Autor: ;Semprún Guillén, A.. 
 Elecciones 82. Quince millones de pasquines se colocarán durante los primeros días. 
 La noche en que España se cubrió de carteles     
 
 ABC.    07/10/1982.  Página: 26-27. Páginas: 2. Párrafos: 17. 

26/ABC

NACIONAL / ELECCIONES 82 Reportaje

JUEVES 7-10-82

El secreto de una buena «pegada» está en la composición de la cola y la maña del que maneja el «cepillo

asentador»

Quince millones de pasquines se colocarán durante los próximos días

La noche en que España se cubrió de carteles

Fueron los candidatos quienes pegaron simbólicamente los primeros carteles de la campaña electoral.

Acapararon los fogonazos de los fotógrafos, los aplausos de sus incondicionales y la curiosidad de todos.

Luego, cuando aún la cola estaba fresca, se retiraron para dejar en manos de los militantes, simpatizantes

y «contratados» la tarea de cubrir España con quince millones de carteles. Pertrechados con cubos,

garrafas de engrudo y brochas, doscientas mil personas se encargan de llevar ta efigie de los líderes y los

eslóganes de los partidos hasta los más insólitos vericuetos de nuestras ciudades. Empapados en cola,

ateridos de frío y en pugna con el viento vieron amanecer. Fueron los auténticos protagonistas de la

noche.

La preparación de esta parte de la campaña, si no la más efectiva, acaso la más espectacular, se realiza

desde las sedes de distrito de los partidos. Allí se reparten los carteles asignados a cada barrio, se prepara

la cola y se imparten las normas a tos jefes de equipo. Aunque cada grupo tiene sus criterios, una «noche

de pegada» debe ajustarse a una técnica de la que nadie se puede zafar. La dave del éxito reside en

dominar con el «papel» el mayor número de calles, en el menor tiempo posible y con la vista puesta en

los lugares «estratégicos».

Una ciudad como Madrid puede dividirse en tres zonas a efectos de «empapelado»: las propias, las de

nadie y las conffetivas. El Pozo del Tío Raimundo, por ejemplo, es feudo clásico, del Partido Comunista.

Otras agrupaciones podrían colocar allí su propaganda, pero sería un acto testimonial. No hay que olvidar

que si un cartel no resiste el tér-

mino de vida mínimo, el esfuerzo es inútil. Las zonas consideradas propias por AP, UCD, CDS y PSOE,

tal vez por ser más céntricas y concurridas, se prestan mejor a la competencia y es donde la velocidad y la

experiencia de los equipos juegan sus bazas.

EL ARTE DE LA «PEGADA»

Velocidad y experiencia que no se adquieren en una noche. Y es que una buena «pegada» puede

considerarse un arte. La operación comienza con el descubrimiento de una hermosa pared virgen.

Entonces uno extiende la goma con el «cepillo alargador» (a menudo una simple escoba) y embadurna la

pared. Otro, el artista, coloca, a la altura conveniente, el cartel (entre un metro sesenta y dos metros), y un

tercero remata el trabajo con el Mamado «cepillo asentador». Luego, el equipo, satisfecho, se aleja en

busca de un nuevo objetivo. Si se trata de novatos, lo más probable es que a los cinco minutos exactos se

desmorone su obra. El cartel comienza a

Agenda electoral: Actos en Madrid

Los partidos políticos celebran hoy, día 7, entre otros, los siguientes actos en Madrid y provincia:

UNION DE CENTRO DEMOCRÁTICO

Landelino Lavilla viaja por Galicia.

16,30 horas: Restaurante Biarritz. Rosón se reúne con empresarios de transportes.

16,30: Ortega y Gasset, 29. Miguel Domenech. Instituto de Empresarios. Programa económico del

partido.

19: Mesa redonda con empresarios de la localidad. Coordina: Sebastián Carro.

20: Rosón se reúne con amas de casa.

PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL

Felipe González realiza campaña electoral en Miranda de Ebro y Valladolid.

15 horas: Caravana que recorrerá los pueblos de Torrelodones, Hoyo de Manzanares, Collado Villalba,

Moralzarzal, Becerril y Manzanares. Intervienen: Elena Vázquez, Juan Barranco y Javier Solana.

19: Collado Villalba. Mitin-fiesta, con la actuación de teatro Malibú, Pulgarcito, Trafalgar y La Banda.

— Alcobendas. Colegio Generalísimo. Interviene: Donato Fuejo.

