Es necesaria una confrontación. 
 Lavilla: Mi principal adversario es Felipe     
 
 Diario 16.    07/10/1982.  Página: 39. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

«Es necesaria una confrontación,»

Lavilla: «Mi principal adversario es Felipe»

La Coruña — Landelino La-villa, presidente de UCD, dijo anoche en La Coruña que «mi principal

adversario en estas elecciones generales es Felipe González; yo sostengo mis posiciones respecto al

PSOE y pienso que por parte de otras opciones políticas lo único que hay son intentos de sustraer espacio

político al que ha tenido y debe seguir teniendo UCD. En España, la confrontación política en estas

elecciones, como ha sucedido en elecciones anteriores y como es deseable para [a estabilidad del país que

ocurra durante muchos años, es una confrontación política entre el PSOE y UCD».

Landelino Lavilla utilizó la rueda de prensa que presidió en la capital coruñesa para decir que, en relación

con la reciente intentona golpista, «estos episodios lo único que revelan son la posibilidad de que existan

anomalías en una situación de normalidad. Y una situación de normalidad me parece el que los Servicios

de Seguridad del propio Estado, Ministerio de Defensa y Ministerio del Interior, hayan podido detectar y

desarticular un intento de esa naturaleza».

«El voto del día veintiocho debe producirse corno un voto libre, auténtico, sin motivaciones extrañas a la

manifestación de las preferencias de los electores por una u otra de las preferencias que se exponen, y

pienso que a nadie es legítimo invocar motivaciones ajenas a las va/oraciones de las ofertas presentadas;

desde luego, no lo hará UCD», añadió Lavilla.

Ofertas

Sobre la diferentes ofertas centristas, el presidente de UCD afirmó que el suyo es el único partido que se

define como centro en España. «Los otros —dice — tendrán que hacer su definición y, en su caso, marcar

las diferenciasen la medida en que quieran poner en pie una opción diferenciada de la de UCD, que es el

partido que ha encargado el centrismo en España; el que lo defiende y el que lo mantiene. Afortunada-

mente, en Galicia, el partido ha mantenido su unión y la fidelidad de la generalidad de sus militantes a la

realidad del proyecto político de centro. Para mí es una satisfacción y lo pude proclamar recientemente»

 

< Volver