Autor: Sáez, Raúl R. . 
 Eleecciones 82. Propone la urgente modernización y reforma de las FAS. 
 Para el CDS la política de Defensa debe ser un compromiso colectivo     
 
 ABC.    07/10/1982.  Página: 24. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

JUEVES 7-10-82

Propone la urgente modernización y reforma de las FAS

Para el CDS la política de Defensa debe ser «un compromiso colectivo»

MADRID (Raúl R. Sáez). Contar con unas Fuerzas Armadas modernas, que se constituyan en

un elemento de intervención inmediata y de apoyo a la política exterior; adecuar urgentemente

la justicia y la enseñanza militar al nuevo orden constitucional y la idea de que la Defensa es un

compromiso colectivo de todos los españoles que no corresponde sólo a los militares, son los

principios básicos de la política de Defensa que propone en su programa el Centro

Democrático y Social.

Este capítulo de la propuesta electoral del CDS fue presentado ayer en Madrid por Agustín

Rodríguez Sahagún y Josep Pujadas en una reunión sobre la que planeó constantemente la

postura del partido sobre los últimos acontecimientos pro golpistas. En este aspecto, los

representantes del partido que li-dera Adolfo Suárez fueron conduyentes: «Defender el orden

constitucional no supone interpretarlo. El instrumento armado del pueblo debe estar siempre a

las órdenes del Gobierno legítimo de la nación.»

Tanto Sahagún como Pujadas, ponente este último del tema de Defensa en el Congreso

constituyente del CDS, denunciaron la presencia de sectores involucionsitas dentro de la

sociedad y de las FAS, aunque apuntaron que «no se deberían generalizar comportamientos,

actitudes y hechos, que propician enfrentamientos, y que es el único objetivo de los

involucionistas». El ex ministro de Defensa mostró su preocupación por que no se haya

descubierto aún la trama civil, «que es la única que puede financiar el aventurismo golpista de

algunos sectores de las FAS».

Volviendo al tema estrictamente defensivo, surgió la postura del CDS ante la OTAN. Para

Rodríguez Sahagún se ha precipitado el proceso de integración, sin negociarse condi-

cionamientos previos para los intereses nacionales. «Concretamente —dijo—, no se puede

aceptar que no se haya negociado la devolución de Gibraltar y el ingreso en la CEE y que no

se haya denunciado que un país miembro de la Organización dé cobijo a los terroristas de

ETA.»

Otro de los aspectos tratados fue el de la modernización y dotación de las FAS. Para el CDS

hay que potenciar la industria nacional, la investigación en el sector y diversificar las compras

en el exterior para dispersar riesgos. Sobre el programa FACA, Sahagún afirmó que el nivel de

contrapartidas obtenidas en la compra de los aviones F-18 es escaso cuantitativa y

cualitativamente, y denunció la escasa participación de la Dirección General de Armamento y

Material en las negociaciones.

Ambos políticos también recalcaron la necesidad de culminar el proceso de reforma militar,

paralizado en los últimos meses de !a pasada legislatura. En ese proceso el CDS contempla,

en cuanto al empleo de la fuerza, «disponer de unas cuantas unidades militares polivalentes,

con movilidad y alejadas de los núcleos de la población, sin modificar la actual estructura de

Capitanías Generales que pueden seguir en sus funciones administrativas». Asimismo

insistieron en la profesionali-zación de los mandos, porque —como apuntó Pujadas— «la

guerra de botones» desatada en las Malvinas ha puesto en evidencia la poca operatividad de

unas fuerzas demasiado numerosas y mal dotadas que se corresponde a una situación ya

caduca».

 

< Volver