Autor: Torrontegui, Javier. 
 El presidente de AP dio la alternativa a su secretario general, Verstrynge. 
 Un grupo de niños sevillanos intentó golpear a Manuel Fraga     
 
 Diario 16.    09/10/1982.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 25. 

Diario 16/9-6ctubre-82

NACIONAL

Un numeroso grupo de chavales, de hasta trece años, rodeó, interpeló y pretendió agredir al presidente de

Alianza Popular, Manuel Fraga, en la barriada obrera de las «tres mil viviendas». Luego Fraga capitalizó

en su mitin el incidente a su favor. Por la mañana, el líder derechista había vuelto a insistir en sus críticas

contra el Grupo 16. No desaprovechó tampoco Fraga la ocasión para meterse con Felipe González, del

que dijo que «no tiene ni idea de las Fuerzas Armadas». Fraga viajó a Sevilla para dar la alternativa al

secretario general de AP, Verstrynge, que se presenta en el número uno.

El presidente de AP dio la alternativa a su secretario general, Verstrynge

Un grupo de niños sevillanos intentó golpear a Manuel Fraga

Sevilla:

Javier TORRONTEGUI,

enviado especial

Manuel Fraga fue zarandeado e interrumpido en su intervención por un grupo numeroso de niños en el

barrio sevillano de las 3.000 viviendas, cuando asistía a la inauguración de una nueva sede en esta

populosa barriada obrera.

El presidente nacional de Alianza Popular y sus secretarios tuvieron algunos problemas para hacerse oír,

sobre todo, para lograr alcanzar los vehículos que les habían conducido hasta este barrio. Alguien de entre

los adultos, que no llegaron a acercarse ni a participar en los incidentes, comentó, sin embargo, que

«Fraga ha tenido dos huevos de venir aquí».

El propio presidente aliancista quitó importancia al incidente y lo reconvirtió en su favor en el mitin que,

minutos más tarde, daría en la explanada del estadio Sánchez Pizjuán de la capital sevillana.

«Al observar aquellos niños, yo decía para mis adentros si es que se parecen más a mí que a cualquiera de

la UCD o de los socialistas», manifestó Manuel Fraga, al tiempo que calificaba el incidente de «precioso»

al verse rodeado de tanta chavalería.

Alternativa

Con estos actos y la participación en otro mitin en la localidad de Dos Hermanas, así como el recorrido

por varias céntricas calles de Sevilla, Manuel Fraga dio «la alternativa» y el respaldo de su jefe al

candidado número uno para el Congeso de los Diputados, secretario general de AP y «delfín» fraguista,

Jorge Verstrynge.

A media mañana, el presidente de Alianza Popular participaba en un contacto informativo con los

periodistas de la capital sevillana y poco después emprendía un paseo por la céntrica calle de Sierpes y

giraba una visita al mercado, mientras era aplaudido en algunas ocasiones y criticado, eso sí, por lo bajo,

en otras.

Una comida con ios candidatos, afiliados y aigunos simpatizantes partía la jornada de trabajo en Sevilla

del presidente aliancista para atrás, la prevista siesta, trasladarse hasta la localidad próxima de Dos

Hermanas donde, en compañía del presidente provincial y del candidato número uno al Congreso,

dirigirse a un grupo numeroso de habitantes de la localidad.

Luego vendrían las horas más tensas, al menos para los hombres de la seguridad de Fraga, al verse en

medio de la maraña de niños que gritaba, empujaba, e incluso alguno de los mayores (que no pasaban de

los trece años) intentaba golpear al presidente de AP.

Cuatro mil personas

La explanada del estadio Sánchez Pizjuán se vio repleta de numeroso público, mas de cuatro mil

personas, pese a la fuerte y fría brisa reinante, cuando la comitiva aliancista llegó al lugar.

En la mesa presidencial, además de las primeras figuras de Alianza Popular, destacaba la presencia del

hasta hace unas pocas fechas secretario general de la UCD de Andalucía y ahora miembro del Partido

Demócrata Popular, Carlos Rosado.

