Autor: Delgado, Fernando. 
 Elecciones 82. Cantantes, guardaespaldas y el aparato del partido lo hacen posible. 
 Los líderes a escena: su imagen depende mucho del mitín     
 
 ABC.    09/10/1982.  Página: 22-23. Páginas: 2. Párrafos: 26. 

Elecciones 82

ABC SÁBADO 9-10-82

FALTAN 19 DÍAS

Cantantes, guardaespaldas y el «aparato» deí partido lo hacen posible

Los líderes a escena: su imagen depende mucho del mitin

© Para atraer adeptos es mejor no coincidir con los partidos de fútbol o grandes espectáculos

MADRID. Un coordinado engranaje, dolado efe importantes medios humanos y materiales, trabaja en las

sedes de los partidos políticos para la organización de los mítines que, a miles, se van a celebrar en toda

España durante la campaña electoral. A pesar del interés puesto de manifiesto en la necesidad de utilizar

este tipo de actos, queda en entredicho su actividad a la hora de captar nuevos votos y se piensa, por tanto,

que estos «montajes» sirven para atraer a los medios de comunicación y, a través de ellos, encontrar una

difusión más amplia y beneficiosa. No obstante, de la imagen que den los líderes en el mitin depende la

reacción de los allí presentes —fundamentalmente simpatizantes— y, por ende, de quienes lean los

periódicos, escuchen la radio o vean la televisión.

Cuando Lavilla, Felipe, Fraga, Suárez o Carrillo lanzan sus mensajes en un mitin, han sido muchos los

esfuerzos de personas y grandes las cantidades de dinero desembolsado para atraer a los asistentes. Claro

que UCD ha decidido cambiar el mitin propiamente dicho por el discurso coloquio dirigido a temas

específicos de su programa de actuación como aspirante en el banco azul de las Cortes, convocando a los

grupos interesados.

La celebración de un mitin comienza varios días antes de la fecha para la que ha sido convocado. Un gran

dispositivo publicitario —carteles, cuñas de radio y anuncios en Prensa— da a conocer a los ciudadanos

la hora, la fecha y quiénes son los que intervienen. Los partidos políticos saben que pueden contar con sus

afiliados y simpatizantes, pero se trata de conseguir que al menos el indeciso acuda a escuchar los

propósitos de los aspirantes.

Los expertos ds «marketlng» del acto político organizado saben muy bien que son dos los atractivos

fundamentales para conseguir un buen lleno. Por un lado, la imagen del político o políticos que van a

acudir y, por el otro, el relax minuciosamente controlado de la fiesta, una fiesta concebida

sicológicamente para dotar de bienestar, al menos durante un par de horas, al posible votante. Este es el

sentido que tiene la organización de mítines, incluyendo en su programa la actuación de determinado

cantante o tal y cual grupo musical. Precisamente UCD ha desechado también este procedimiento,

mientras que PSOE,- AP, PCE y CDS hacen sonar la música de Triana, Miki y los Tonis, Luis Eduardo

Aute e Hilario Camacho, además de numerosos grupos roqueros y humoristas como Josele y Coll, e! de

Tip. Al PCE lo animan Lole y Manuel, Gato Pérez y Los Chichos, con otros tantos. Y a AP, Jaime

Morey, Luciana Wolf y Encarnita Polo. En Afianza Popular se cuida mucho la edad de los asistentes y, en

este sentido, cuando cantantes o grupos simpatizantes de partidos.

Algunos partidos políticos consiguen que los grupos musicales o cantantes de moda se presten a la

maquinaria del mitin gratuitamente. Sin embargo, se da la circunstancia de que en ocasiones no es así y

hay que pagar una cantidad que oscila entre las doscientas mil y el medio millón de pesetas. Para dar una

idea, con el PSOE actúan, rebajando sus tarifas, en otros, Miguel Ríos, Juan Manuel Serrat, es avanzada

se procura presentar un cantante que estuvo de moda hace varios años.

