política no puede disponer por sí mismo en el ejercicio de su

autoridad, necesitando, en todo caso el refrendo ministerial o del presidente de las Cortes o del Consejo

del Reino..., es ortodoxa desde el punto de vista de cualquier revisión constitucional en que nos

empeñemos». Sin embargo, recalcó, «la relación política Cortes-Gobierno, de naturaleza meramente

informativa, resulta insuficiente para los planteamientos de una Monarquía democrática, ya que, en

definitiva, se trata de que el Gobierno, al constituirse, cuente expresamente con una mayoría

parlamentaria que, apoyando su programa político, esté dispuesto a aprobar las leyes, presupuestarias y

ordinarias, en que aquél se refleje».

Destacó finalmente la importancia dé la puesta en marcha de la reforma fiscal, y aludió a la necesaria y

urgente reordenación del presupuesto general del Estado.

INFORMACIONES

 

< Volver