Sería, precisamente, el ex centrista el encargado de abrir fuego tras las presentaciones. Carlos Rosado

hacía una llamada desde la unidad para que se participe en los comicios del 28 de octubre y manifestaba

su alegría por poder lanzar, por fin, el mismo mensaje, señalando a sus compañeros de coalición.

Rosado no perdió el tiempo y lanzó ataques a la UCD diciendo que en este partido ya se había perdido

hasta la cortesía, ya que no habían dejado, a la hora de confeccionar las listas, que las mujeres fueran por

delante de los hombres, refiriéndose al caso de la ministro de Cultura, Soledad Becerril, que se ha visto

obligada a figurar en el segundo puesto de la candidatura centrista sevillana.

Verstrynge

El «delfín» Verstrynge afilaba, también, los dardos para lanzarlos no sólo contra el descalabrado partido

en el Gobierno, sino también contra sus más firmes oponentes, los socialistas.

El secretario general de AP reafirmó su defensa de la libertad a ultranza e insistió en que la intentona

golpista de hace unos días es algo que únicamente posee un carácter minoritario y que en cualquier caso

no puede salpicar al Ejército español que «más sangre ha derramado oor la transición», dijo hablando de

los estamentos sociales españoles.

Hubo, también en sus palabras, referencias al ex presidente Adolfo Suárez, que fueron acogidas con

aplausos por los asistentes, al tiempo que el duque era abucheado por un grupo numeroso de los reunidos.

Cerró el acto un Manuel Fraga, un tanto cansado ya, que volvió a insistir en sus planteamientos de so-

luciones a los problemas políticos españoles y definió al PSOE como «un partido que tiene miedo a la

oposición y que por tanto no es digno de poder gobernar».

De todo

Fraga se definió como un hombre que había discutido con MacMilan y Cromyko, que había hablado de

cultura con Azorín y Benavente, que se había bañado en Palomares, «y que menos montar en globo y ¡o

otro», lo ha hecho todo.

El presidente aliancista continuará hoy su gira por las provincias andaluzas que aún le quedan por visitar:

Jaén y Málaga, y mañana se trasladará hasta el continente africano para intervenir en los actos que

Alianza Popular ha preparado en Melilla.

El presidente nacional de Alianza Popular, tras pensarlo detenidamente, manifestó ayer que será él quien

acuda en nombre de su partido a la reunión de la Diputación Permanente del Congreso, que tendrá lugar

el próximo lunes, para tratar de los datos que el Gobierno conoce sobre la última intentona golpista.

Contra el Grupo 16

Por la mañana. Fraga no desaprovechó la ocasión para colocar un nuevo «rejón» al Grupo 16, criticando a

este periódico.

Manuel Fraga participó nada más llegar en la mañana de ayer a la capital sevillana en una rueda de

prensa, en la que analizó los problemas políticos españoles y lanzó varias críticas contra el sevillano y

secretario general del PSOE, Felipe González.

«No tiene ni idea de las Fuerzas Armadas» y «sólo es un émulo de Adolfo Suárez» fueron frases que

Manuel Fraga dedicó secretario general de los socialistas españoles en el transcurso de la conferencia de

prensa en Sevilla.

Fraga reiteró sus postulados sobre la mayoría natural, el «verdadero cambio» que necesita España y otros

puntos ya analizados con anterioridad. En el transcurso de esta reunión, Fraga lanzó nuevas críticas hacia

Diario 16, de quien dijo que «está perdiendo la poca credibilidad que tenía».

Dentro de su campaña «a la americana», el presidente de AP visitó un nuevo mercado, paseó por las

céntricas calles, inauguró una nueva sede aliancista e intervino en dos actos políticos, uno en un pueblo y

otro en la propia capital sevillana.

Fraga recibió, además de los aplausos, algunas críticas por no haber realizado antes lo que ahora

prometía, pero, sin embargo, no llegaron a producirse incidentes.

 

< Volver