El objetivo de los golpistas era aislar Madrid y declarar el estado de guerra. 
 Los tres jefes del Ejército detenidos han sido procesados     
 
 ABC.    08/10/1982.  Página: 21,45. Páginas: 2. Párrafos: 12. 

El objetivo de los golpistas era aislar Madrid y declarar el estado de guerra

Los tres jefes del Ejército detenidos han sido procesados

El juez togado permanente número uno, coronel auditor José Muñoz Sánchez, ha dictado auto

de procesamiento y decretado la prisión incondicional, por conspiración para la rebelión, delito

penado con más de seis años de prisión, contra los tres militares detenidos el pasado sábado

en Madrid. Esta decisión ha sido adoptada a la vista de que existen indicios racionales de

conducta delictiva en los coroneles Muñoz Gutiérrez y Jesús Crespo Cuspinera, y el teniente

coronel José Crespo Cuspinera, hermano del anterior. Por el momento no parece que tos tres

militares sean trasladados de ios centros castrenses donde se hallan recluidos. Sus abogados

han manifestado que recurrirán contra la decisión del juez.

MADRID. El aparato del régimen político que pretendían instaurar en España, a partir del 27 de

octubre, los militares detenidos el pasado sábado en Madrid, responde a las iniciales M N

(Movimiento Nacional, según todos los indicios, aunque solamente se expresa con las siglas en

los folios ocupados al coronel Muñoz). ABC ha podido saber, asimismo, que el nombre de

«Operación Cervantes» no aparece en ningún momento def plan. Estados de opinión de las

Fuerzas Armadas confirmaban ayer la absoluta indignación de sus miembros por el intento de

golpe de Estado.

Fuentes de toda solvencia han informado a nuestro periódico, que el proyecto de golpe de

Estado, que debía concluir en las operaciones finales del 27 de octubre, vísperas de las

elecciones generales, se basaba fundamentalmente en el «objetivo Madrid», pese a que el plan

incluía, asimismo, aunque con menos detalle, la neutralización de todas las Capitanías

Generales, zonas aéreas y departamentos marítimos, así como a personalidades políticas e

institucionales de la vida española.

La «Operación», que había de dar comienzo ef 27 de octubre, a las siete treinta de la mañana,

se iniciaba con la neutralización de los centros de máxima decisión (Palacio de la Zarzuela y de

la Moncloa, entre otros), ocupación de la sede de la JUJEM (Junta de Jefes de Estado Mayor),

en la calle de Vitrubio, así como de la Capitanía General de Madrid y demás dependencias

militares de la región. Inmediatamente sería neutralizados todos los medios de comunicación

social de Madrid (en el proyecto se emplea el verbo «silenciar»), y la declaración del estado de

guerra, mediante un manifiesto que sería leído, a las diez de la mañana, por radio y televisión.

El proyecto, sin embargo, no cuenta con la posibilidad de operar con unidades de Ejército

completas, sino que plantea su estrategia de toma de centros de decisión, mediante comandos,

secciones e incluso pelotones recabados en distintos acuartelamientos de Madrid. En total

actuarían 60 ó 70 comandos y no se especifica si en tos mismos intervendrían paisanos. Cada

comando estaría dividido en dos grupos, el primero de ellos de ocupación de dependencias y el

segundo, de neutralización de personas. Asimismo, contempla e) plan de aislamiento y

paralización de Madrid, mediante la toma de posiciones en tres ctnturones concéntricos:

Centro, suburbios y periferia.

En fases previas se harían circular por Madrid, y especialmente por los acuartelamientos

militares, bulos y rumores sobre la situación política y se aprovecharía cualquier acción

terrorista def GRAPO o de la ETA para argumentar ia necesidad de una intervención militar.

Finalmente, por lo que a la operación en sí misma se refiere, e! proyecto escrito prevé la

posibilidad de que pueda haber oposiciones al M N que pudieran dar lugar a hechos violentos.

JORNADA DE REFLEXIÓN, DÍA D

De la información obtenida por ABC se deduce que la elección del día 27 de octubre

responde a dos razones fundamentales: en primer lugar, por tratarse de la jornada de reflexión

y estar prohibido por ley hacer campaña electoral, todos los líderes políticos se encontrarían en

Madrid y sería más fácil neutralizarlos. En segundo lugar, la dispersión de las Fuerzas de

Orden Público y Guardia Civil en millares de colegios electorales facilitaría el objetivo golpista.

El desarrollo de la operación menciona la hora «H» (siete treinta de la mañana, según todos los

indicios), y seguidamente un programa de actuaciones concretas a las H +1, H +2, etcétera.

Por lo que se refiere a Madrid, la primera fase de la operación concluiría con el nombramiento

de nuevo capitán general de la I Región Militar (Madrid), que a partir de ese momento, y aislada

la capital de España, sería responsable de la situación. Precisamente este nombramiento se

efectuaría exactamente dos horas después del inicio de la operación.

Las fuentes informantes precisan que el plan es un estudio práctico y al detalle y no un mero

ejercicio académico de estrategia militar. Los autores contaban, sobre todo, con el factor

sorpresa y la rapidez de movimientos en la ocupación de los centros neurálgicos de la capital

de España.

Las fuentes consultadas indicaron que en medios próximos a la investigación en curso se cree

que, el proyecto escrito ocupado al coronel Muñoz en su domicilio pudiera ser sólo una parte

del plan completo para el golpe de Estado. Dichas investigaciones se extienden en estos

momentos a toda España.

Por lo que se refiere a las listas de posibles civiles implicados, el plan no contiene de forma

directa ningún nombre, aunque sí una relación de treinta o cuarenta nombres de personas que

deberían ser neutralizadas. Por lo que atañe a otras listas de militares, las fuentes consultadas

por ABC, indicaron que por el momento no tienen ninguna significación, ya que se trata de

escalillas militares y no ha podido ser comprabada aún la relación de ninguno de los nombres

marcados con el intento de golpe de Estado.

Entre la documentación ocupada se han encontrado escritos de carácter propagandístico con

las siglas UME (Unión Militar Española).

VIERNES 8-10-82

El plan contenía la neutralización de la Zarzuela y de la Moncloa

 

< Volver