DESPLAZAMIENTOS Y LO: CALES. Dado que es muy necesario que e) líder esté presente en un mitin

si se quiere que tenga éxito, es indispensable disponer de medios de transporte rápidos y cómodos. El

abanico de posibilidades de desplazamiento se hace patente en cada una de las fuerzas políticas. Los

trayectos largos son cubiertos en líneas regulares de avión por Landelino Lavilla, Manuel Fraga y Adolfo

Suárez, en tanto que Felipe González utiliza un cómodo autocar y Santiago Carrillo ha alquilado una

avioneta, donde se aisla de compañías impertinentes.

La jornada de un líder de provincias es organizada por las agrupaciones de la zona, por tanto, todo tipo de

servicios para las visitas a mercados, parques públicos, mesas redondas, coloquios y, finalmente, mítines.

En unos casos se cuenta con la colaboración desinteresada de los afiliados al partido, pero en otros no

queda otro remedio que trabajar a base de contratos.

Los partidos políticos tienen que conseguir un local donde poder organizar sus actos. Los Gobiernos

Civiles, según la normativa, ceden regularmente los locales públicos —generalmente abiertos, como

polideportivos u otros recintos espaciosos—. Pero esto no es suficiente, y en ocasiones se alquilan cines o

teatros, cuyos precios oscilan de acuerdo con su categoría, zona en que se encuentren situados y hora.

Como dato significativo, basta ctecir que el mitin del pasado miércoles en la plaza de toros de las Ventas

le costó al PSOE cuatro millones de pesetas.

En las grandes ciudades se suelen alquilar locales de amplia capacidad, mientras en las pequeñas

poblaciones no es necesario tanto derroche, entre otras cosas, porque las «vedettes» a nivel nacional ni

siquiera se acercan por allí.

NO DEBE COINCIDIR CON EL FÚTBOL. Un mitin bien organizado no debe coincidir con las horas en

que se está jugando un partido de fútbol o cualquier otro espectáculo que atraiga la atención de los

ciudadanos. En las áreas agrícolas, los mítines se organizan cualquier día a partir de las ocho y media de

(a tarde, mientras que en las grandes ciudades los expertos organizadores saben muy bien que tas mejores

fechas son los sábados y domingos. El sábado a cualquier hora y el domingo después del mediodía, en el

supuesto de que no acuda un personaje político importante.

NO CANSAR A LOS SEGUIDORES. Hay una norma elemental: no agotar la paciencia y el nivel de

atención de los asistentes al mitin. Para ello cada partido establece un mínimo y un máximo de

intervenciones de sus representantes. Por poner dos ejemplos claros, Alianza Popular establece en este

sentido un mí-

SÁBADO 9-10-82

NACIONAL / ELECCIONES 82 Reporteros!Los mítines

A B C / 23

Además de la escolta de ios políticos se dispone de porcentajes elevados de vigilantes durante la

celebración del acto

nimo de cinco y un máximo de siete, y el PSOE, de dos a cuatro.

También suele haber discrepancias organizativas en torno al momento de la actuación de- los cantantes.

Las técnicas varían. Ei PSOE lo hace antes y después de la intervención de los políticos y AP únicamente

después. Se trata fundamentalmente de caletear el ambiente.

El tiempo de las intervenciones fluctúa según la categoría del líder. Pero en casi todos los casos no suele

superar los quince minutos. No obstante, cuando no se trata de una «estrella» el tiempo es mucho menor

—no más de diez minutos,

LOS SERVICIOS DE SEGURIDAD, Un aspecto oscuro pero importante en la organización de un mitin

es la presencia del personal de seguridad, que evite posibles altercados y destruya los propósitos de los

políticos.

En las charlas-coloquio de UCD no hay servicio de seguridad por parte de los organizadores, sino

simplemente la escolta de los líderes principales. Este no es el caso de Alianza Popular, que sitúa un

vigilante por cada doscientas personas; ni del PSOE, que traslada a sus mítines veinte vigilantes por cada

cien asistentes.

