Autor: Moya, Aurora. 
 35000 pintadas manchan las paredes. 
 140 kilos diarios de cal en la operación limpieza     
 
 Diario 16.    18/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

35.000 pintadas manchan las paredes

140 kilos diarios de cal en la operación limpieza

Aurora Moya

MADRID, 18 (D16).—Unos ciento cuarenta kilos de cal y pintura se consumen al día en Madrid para

borrar las pintadas callejeras, según un cálculo de la Zona II de Limpiezas, que viene a ser algo así como

el centro de operaciones en lo que a limpiar la ciudad se refiere.

Las pintadas callejeras han superado al Servicio de Limpiezas municipal. Eso es lo que afirman en las

catorce zonas de las que diariamente, o casi diariamente, un equipo de hombres sale, brocha en mano,

dispuestos a limpiar Madrid.

El Ayuntamiento afirma que las calles cuentan actualmente con unas treinta y cinco mil pintadas. Des-

pintar no es fácil. Supone una jornada larga a base de apretar a fondo.

"Los despintadores" municipales utilizan pintura del color de la pared o cal, y si se trata de mármol,

azulejo o valla metálica, un líquido de fabricación nacional, dosificado con spray y trapo. Del granito es

mejor no hablar. Picar es el único método factible. "De derechas o de izquierdas, a nosotros nos da igual

—explica un despinta-dor—. Pero, ¡qué le voy a decir! ¡Siempre se piensa uno que tiene alguien detrás!"

Amenazas dicen que las hay y que las ha habido, de todos los colores. Las opiniones coinciden en señalar

Villaverde, Ca-rabanchel y Vallecas como la vecindad más refractaria a dejarse eliminar las pintadas.

"Sobre todo —añaden ios funcionarios municipales--, antes de la muerte de Franco."

Otras zonas presentan menos problema. "Nosotros detectamos la actualidad por el trabajo que tenemos —

siguen explicando estos empleados municipales—. Cuando detuvieron a Carrillo nos echamos a temblar.

Y los resultados están a la vista. ¡Tan a la vista! ¡Como que no hay empleados para eliminar toda esa

pintura!"

En la Zona II dicen que recuerdan con pánico los 1de octubre, los eventos políticos

considerables, las detenciones y todo ti de normativas económicas.

Los barrenderos no olvidan elecciones de procuradores y cor jales. "Eso fue mucho peor que

referéndum —comentan—. De mucho trabajo."

En cuanto a los rumores de cada partido se tenga que responsabilizar de las propias pinta tampoco

las tienen todas con "Las paredes son algo así como el barómetro de la política —explican con

cierto fatalismo—. Estamos en las mismas, no habrá personal suficiente para borrar piques y las

antipropagandas..."

 

< Volver