— Getafe. Colegio Ortiz Echagüe. Interviene: Manuel Abejón.

19,30: Casa del Pueblo de Entrevias. Interviene: Luis Carlos Croissier.

— Torrejón de Ardoz. Casa de la Cultura. Intervienen: Joaquín Leguina y Luis Larroque.

— Móstoles. Colegio Andrés Torrejón. Interviene: Carlos Dávila.

— Chamartín. Escuela Mana Guerrero. Intervienen: Concha Sáenz. Máximo Rodríguez y Joaquín

Almunia.

— Hortaleza. Casa de la Cultura Santa Virgilia. Interviene: Carlos López Riaño.

— Fuenlabrada. Colegio Giner de los Ríos. Interviene: Enrique Barón.

PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA

Santiago Carrillo se encuentra en Santander.

12,00 horas: Ciudad de Ancianos de Las Rozas. Interviene: Emilio Ramón Rodríguez.

17,30 horas: Centro Social de Entrevias. Reunión con pensionistas. Interviene: Macario Barjas.

19,00 horas: Hotel Colón. Reunión con ingenieros para presentar el programa económico. Intervienen:

Adolfo Pastor y Nicolás Sartorius.

ALIANZA POPULAR

Manuel Fraga realiza un viaje de campaña por Leganés, Alcorcen y Móstoles. La comitiva saldrá de la

sede de Alianza Popular a las 18.30 horas.

18,00 horas: Fuenlabrada Polígono Cobo Calleja. Reunión con setecientos empresarios de la pequeña y

mediana empresa. Intervienen: Venancio Moto, Carlos Ruiz Soto y Juan Arespacochaga.

20,30 horas: Arganzuela. Casa Pepe. Ronda de Valencia, 16. Intervienen: Miguel Herrero de Miñón,

Gonzalo Robles y José Manuel González Páramo.

— Fuencarral: Casa Pedro. Calle Nuestra Señora de Valverde, 119. Intervinen: José Luis Navarro,

Carmen Llorca y Felipe Ruiz Duerto.

CENTRO DEMOCRÁTICO Y SOCIAL

Suárez recorre hoy la provincia de Avila.

20,00 horas: Móstoles. Los concejales de UCD incorporados al CDS explican en un acto coloquio las

razones de su dimisión.

JUEVES 7-10-82

NACIONAL / ELECCIONES 82

A B C / 27

Los grupos suelen ir bien preparados: los bocadillos y las botas de vino forman parte de su equipaje

despegarse por las puntas, se abomba, se arruga ayudado por la brisa y cae: Felipe, Manolo, Santiago o

Landelino por los suelos.

La velocidad es otro de los secretos. Un equipo experto puede colocar cinco carteles por minuto, pero,

como nos decía Javier Angelina, concejal del PSOE, «todo depende de la competencia. Si tengo una

pared para mí solo me lo tomo con tranquilidad. Ahora, como veamos al "enemigo" en las proximidades,

las brochas echan chispas».

La confianza de los «pegacarteles» en su habilidad a veces es excesiva. Veamos algunos datos: Para

cubrir una pared de cien metros, los del PCE alardean que pueden hacerlo en diez minutos con un equipo

de seis personas. El PSOE no tiene una medida exacta y lo cifra en el «estado de la competencia». Un

militante de AP, más modesto o menos ducho en fas tareas de propaganda, aventuraba de media hora a

veinte minutos.

LOS CARTELES, COMO RECIÉN NACIDOS

El secreto de la resistencia de un cartel reside en la composición de la cola. Las opiniones varían, pero la

más extendida es la de dos paquetes de pegamento por cada cubo de agua. Salvando las distancias, los

carteles son como los recién nacidos. Los primeros minutos de su vida son los más difíciles. Esta es una

de las razones que llevan a pegar a aftas horas de la madrugada, ya que hay poca gente por las calles y los

escasos transeúntes no suelen entretenerse en despegar los «posters». Luego, por la mañana, la cola se

habrá asentado y serán casi indestructibles. Siempre hay excepciones y en la noche del «banderazo

inicial» dos equipos que pegaban propaganda de AP y del PSOE descubrieron que detrás de ellos dos

individuos se dedicaban a despegar los pasquines. Se dio aviso a la Policía Nacional y la dotación de un

coche radio-patrulla detuvo a los «saboteadores». Como no tenían antecedentes penales y los partidos

afectados no quisieron presentar la denuncia, fueron puestos en libertad tras pasar unas horas en la

Comisaria.

