Encuesta. A sesenta horas de las elecciones. 
 La tercera parte de los españoles, indecisos  :   
 Más del 90 por 100 piensa votar. UCD y PSOE e cabeza. Kas regiones, ante su opción electoral. Desccripción de la muestra. 
 Informaciones.    14/06/1977.  Página: 23-25. Páginas: 3. Párrafos: 30. 

A SESENTA HORAS DE LAS ELECCIONES

La tercera parte de los españoles, indecisos

MAS DEL 90 POR 100 PIENSA VOTAR

A LA HORA DE LA VERDAD: MEDIA DOCENA DE PARTIDOS EN JUEGO

MADRID, 14 (INFORMACIONES).

CUANDO tan sólo falta un día para la apertura de los colegios electorales —la encuesta que publicarnos

ha sido realizada entre los días 11 y 12—, el dato más significativo es el elevado número de indecisos.

Tras veintiún días de campaña electoral, un 32 por 100 de los electores no manifiesta exactamente su

intención de voto. La encuesta ha sido realisada, por encargo de INFORMACIONES, por Tecnia, bajo la

dirección de Ricardo Maroto, y se compone de 1.500 entrevistas repartidas en cien puntos de población.

Contrasta el dato de la indecisión con el elevado porcentaje de potenciales participantes, más de un 96 por

100 de los censados. A pesar de que la larga ausencia electoral produce un aumento considerable de los

índices de participación normal, parece un tanto desorbitado este potencial grado de votantes; sobre todo,

si se tiene en cuenta condiciones objetivas que dificultan el acceso a las urnas de grupos sociales que por

su edad, enfermedad, trabajo o cualquier otro motivo, no podrán emitir su voto. De todos modos, se puede

casi afirmar el rotundo fracaso de las consignas abstencionistas, que algunos grupos de extrema izquierda

han lanzado ante la convocatoria electoral. Una abstención dé algo más del 3 por 100, aunque luego

previsiblemente aumente, es una postura claramente antagónica con el 23 por 100 de abstenciones en el

referéndum celebrado en diciembre último. Resalta, en primer lugar, el hecho de que la inmensa

mayoría de los partidos, coaliciones y candidaturas, queda o va a quedar reducido, a la hora de la verdad

electoral, a una media docena de partidos. En este sentido, nuestro electorado parece encaminarse a

los niveles poli-ticos europeos. La increíble floración de organizaciones políticas, consecuencia

lógica de toda salida de una situación no democrática, ya a ser podada de un modo extraordinario por

las urnas. La extrema derecha, la extrema izquierda, apenas alcanzan el 3 por 100 necesario para estar

representadas en las Cortes. En este desastre electoral aparece también el gran fracaso de una parte de la

Democracia Cristiana. Esta huida de los extremos se confirma con los porcentajes de Unión de Centro

Democrático y el Partido Socialista Obrero Español. Las dos tendencias moderadas de la derecha y de la

izquierda predominan de un modo aplastante en la realidad política. Aunque convenga tener en cuenta,

sobre todo, en los resultados potenciales del P.S.O.E. una cierta tendencia representativa del voto oculto,

que no expresa claramente —por evidentes razones—, su decisión de votar más a la izquierda del mismo

Partido Socialista Obrero Español. En este sentido, no sería extraño que alrededor de un 2 por 100 de

votos potenciales del socialismo se transforme en votos comunistas a la hora del recuento electoral. Puede

haber bastantes sorpresas en dicha dirección, que acaben provocando que el Partido Comunista de España

acabe traspasando la barrera del 10 por 100 a nivel global. M elevado número de indecisos es el que va a

determinar el resultado de las elecciones con su decisión de última hora. La jornada de ayer lunes —

intervenciones televisadas de todos los principales candidatos— y el día una reflexión de hoy, van a

orientar decisivamente a esta tercera parte de los españoles que aún este fin de semana no habían decidido

su voto. Hacia donde se vuelque este conjunto de españoles se volcará el resultado electoral final, Es lo

que determina el carácter tremendamente provisional de todas las encuestas y sondeos que se han

publicado hasta ahora. Es importante, asimismo, no olvidar que este sondeo refleja exactamente las

previsiones de voto de estos dos tercios de españoles que sólo preven la inclinación de voto hacia la

representación en el Congreso. Téngase en cuenta que las próximas Cor-tes se componen de un Congreso

de Diputados y del Senado. Y de esta última cámara no hay quien de con exactitud ni siquiera un mínimo

sondeo de ningún tipo.

EN CUANTO A VOTOS DECIDIDOS

U.C.D. Y P.S.O.E., EN CABEZA

EL pasado fin de semana, el 32 por 100 de la población se encontraba indeciso sobre a quién otorgar su

voto. Esta indecisión era más elevada entre las mujeres, las de edad avanzada (precisamente esa parte, de

la población española que ha vivido las elecciones generales (interiores) y en las localidades de menor

población (cuadro I).

