Autor: Palma, Luisa. 
 Primera jornada de campaña electoral del líder de AP en Madrid. 
 Multitudinaria acogida a Manuel Fraga en Móstoles y Alcorcón     
 
 ABC.    08/10/1982.  Página: 35. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ABC VIERNES 8->0-82

Elecciones 82 BBS

Primera Jornada de campaña electoral del líder de AP en Madrid

Multitudinaria acogida a Manuel Fraga en Mostóles y Alcorcón

Reportaje

La Junta Electoral, a examen

MADRID (Luisa Palma). Manuel Fraga cumplió ayer su primera lomada de campaña electoral en

Madrid, con un apretado horario de actos e intervenciones que concluyeron pasada la medianoche con la

tradicional cena-«queimada» con los periodistas, «que seguirla celebrando incluso si llegare a ser

presidente del Gobierno». Fraga se mostró ayer pictórico y lleno de buen humor y bromeó en repetidas

ocasiones, encontrando, como siempre, momento y lugar para referir alguna de sus celebradas anécdotas.

Por la tarde, empalmando prácticamente con los actos celebrados en Santa Cruz de Tenerife, Fraga visitó

Leganés para inaugurar una nueva sede de Alianza Popular, cuyas paredes todavía se encontraban

húmedas. El molesto frío, típicamente otoñal, no Impidió que más de cinco mil personas se agolparan en

el club social deportivo del parque Lisboa, en Alcorcón, en donde, hombres y mujeres y niños,

ovacionaron al líder aliancista, aclamándole repetidas veces como presidente. En el barrio obrero de

Mostoles tuvo Manuel Fraga una calurosa acogida, a pesar de que se anticipó a la hora de llegada de la

caravana que le acompañaba. Más de dos mil personas congregadas oyeron z Manuel Fraga pedir el voto

para «nosotros, que no vamos a andar con chismes ni con gaitas, sino a gobernar, que es cosa muy seria».

Fraga recordó que el primer partido que habló de modelo de sociedad fue el PSOE, «que en su XXIX

Congreso decía que fa Constitución admitía muchos modelos». «Que no nos vengan ahora —añadió—

diciendo que eso lo hemos inventado nosotros.»

Fraga tenía motivos para sentirse satisfecho, ya que allí, en un barrio como Móstoles, le aclamaban más

de dos mil quinientas personas que daban la razón a Carlos Ruiz Soto en su intervención anterior, cuando

afirmó: «Dijeron que Móstoles era un cinturón rojo. No nos lo creímos y empezamos a trabajar para de-

mostrarles que no había tantos rojos corno ellos decían..., y aquí está la muestra.» A lo largo del trayecto

Fraga comentó un tanto sorprendido de su comprobación: «¡Pero si yo me parezco más a esta gente que

Carrillo y Guerra!».

CENA Y QUEIMADA

Los últimos acontecimientos militares y la situación actual de la campaña electoral centraron los temas

abordados en la cena en la que Fraga reconoció saber muy poco respecto al golpe frustrado previsto para

el 27 de octubre, «Sólo sé (as impresiones recogidas por la llamada de Calvo-Sotelo cuando yo estaba en

Valencia, y fui yo el que dio la idea para que se reuniera la Diputación Permanente del Congreso. Este

tema, por su importancia y su oportunidad, debe ser tratado inmediatamente en las instituciones del

Estado. Esta noticia no favorece a nadie. Es una mala noticia, como ya dije. Pero hay que reducirlo a su

verdadero estado.» Afirmó el líder aliancista que los partidos que dicen haber tenido información tenían

que haberla dado, «yo, desde luego, la «hubiera dado de tenerla». Sobre este terna debe de haber «luz y

taquígrafos". Respecto a (a conformidad anunciada por Lavilla a un posible debate con Felipe González

en televisión, Fraga dijo enérgico que en estos momentos «el único debate que interesa es el de Felípe

González y yo; y todo lo demás son fiorituras. El sabrá por qué lo rechaza, lo que no hay duda es que la

opinión pública sabe perfectamente por qué».

De nuevo se abordó en la conversación la actual situación militar y Fraga puntualizó que su actuación, en

caso de haber figurado a! frente del Gobierno, hubiera sido «llevar las investigaciones hasta el final».

Afirmó que tos acuerdos con los militares nunca eran buenos: «Y además . no es un tema para acuerdos.»

Sobre el transcurso de la campaña electoral mostró su satisfacción «porque la coalición AP-PDP ha

funcionado», y anticipó que ios contactos con el líder del PDL, Antonio Garrigues, «siguen abiertos».

Calificó la actuación de sus rivales en las urnas con palabras como «lamentable y frivola», refiriéndose a

Adolfo Suárez. De Landelino Lavilla dijo que «no es una entidad seria en la política española actual».

Respecto a Felipe González reiteró que «un riombre que no acepta un reto de debate en la televisión

es que no está preparado para gobernar... ni para ser candidato». Felipe está atrasado en todo. «Se ha

metido en hacer 69 un segundo Suárez y ése es un lujo que España ahora no S9 puede permitir.» De

Carrillo dijo que «es un buen caricato, pero su época de político se ha pasado. Se ha aprovechado de la

transición». Añadió que si akjúrt día hubiese un Gobierno comunista «yo estaré, con mucho gusto, en un

campo de concentración». Se definió como liberal: «No soy tipo de derecha tradicional», pero puso de

manifiesto sus esfuerzos por convocar y reconvertir a una parte de la ultra-derecha «que pocos tendrían la

paciencia de hacer, y creo que es un buen servicio al sistema democrático». Sobre la política que seguiría

con los medios informativos, y si suprimiría a alguno en caso de encabezar el Poder ejecutivo, Fraga

repitió varias veces, punto por punto, que ése era «un terreno peligrosísimo»: «Yo procuraré —dijo— que

los fiscales tengan unas instrucciones permanentes para que toda persona que atentase claramente y de

modo sistemático contra !a Constitución o el orden establecido fuera (levada a ios Tribunales.» Fraga se

despidió «después de haber "quemado* todas las "melgas", por supuesto», porque «mañana he de salir

temprano para Sevilla», en donde proseguirá hoy su campaña electoral.

No es posible ningún tipo de pucherazo tecnológico por la vía de tos computadores, por la sencilla razón

de que esos datos no son los oficiales. Los datos oficiales son Jos que da la Junta Electoral Central, cuatro

días después de la jornada electoral, a través de las actas electorales. Los datos de las computadoras son

oficiosas y provienen de la misma fuente —las actas—, a través de los gobiernos civiles. En último

término, las cifras lógicamente son prácticamente iguales. La Junta Electoral Central vela por la limpieza

de las elecciones y es plenamente independiente de cualquier mediatiza-ciórt.

(Pógs. 42 y 43}

 

< Volver