Autor: Fernández-Rúa Plasencia, José María . 
 UCD lanza el mensaje de que sólo ellos pueden restar votos al PSOE. 
 Lavilla aceptaría un debate con Felipe González en TVE     
 
 ABC.    08/10/1982.  Página: 36. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

36 / A B C

NACIONAL / ELECCIONES 82

VIERNES 8-10-82

UCD lanza el mensaje de que sólo ellos pueden restar votos al PSOE

Lavilla aceptaría un debate con Felipe González en TVE

LUGO (Fernández-Rúa, enviado especial). Landelino Lavilla, líder de la UCD, está dispuesto a mantener

un debate ante las cámaras de televisión con Felipe González, secretario general del PSOE. Lavilla,

acompañado de su mujer, hizo esta escueta declaración a los periodistas que le acompañamos por su gira

electoral gallega, en el transcurso de la visita que realizó en la mañana de ayer a la feria de San Froilán,

en Lugo. El presidente del partido actualmente en el Gobierno contestó así a los rumores que circulan

sobre el reto lanzado por el líder socialista. «Lo que agradezco a Felipe González —matizó Lavilla— es

que corresponda a una petición que yo había formulado hace tiempo.»

En las instalaciones de esta feria —patrocinada por la Cámara de Comercio lucense— Landelino Lavilla

fue objeto de muestras de afecto por parte de expositores y del escaso público que a esa hora —una de la

tarde— se econtraba allí. Una lluvia intermitente acompañó ai líder de la UCD, que, junto con el

presidente del Parlamento autónomo gallego y «hombre fuerte» en esta provincia, Antonio Rosón, celebró

reuniones de trabajo con militantes centristas y representantes de los sectores empresariales más

significativos de Lugo.

Poco antes de la visita al recinto ferial Lavilla celebró una conferencia de Prensa, en la que subrayó la

ilusión y confianza que —según dijo— está recibiendo en los contactos que mantiene permanentemente

con militantes de su partido en Galicia. El líder centrista suele repetir sus tesis en torno a la coherencia y

fuerza que tiene en estos momentos el partido, una vez que se han ido de él, según sus palabras, aquellos

que anteponían sus intereses personales a tos de la UCD. El 29 de octubre —anunció— el partido

centrista podrá poner en marcha, si las elecciones son favorables, un proyecto de Gobierno, y si no es así

realizarán una oposición fuerte y constructiva.

No faltó en esta reunión con los informadores locales preguntas sobre los sucesos del pasado fin de

semana que se tradujeron en la detención de tres jefes militares.

«El miedo —afirmó Landelino Lavilla— como motivación del voto me parece cuando menos

irrespetable.»

MITIN EN EL GRAN TEATRO

El líder centrista participó a la hora de la siesta en otro mitin electoral, organizado por Antonio Rosón, en

el Gran Teatro de Lugo y al que asistieron varios centenares de personas. Antonio Díaz Fuentes,

presidente de la UCD lucense, presentó a Lavilla como el único que ha sido capaz de recomponer el

centro, y no perdió ocasión para señalar que la derecha clásica, a la que calificó de dominante y egoísta,

nunca será la que contenga al socialismo. «En todo caso —dijo— lo provocará. La derecha no puede

arrebatar un solo voto al PSOE —destacó el candidato a diputado por Lugo—, pero nosotros sí: el centro

puede restar votos al socialismo.»

Lavilla lanzó el mensaje ya habitual en él de templanza y moderación, al tiempo que reivindicaba el pape)

histórico de UCD, para, en otro momento, denunciar el radicalismo de la izquierda y la derecha, llegando

a hacer referencia a las heridas del «alma y hasta de la carne», con clara referencia a la guerra civil de

1936.

Posteriormente, el líder centrista se dirigió a Orense, en donde se puede decir que obtuvo el mayor éxito

de su gira por Galicia. El Palacio de Deportes de esta ciudad vibró en varias ocasiones cuando el líder

centrista criticó a los que se han ido de UCD «aspirando a recostarse en los partidos de la derecha y la

Izquierda».

Al poco de comenzar el mitin se produjo un revuelo entre los asistentes cuando dos vehículos

particulares, con altavoces, se detuvieron en la entrada del pabellón de deporte para emitir eslóganes de

Fraga y de Alianza Popular. Lavilla, sin perder los modos, anunció —y aquí fue cuando recibió una de las

mayores ovaciones— la alegría que le producía el hecho de que «gentes ajenas a la UCD se hayan venido

a incorporar con nosotros para participar de nuestro entusiasmo».

 

< Volver