Un 45 por 100 considera las elecciones suficientemente democráticas

Sin embargo, la participación en las elecciones se prevé masiva, ya que el 96,7 por 100 de los

entrevistados anuncian que piensan votar. La tendencia en la que se autoclasifican los encuestados se

reparte en un 8 por 100 para la derecha, un 31 por 100 el centro y un 18 por 100 la izquierda. Un 43 por

100 no sabe,dónde clasificarse. Aunque este encuadramiento debe entenderse puramente como algo

meramente subjetivo, y debería tenerse en cuenta los criterios o imágenes que los entrevistados tienen

sobre las tendencias citadas. Teniendo en cuenta el porcentaje Se los que aún no han decidido votar, es

lógico deducir la influencia que tendrán las últimas vísperas electorales.

FIABILIDAD EN LAS ELECCIONES

Dada la falta de experiencia en la práctica electoral, se consideró oportuno conocer el grado de confianza

o fiabilidad democrática qué los entrevistados tenían so-bre las elecciones de mañana, 15 de junio, un 45

por 100, las considera suficientemente democráticas; un 27 por 100, piensan que están manipuladas, y un

28 por 100, no saben o no contestan. En principio, contrastan estos porcentajes con el índice de

participación (96,7 por 100) que los encuestados manifestaron. Al observar el cuadro número 2 se puede

constatar que el grupo de edad que más se define es el comprendido entre los veintiuno y los treinta años,

y es precisamente en este grupo de edad donde mayor incidencia existe de los que opinan que estamos

ante una manipulación electoral. El grado de mayor confianza se obtiene entre los cuarenta, y los cuarenta

y nueve años.

LOS MAS SIMPÁTICOS

A los entrevistados se les daba, una lista conteniendo los nombres de 19 líderes de distintas opciones, y se

les preguntaba dijeran cuál era, en su opinión, el que gozaba de mayor simpatía en su región. Con él fin

de evitar cualquier sesgo en el voto de nuestros lectores, omitimos intencionadamente la publicación de

tales resultados. Nos limitaremos a señalar que las simpatías de Adolfo Suárez son mayores entre las

mujeres que entre los hombres, mientras que con Felipe González ocurre exactamente lo contrario.

Enguanto a la edad, Adolfo Suárez consigue mayores porcentajes en los diversos grupos de edad y Felipe

González goza de mayor simpatía en los grupos de menor edad. La simpatía que goza Manuel Fraga se

acrecienta con la edad de los entrevistados, a la vez que las de Santiago Carrillo y Enrique Tierno Galván

decrecen con la edad.

ESPERANZA EN SUAREZ

Los encuestados esperan que Adolfo Suárez salga proclamado con las posibilidades siguientes:

Dentro de estas opciones, son los hombres quienes más posibilidades dan a Suárez de salir ganador.

ASENTAMIENTO DE LOS PARTIDOS Y TENDENCIAS

La aceptación de los partidos se ha medido por el porcentaje de los sondeados, que declaran Que le

votarían en una zona geográfica determinada. Para ello se ha dividido España peninsular en nueve

regiones: Madrid, incluido el Centro, País Vasco, Barcelona y área metropolitana, Galicia, Cantabria,

Rioja, Aragón, Cataluña, Valencia y Sur. Algunas de las opciones regionales presentan los resultados

siguientes:

Finalmente, el cuadro 3 presenta la distribución de las intenciones de voto por partido u opción política.

Hay que tener: presente que esta distribución porcentual está referida al ámbito nacional. De ahí que los

partidos regionales vean disminuidos sus porcentajes. La presente muestra no trata de distribuir los 350

escaños que compondrán e1 Congreso de Diputados, sino predecir la tendencia del votó de los españoles.

El haber intentado lo primero hubiere pecado, quizá, de interferencia en la conciencia de nuestros

lectores, dada la proximidad de los comicios. Una vez más insistimos en que los datos que aquí se

presentan se refieren únicamente a la actitud de los españoles hacia el Congreso los días 11 y 12 de junio,

Las regiones, ante su opción electoral

En este cuadro de preferencias electorales, en el que se han suprimido Cataluña y la región centro, que

son objeto de otro estudio, podemos comprobar cómo sé perfilan ganadores de estas elecciones la Unión

de Centro y el Partido Socialista Obrero Español. Por lo que respecta a U.C.D., su porcentaje de votos

oscila alrededor de un 30 por 100 en todas las regiones, menos ,en el País Vasco. Por su parte, el Partido

Socialista Obrero Español supera el 30 por 100 en la región gallega, Valencia y Sur, mientras que en el

País Vasco no pasa de un 13,8 por 100. Resulta significativo que las principales opciones políticas

naufraguen al enfrentarse con el electorado vasco, excepto la candidatura presentada por el Partido

Nacionalista Vasco conjuntamente con la Federación Demócrata Cristiana. Le sigue la candidatura

presentada por la Unión de Fuerzas Arbeztales K.A.S., con un 14,8 por 100. Alianza Popular no supera en

ninguna región el 10 por 100. Galicia, La Rioja y Santander son las regiones más conservadoras, mientras

que Valencia y Sur manifiestan su preferencia por las candidaturas de izquierda.

SUR: Las ocho provincias andaluzas, Murcia y Badajoz.

SANTANDER: Oviedo, León, Palencia y Santander.

PAÍS VASCO: Vizcaya, Guipúzcoa, Álava y Navarra.

RIOJA ARAGÓN: Logroño, Zaragoza, Huesca y Teruel.

VALENCIA: Valencia, Castellón y Alicante.

 

< Volver