¿Quién despinta?     
 
 Arriba.    31/10/1976.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

¿QUIEN DESPINTA?

Con motivo" del referéndum han pro-liferado las pintadas diversas en muros y cualquier

espacio pintable en todo el país. En Vitoria un comunicante envió una carta al diario

«NorteExprés» pidiendo al PSOE que reparase su fachada pintada con frases alusivas a este

partido. La respuesta no se hizo esperar: otro comunicante indicó que el PSOÉ tenía sus

cuentas congeladas desde 1936. Nuevas réplicas: «Entonces, ¿de dónde sacón el dinero para

esta propaganda?» Un lector conminaba: «Legalícense de una ver que ya es hora, pasen por

ventanilla, no se crean excepcionales y pagua la publicidad cerno todo, que eso de las cuentas

canceladas no se les ocurre ni a los proveristas,»

Como se ve, no se pierde oportunidad de dar un «lique» a otro. De paso. Un comunicante

socialista escribía en esta animada polémica: «No dude que en el momento que consigamos la

libertad dejaremos de pintar en su fa-chada.» Pero otro alarmado lector, a BU vez, escribía:

«¿Significa esto que, mientras no consideren que han conseguido la libertad que apetezcan.

piensan seguir pintando en la fachada de los demas?»

El caso no es exclusivo del PSOE. Son variados los voluntarios del spray. Y es sabido que, con

líbertad y sin libertad, en todo tiempo ha habido una preferencia por la pared. Siempre es

llamativo. Tendría que llegarse a un pacto entre todos los partidos para dejar libres las paredes.

Lo mismo que los espacios verdes. Ya lo ha propuesto un concejal: dedicar lugares específicos

para fijar la propaganda política.

 

< Volver