Mitín inaugural del PSOE en Madrid, con aplausos para Ordoñez. 
 Guerra pidió que el Gobierno encarcele a todos los golpistas     
 
 Diario 16.    07/10/1982.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Diario 16/7-octubre-82

Mitin inaugural del PSOE en Madrid, con aplausos para Ordóñez

Guerra pidió que el Gobierno encarcele a todos los golpistas

«¡Hay que terminar con que se detenga a un ¡oven sin trabajo por fumar un porro, cuando los poderosos

tienen los barcos en Puerto Banús con las bodegas llenas de droga!»

«No vamos a hacer una democracia en voz baja, para no molestar a los que no creían en ella, ni van a

creer nunca»

auc so hagan pública?, las l/stasi ¡Que se conozcan los nombres de los civiles que estaban implicados, y si

es verdad aue había también algún bar/quero, que se diga, que sa/ga ese banquero1»

El vicesecretario general del PSOE —breve pero lapidarlo en sus expresiones-descahficó electoralmente a

la UCO —desmembrada y portado-a de los «sermones» de Lavilla —; al Centro Democrátco v SociaI -

porque «no se olvida ei fracaso de Suárez, aunque Calvo-Sotelo ¡o está haciende bueno»—; a Alianza

Popular - «con el señe-Fraga de los estados de excepción., -, y al PCE —cuyo secretario general «produce

pena incluso entre los propios comunistas».

El líder socialista terminó su intervención con un lla-rramiento de compromiso -ecíproco con los ciudada-

nos para «nosotros hacer tes cosas y olios apoyarnos», para hacer :os «cambios» necesarios después del

28 de octubre.

Valentía

Con anterioridad, el secretarlo general del Partido de Acción Democrática y número tres de la candidatura

socialista de Madrid EEEpara el Congreso, Francisco Fernández Ordóñez, rnás sosegado, aunque tamb en

vibrante en ocasiones, logró sor aplaudido en ocho ocasiones con afirmaciones tales como las de que «no

queremos una democracia en voz baja, para no molestar a los que no creían en ella ni van a creer nunca».

El ex ministro de Hacienda y de Justicia, que buscó la simpatía del público, ma-vontariamente socialista,

con el saludo «queridos amigos, queridos compañeros», explicó su presencia en la tribuna «porque

estas elecciones son las de la democracia y la libertad, y en esa lucha nunca seremos demasiados».

Ordóñez defendió el programa socialista como realista y progresista, y subrayó la determinante voluntad

política de quienes se comprometen a llevarlo a cabo.

Con su característica retórica, afirmó que «si la política no es amor al hombre es soledad», y confió, poé-

ticamente, en que si «el hoy es malo» el «mañana es nuestro».

Espabilados

El secretario general de la Federación Socialista Madrileña y candidato número cuatro en la candidatura

al Congreso en Madrid, reclamó la apertura del Estado a la sociedad que le mantiene, y «su puesta al

servicio de todos los ciudadanos».

Joaquín i equina reclamó «oí concurso de millones de hombres y mujeres para hacer de España una patria

habitable», y denunció que «junto a bolsas insufribles de parados halla miles de espabilados que se vana-

glorian de evadir impuestos».

El líder socialista madrileño cosechó grandes aplausos al criticar «un sistema médico que debería servir a

la solidaridad y que, sin embargo, se hunde en el despilfarro».

El mitin socialista comenzó con una intervención del alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galvan, quien

presentó la candidatura socialista con su proverbial tono profesional, no exento ni de distanciamiento ni

de pater-nalismo: «Estos socialistas son gentes... con inteligencias abiertas, intimidades flexibles...»

El viejo profesor, en su largo ejercicio de reflexión utilizó la palabra más de una docena de veces—,

elogió la moderación del PSOE, «que no quiere decir dejación de las ideas, sino clara conciencia de lo

que se puede hacer. Porque la moderación — sentenció— es el sentido común constituido en valor

moral».

El mitin-fiesta inaugural de la campaña socialista en Madrid comenzó sobre las ocho de la tarde con la ac-

tuación de Manuel Genera y Luis Eduardo Aute.

Los humoristas José Luis Col! y Josele, presentadores del acto, pusieron su grano do arena para animar al

publico -ato-ido por un viento gélido- y ofrecieron su propia versión de la cartelera madrileña de espec-

táculos: «Landelino multicine "Solo ante el peligro" y "Cría cuervos"»; «Fraga cine: "El hombre elefante"

y "Furia de Titanes"»; «Cine Felipe: "Deprisa, depri-sa" y "Ahora me toca a mí"»; «Cine Don Blas: "En

busca del carca perdido".

 

< Volver