Autor: Pérez del Toro, Laura. 
 En su último acto electoral, en la Monumental de Madrid. 
 Alianza Popular promete: Orden y autoridad  :   
 "A quien le guste la aventura -dijo Pérez Tudela- que la emprenda por si solo". "Es necesario evitar la fragmentación y los odios. El pueblo español está en una situación pre-revolucionaria". 
 El Alcázar.    14/06/1977.  Página: 8-9. Páginas: 2. Párrafos: 13. 

En su último acto electoral, en la Monumental de Madrid

ORDEN Y AUTORIDAD

"A quien le guste la aventura —dijo Pérez de Túdela— que la emprenda por sí solo".

"Es necesario evitar la fragmentación y los odios".

"El pueblo español está en una situación pre-revolucionaria".

ANTE un numeroso público, que llenaba totalmente la plaza de toros y que puede estimarse en

unas cincuenta mil personas, la Candidatura al Congreso de Diputados y al Senado de Alianza

Popular, por Madrid, ha dado su último mitin en la madrileña plaza de toros de Las Ventas.

Cuando salgan estas líneas, los diversos grupos y coaliciones presentados a las elecciones del

día 15 estarán guardando el silencio obligado de la tregua electoral; Alianza Popular también

guardará silencio, pero ya lo dijo todo el día 13. Tras la presentación de la canción que

representa al Partido, interpretada por Jaime Moréy, se dio paso a don Alfonso Armada,

candidato de 22 años que habló en representación de tos militantes más jóvenes, subrayando

que la Monarquía era la forma de Estado que más convenía a España, bajo la cual es posible

el desarrollo en paz y el progreso del pueblo español. Destacó la necesidad de reformas polí-

ticas, pero que sean consecuentes con el pasado, partiendo de las bases logradas con el

esfuerzo de los españoles en los últimos años. «Necesitamos — dijo— paz. Confianza, Orden y

Unidad, para Jhacer próspero nuestro futuro entre ^odos los hombres», y terminó asegurando

que votar A.P. es votar una opción moderada, de orden, de seguridad, que distingue

claramente lo fundamental, y que quiere servir a España y a su pueblo. Cedió la palabra a don

Ramón Her-mosilla quien aseguró que A.P. preconiza el orden y un gobierno que ejerza su

autoridad con firmeza para hacer posible la libertad ciudadana. En cuanto al ingreso en el

Mercado Común señaló que debe hacerse.manteniendo la dignidad Nacional y los intereses de

cuantos se interesan por España, rechazó el trato con los que fomentan la guerrilla urbana y los

actos terroristas a funcionarios públicos, y dio por sentada una Institución que no puede

ponerse en tela de juicio: la Monarquía española, y una bandera que no puede ser otra que la

española. A continuación hizo uso de la palabra don César Pérez de lúdela, quien . como

español reconoció que no fue hombre del régimen pasado, pero como otro cualquier español

se benefició de la paz y el orden. «Hoy — dijo— que se ataca la verdad de cuarenta años

pasados, los falsos´demócratas no quieren vencer sino exterminar la obra realizada por el

pueblo español. «Pienso que los claveles de la libertad y las rosas de la paz pueden florecer

juntos, y a quien le guste la aventura y el peligro, que lo emprenda por sí mismo. España no es

para ponerla en tela de juicio». Seguidamente se dirigió a los asistentes don José Martínez

Emperador, quien analizando la situación actual de España dijo que el país no puede vivir con

el trauma social y político que desgraciadamente padecen hoy sus ciudadanos, y subrayó: «si

queremos que la paz y la concordia reinen en el mundo de las relaciones laborales, y si

deseamos una España con una clase trabajadora libre y consciente de su importante misión

social, es necesario evitar la fragmentación y los odios». En cuanto a la justicia social, aseguró

que no era patrimonio exclusivo de la izquierda, y se preguntó: «¿es que la izquierda española,

o.la de cualquier país del mundo/tienen registrado en propiedad la palabra V el concepto de

justicia?». El señor Martínez Emperador explicó que a la hora de aplicar ´a justicia social desde

el Gobierno, o de exigirla desde la oposición. Alianza Popular nunca lo hará de una manera

remisa o timorata. Para terminar diciendo que si se les achaca ser franquistas no es cierto,

porque Franco está muerto; pero sí «respetarnos su obra colaborarnos con él y decimos que

los 40 años que él gobernó fueron los mejores de la historia de España». Tuvo también

palabras de agradecimiento a las Fuerzas Armadas y aseguró qué su mayor orgullo lo

constituía el llevar sobre su camisa azul el galón de sargento provisional. Don José María Ruiz

