Últimas intervenciones de los líderes en Televisión. Pedro Conde (FE de las JONS- Auténtica). 
 "No a la Europa de la OTAN; Gibraltar y Rota para España"     
 
 El País.    14/06/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

PEDRO CONDE (FE de las JONS-Autentica)

"No a la Europa de la OTAN; GibraItar y Rota para España"

Isidora Moya, que abrió el turno de intervenciones por parte de Falange Española de las JONS Auténtica,

se refirió en primer lugar a las presentes circunstancias «de atracón de política tras cuarenta años de

ayuno y abstinencia política» para interpretar tal momento como una sustitucion.de una demagogia por

otra. En su breve intervención le dio tiempo también para denunciar la manipulación de que ha sido

objeto la Falange Española Auténtica que ahora «asume un compromiso moral ante la sociedad

española». José María Gómez Benito, que intervino en segundo lugar, se limitó a señalar que Falange no

entiende ni admite las medidas propuestas por algunos partidos que se presentan como de izquierdas o

progresistas, que se presentan al amparo de los intereses del Mercado Común, a la vez que Falange se

pregunta por el dinero exterior que alimenta a estos partidos, para terminar afirmando que Falange , es

pueblo que buscando al pueblo encuentra su sentido. El señor Arroyo, tercer participante, expuso parte de

lo que él mismo calificó como principios ideológicos de la Falange —autogestión, nacionalización de la

banca, democracia directa y natural del pueblo sin partidos políticos— aunque previamente atacó al

capitalismo «que toca a su fin» y a la democracia burguesa que no va a solucionar los problemas de la

España actual. Tras una canción en la que se hizo referencia a la revolución falangista, cerró el turno la

intervención de Pedro Conde, quien calificó a la Falange como «la conciencia crítica de una España que

amamos, pero que sigue sin gustarnos» —citó dos veces a José Antonio— y tras exponer los problemas

de la enseñanza, campo, medicina, seguridad social, especulación del suelo, pensiones de hambre, todos

ellos sostenidos por una clase política agotada y corrompida, reivindicó Gibraltar y Rota para España, a la

vez que daba un no rotundo a la Europa de la OTAN y resaltaba la función ética de la política.

 

< Volver