Elecciones 82. Fiesta-mitín de los socialistas en Madrid. 
 Guerra pide que se haga pública la lista encontrada a los militares detenidos     
 
 ABC.    07/10/1982.  Página: 32. Páginas: 1. Párrafos: 51. 

JUEVES 7-10-82

Fiesta-mitin de tos socialistas en Madrid

Guerra pide que se haga pública la lista encontrada a los militares detenidos

MADRID. Alfonso Guerra, en un mitin celebrado anoche en la plaza de las Ventas, de Madrid,

pidió al Gobierno que detenga «a las 200 personas que aparecen en las listas ocupadas a los

militares detenidos» y que haga pública esas listas «para que el pueblo las conozca».

El vicesecretario del PSOE cerró con un breve pero apasionado discurso la fiesta-mitin con la

que la candidatura socialista estrenaba la campaña electoral. Guerra, que domina

consumadamente la técnica y la escena, comenzó su intervención ya en un tono bastante

encendido y, a partir de él, fue en un continuo «in crescendo», subrayado por tos abundantes

aplausos de los varios miles de personas que «llenaban a medias» los tendidos y el coso de las

Ventas.

«Oigo decir que vamos a ganar —empezó Alfonso Guerra—. No sé si vamos a no ganar, pero

sí que tenemos que ganar.» A partir de este párrafo introductorio el dirigente socialista fue

desgranando las razones por las cuales, a su juicio, es necesario que ganen los socialistas.

«Para acabar con el paro, con la injusticia, con la inmoralidad, con la corrupción y con el

golpismo...», por decir en epígrafes los conceptos que Guerra comentó en tonos vehementes.

La alusión a la supuesta tentativa involucionista adquirió perfiles muy duros en las palabras de

Guerra. «Felicitamos a un Gobierno que ha detenido a tres militares golpistas, pero le exigimos

que detenga a todos los que aparecen en las listas, que se setenga también a tos civiles

golpistas y que se haga pública la relación de nombres.»

En la última parte del breve, pero un tanto vertiginoso discurso, Guerra repartió contundentes

críticas a derecha y a izquierdas del espectro político. «No se puede votar a una UCD derruida,

a la que sólo le quedan los sermones de Landelino Lavilla; ni al CDS de Suárez; ni a la AP del

señor Fraga, que anda pidiendo la pena de muerte; ni tampoco para ese partido (el PCE) que

tiene un secretario general que entristece a todos los progresistas de este país.»

La encendida diatriba de Guerra venía a poner el contrapunto en el ambiente festivo y

festivalero en que se desenvolvía el mitin. Actuaban de presentadores los humoristas Col! y

Josele. antes y después de los oradores fueron interviniendo cantantes y conjuntos musicales

como Cereña, Aute, Pulgarcito y Triana. Y fueron presentados los integrantes de la candidatura

socialista. Todo ello con un efusivo envoltorio folclórico, «muy a la americana», en el que no

faltaron el grupo de «majorettes», los chistes, las canciones y un espectacular alarde

pirotécnico de fuegos artificiales y traca publicitaria para pedir el voto. Antes de Alfonso Guerra

intervinieron el alcalde de Madrid, Enrique Tierno; Joaquín Leguina y Fernández Ordóñez,

nuevo, como se sabe, en esta plaza. Tierno Galván se mantuvo en sus acostumbradas y

brillantes alturas un tanto metafísicas, pero su palabra profesoral no pareció resultar lejana a

los asistentes, a juzgar por los aplausos. En tono contemporizador «saludo cordialmente a

todas las fuerzas políticas democráticas que participan en la contienda electoral». Y Ordóñez,

que se había movido con visible nerviosismo de alienígena entre la grey socialista, fue pese a

todo pronóstico, benévolamente recibido por el público.

 

< Volver