El alma de un equipo es el jefe. Suele ser un militante del partido, con experiencia de otras elecciones, y

se encarga de hacer cumplir al pie de la letra las normas impartidas por la superioridad. El lleva las

indicaciones sobre el itinerario y sobre las relaciones con los grupos de la competencia.

Este año, las normas respecto a las medidas de seguridad son estrictas. Hay que evitar cualquier tipo de

enfrenlarnjento y, en caso de problemas, se debe llamar a la sede del distrito o al 091. La recluta de tos

«pegacarteles» suele hacerse entre los militantes y los simpatizantes. Et PCE y el PSOE aseguran que

todos son voluntarios y que los gastos corren de su cuenta. Alianza Popular y UCD afirman lo mismo,

aunque reconocen la posibilidad de una gratificación monetaria entre las 800 y las 1.000 pesetas por

noche.

No parece, como ocurrió en convocatorias anteriores, que los partidos refuercen sus efectivos con la

contrata de mercenarios.

RECLUTA DE AMIGOS Y FAMILIARES

«Hay mucha leyenda sobre el dinero de las "pegadas"», afirmaba un joven estudiante de Derecho que se

reconoció simpatizante de AP., «Al principio recibimos muchas llamadas de gente que quiere participar

en la campaña pensando en sacarse una "pasta". Luego, cuando se enteran de las ofertas, que a

veces no son más que rumores, pierden el interés. Nosotros recurrimos a los amigos y familiares;

normalmente gente joven.» ´

En el PSOE la recluta se hace entre los miembros de las Juntas de distrito. «En realidad tenemos que salir

todos a la calle. Antes el trabajo se recargaba sobre los jóvenes, pero este año no va a ser así.»

El PCE, a través de su gabinete de Prensa, afirmaba que durante la campaña iba a poner a «pie de obra» a

unos cien mil mili-tantes y simpatizantes de toda España. Junto a los grupos de «pegada» funcionan los

de «apoyo». Suelen ir en un vehículo y recorren las zonas elegidas con pegamento y carteles de repuesto.

La intendencia —bocadillos y bebidas— es a cuenta propia. Se cena antes de salir, pero tos veteranos se

proveen a con--ciencia para las horas bajas de la madrugada. «Con todo cerrado y este frío no hay quien

aguante cinco horas sin comer», decía un militante del PCE exhibiendo un bocadillo de tortilla y chorizo

provocativamente casero. La opinión de los expertos es que no hay dos noches iguales. Todo depende de

la suerte que se tenga y de los compañeros que toquen en el equipo. Unos trabajan como si se tratara de su

jornada laboral. Otros llevan las cosas con más calma. A las dos de la mañana, en la calle de Orense, las

circunstancias son muy distintas a las de otros barrios. Altí descubrimos a un joven solitario pegando

resignadamente los pasquines de una formación política que nos reservamos. Habían echado a suertes y el

resto del equipo bailaba animado en una discoteca. «Me han dicho que me van a venir a relevar, pero lle-

van una hora y no han vuelto.»

RESPETAR LAS NORMAS. La euforja de, principio cede a medida que pasan las horas. Cada grupo

tiene que colocar un número determinado de carteles —entre ciento cincuenta y trescientos— antes de!

amanecer. «Tratamos de respetar las normas de! Ayuntamiento y las de la buena educación. Nada de

tapar los carteles de los otros y procurar ensuciar to menos posible. De momento hay mucho espacio libre,

pero en cuanto empiece a escasear veremos lo que pasa. Todo depende de quién rompa el fuego.»

Casi todos tos partidos han planteado su estrategia de manera similar. Una primera «ofensiva», el día de

la inauguración de la campaña, y otra, fechas antes de la «jornada de reflexión». El resto del tiempo, la

propaganda mural se reducirá al anuncio de los mitines y a las tareas de conservación del volumen de

espacio conseguido en los primeros días.

Y así, a las siete de la mañana de ayer, los últimos grupos acababan su «noche». El madrileño descubrirá,

de pronto, que ya está inmerso en la campaña electoral y que desde las paredes y vallas rostros sonrientes

o tranquilizadores te reclaman sus votos. Mientras, tos «pegacarteles» luchan con la cola adherida al pelo

y tratan de olvidar el frío otoñal porque deben reintegrarse, en su mayoría, a su trabajo diario.—Joaquín

Vila y A. Semprún Guillen (fotos, Jaime Pato y Sánchez Martínez).

 

< Volver