Gallardón, se refirió principalmente a la Unidad de España puesta en estos momentos en

peligro, y para defenderla A.P. cuenta, en palabras suyas con la razón, la historia, las Fuerzas

Armadas, que no sólo tienen que defender nuestras fronteras con otros Estados, sino que

tienen que impedir que se creen fronteras que separen a los propios españoles, y cuentan con

el rey, con la Corona, con la firme voluntad del rey» que nunca —estamos seguros^- hará

traición a lo que ha jurado, y que es el gran unidor de los pueblos de los hombres de España».

De esa España unida se descentralizará y potenciará

el hecho regional, trasladando los centros de decisión a los lugares donde surgen los

problemas, pero sin atacar nunca la sagrada unidad de España.

Al término de su disertación dejó la tribuna a don Carlos Arias Navarro, definido por su

presentador con la palabra lealtad, y que comenzó diciendo que el pueblo español aún no se

había dado cuenta de que estaba en una situación prerevolucionaria, con un confuso panorama

político. Dijo también que se legalizó lo ¡legalizable con abusiva interpretación del voto de los

españoles en el Referéndum y con torpe pretensión de atribuir la respon-

sabilidad a los altos Tribunales de Justicia. «Hoy —afirmó—-se siguen´ inaugurando obras

iniciadas y terminadas antes de la muerte del caudillo, hoy se enseñan los avances industriales

y los complejos turísticos desarrollados en los cuarenta años pasados y hoy, después de todo

esto, nos llaman triunfalistas». Refiriéndose a los diversos postulados de otros partidos políticos

aseguró que olvidan que al menospreciar una época cargada de buenas obras, "culpan de

ineficjencia y estupidez a todo un pueblo, verdadero protagonista del desarrollo industrial

económico y social, y sin embargo se atreven a anunciar como gran programa de «obras

democráticas», puentes, caminos vecinales, fuentes, acequias, y que seguro que se puede

afirmar, no serán tantas las acequias como los pantanos realizados, los puentes como las

grandes autopistas, y las fuentes corno los complejos industriales. Se refirió a los jóvenes para

lograr una España Justa y Limpia, a las mujeres que no necesitan que nadie les venga a indicar

donde están sus derechos y deberes, a los modestos ahorradores que ven con desconsuelo

como baja la bolsa, a los empresarios, a los que agotados ven llegar el futuro incierto de la

vejez, y íes recordó que a todos o muchos de esos demócratas de hoy, los españoles les han

visto jurando fidelidad al caudillo ¿no se dan cuenta de que cuanto más le quieren matar más le

mistifican?

Para finalizar, se dirigió, al cada vez más numeroso público el secretario general de Alianza

Popular, don Manuel Fraga Iribarne, de 54 años, catedrático de la Universidad Complutense de

Madrid, ex-ministro y ex-embaja-dor. Fraga, dijo que A.P. mantiene una clara actitud: de seria

advertencia sobre la situación real de España, de repulsa, en contra del intento de mani-

pulación a la opinión; de condena de la violencia física, psicológica y verbal; y de denuncia, de

la actitud de los que están pactando con los rupturis-tas, al margen de la ley y sin conocimiento

de la opinión pública. «El País —dijo— está cuesta abajo, en_econo-mía existe una enorme

inflación, y en el orden social y publico falta la seguridad y se atenta contra la Unidad

Nacional». Por estás causas Alianza Popular luchará decididamente por la Paz, la tranquilidad

del orden, la libertad y la justicia, confirmando sin vacilaciones los principios del Derecho

natural y la tradición cristiana, con un compromiso inquebrantable con España, lo único

importante, como reza su slogan y de esperanza convencida de que España saldrá adelante,

con la ayuda de todos.

Para terminar, se comprometió en nombre de toda la Candidatura a trabajar en serio por esa

paz que los españoles conocen y valoran. Dio las gracias a todos aquellos que, han colaborado

en la, campaña electoral y tras las propuestas de compromiso en estas horas decisivas dio

vivas al Rey, a Madrid, y a España.

Laura DEL TORO Fotos Pablo SEGURA

 

< Volver