Se da la circunstancia de que Alianza Popular, además del servicio de vigilancia y la escolta de los

principales líderes, suele disponer de unas azafatas que atienden al público a la entrada y ayudan a

acomodarle en los asientos.

RECAUDAR FONDOS. El mitin sirve también para recaudar fondos. Dos son las fórmulas de moda: la

venta de artículos de regalo a la antigua usanza y los bonos del partido, como procedimiento más

moderno.

En lugares visibles se instalan unas mesas donde a precios módicos se puede adquirir desde un mechero

con el anagrama de la fuerza política hasta un delantal, pasando por los alfileres de corbata, globitos y

bolsas de caramelos. Todo para conseguir un ambiente de fiesta popular interna en la que, aunque sea por

unas horas, sólo hay un partido, una ideología; en suma, un futuro gobierno.

MODELOS DE PLANTEAMIENTO. Los primeros mítines que se celebraron en España a finales de los

setenta fueron protagonizados por la izquierda. Ya en la anterior campaña de las pasadas elecciones UCD

rechazó este procedimiento para dar a conocer su programa y captar a las grandes masas, ávidas,

entonces, de este tipo de actos. Y, con todo, fueron los vencedores.

Durante esta campaña los centristas tampoco asumen la fórmula de! mitin, sin que eíto haya contagiado al

resto de los partidos. Son minuciosas las actuaciones de PSOE, AP y PCE, que tienen programados los

movimientos de sus principales jefes y controlado el programa durante toda la campaña. No ocurre lo

mismo en el CDS, donde sobre la marcha se van sucediendo los desplazamientos.

El peso de la campaña electoral está siendo soportado por los candidatos a la presidencia de cada uno de

los grupos políticos que concurren a los comicios Pero PSOE, AP y UCD están desplazando a los mítines

también a sus miembros más conocidos, descargando los esfuerzos de Felipe, Fraga y Landelino. El PCE

y CDS acaparan la atención de los votantes sobre la imagen de Carrillo y Suárez. Bien es cierto que

socialistas, aliancistas y ucedistas cuentan con personalidades que engrasan la élite política y, por tanto,

más conocidos por la gente de a pie.

En Alianza Popular el resignado a la silla del despacho es Jorge Verstrynge y acompañan a Manuel Fraga,

o le sustituyen en los mítines, Gabriel Camuñas, Guillermo Kirkpatrik, Gabriel Elorriaga y Ruiz

Gallardón. También se mueven por provincias Osorio, Herrero de Miñón, Fernando Suárez y González

Estéfani. Muchos de eilos son la cabeza visible de los actos multitudinarios organizados desde la sede del

partido.

En UCD es Juan Manuel Reol Tejada quien tleva el peso de la organización y desplazamientos de

Landelino Lavilla, que cuenta con el apoyo de Calvo-Sotelo, restringido en sus movimientos" por su

condición de presidente de! Gobierno, y de los especialistas en materias de actuación concreta, más

conocidos por su tarea de gobierno.

A Felipe González le apoyan en la campaña de cara al público, sustituyéndole la ausencia —de la mano

de Alfonso Guerra—, Enrique Tierno Galván, el mismo Guerra, Joaquín Solana, Carmen García Bloise,

Joaquín Leguina y su coaligado Fernández Ordóñez.

La campaña de todos en provincias siempre estará apoyada por los líderes locales, menos conocidos a

nivel nacional, pero que cuentan con adeptos y atraen votos en las áreas donde se desenvuelven.

Todo está listo, por tanto, para cubrir los veinte días de campaña electoral en las organizaciones de los

respectivos grupos que participan en ella. Todo está preparado para la captación del voto y todo puede

incidir en una papeleta más, que conducirá al escaño y, quién sabe si a la presidencia.

Fernando DELGADO

Fotos; Jaime Pato y agencias

 

< Volver