Autor: Fernández Santos, Ángel. 
 Elecciones generales. Políticos en RTVE. 
 Pólvora mojada     
 
 Diario 16.    14/06/1977.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

POLÍTICOS EN RTVE

Pólvora mojada

Angel Fernández-Santos

La traca final de las actuaciones en televisión de los partidos y coaliciones se presumía animada. No lo

fue. En los nueve, discursos volvieron a repetirle no sólo las mismas tendencias formales ya apuñeadas en

los anteriores, sino también idénticas ar-gumentaciones. Ningún orador se había guardado cartuchos

inéditos. Asistimos anoche a una larga procesión de repeticiones. Novedades, hubo ciertamente algunas,

pero epi-dérmicas. Por ejemplo, Süárez, que lee muy bien y sabe mirar a la cámara con una estudiadísima

ingenuidad, volvió a, la carga con sus famosos "ri-tornellos", que prodigó en dos largas tandas.

La impresión final de su discurso fue la dé un joven aspirante a cardenal Cisneros que indica "ahí están

mis poderes", pero éstos no son cañones propios, sino ajenos: la existencia de los otros partidos y del

programa televisivo, así como la de esos once meses que los han hecho posibles y que Suárez capitaliza

para sí con habilidad. Tierno Galván; otra vez, fue mal encuadrado por las cámaras, que .la tienen tomada

con él y con su mano derecha. Para colmo, al lado de la cabeza, además de los símbolos de su partido, ya

innecesarios, acompañó al profesor una fantasmal urna añadida ´ al cuadro, de dudoso gusto televisual, Al

contrario que en el caso de Felipe González, que sigue siendo tratado televisualmente con eficacia, a la

que su rostro responde. La cámara se fue acercando lentamente a él, como si tratara de llenar una

expectación, o tal vez de crearla. Sin embargo, González nada nuevo aportó a lo que ya había ofrecido en

ocasiones .anteriores, Estuvo , por el contrario, más con-temporizado y menos polémico, limitándose a

realizar correlaciones entre los términos "PSOE", "Pueblo" y "Cambio", así como a insistir en su línea de

llamada a la tradición viviente del socialismo español. Fustigadores volvieron a estar los de FE de tea

JONS (Auténtica),-que siguen sin buscar votos, o buscandólos al revés que los demás. Y,

sorprendentemente, se mostró también fustigador, al menos de.tono, el plácido Manuel Cantarero, que

actuó con vía extraño empaque de tribuno, como si tuviera masas delante de él. Al contrario que Eladio

García Castro y los hombres de la Democracia Cristiana, muy comedidos de expresión y de concepto. En

realidad; y como era de esperar, se repitieron también. Las dos actuaciones más esperadas, por inéditos

sus protagonistas en este espacio, fueron las de Carrillo y Fraga. El primero, muy templado en oratoria

coloquial, con sentido del "crescendo", lo hizo bien y -hasta se permitió el rizo de citar una

bienaventuranza. Y Fraga, que comenzó angelical, fue calentándose poco a poco, y en algunos rasgos

volvió a relucir a su probada capacidad para armarla. Por su parte, hizo la única alusión de toda la noche

al Rey, Cansancio ostensible en políticos y en espectadores. La función ha terminado y la sangre no ,ha

llegado al río. Al me-nos anoche, la pólvora estaba mojada.

 

< Volver