Autor: Reinlein García-Miranda, Fernando. 
   Una oportunidad de oro     
 
 Diario 16.    06/10/1982.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ANÁLISIS

Fernando Reinlein

Una oportunidad de oro

Desde «Játiva» hasta e! 23-F, desde ts «Galaxia» a! «manifiesto de ¡os cien», con Suárez en ei Ejecutivo

o sin Suárez al frente del Consejo de Ministros, ios diferentes Gobiernos de UCD han ¡do colocando

parches ante un problema que ha golpeado constantemente el sistema democrático español: ia involución

militar.

En los momentos críticos ¿quién olvidará alguna vez la imagen del Rey en televisión la madrugada

de! 24 de febrero de 1 981 ? han acabado por ponerse en manos del Jefe del Estado para que salve in

extremis la situación. La reunión del lunes en La Zarzuela con los jefes de los tres Estados Mayores y la

lenidad y falta de reflejos dei Gobierno en la actual intentona golpista parecen apuntar de nuevo a otra lla-

mada de auxilio al Rey.

Si se confirman las noticias de que son más de un centenar los implicados en la «Operación Cervantes»,

descubierta por el CESID, la situación actual es la de un auténtico pulso al Estado. En efecto, la actitud de

cualquier jefe que sepa que su nombre como cómplice o autor de la conspiración está en poder del

Gobierno puede girar en torno a estas tres posibilidades: quedarse en casa a esperar que le detengan,

marcharse al extranjero... o seguir conspirando.

Los golpistas, a la hora de analizar la situación, tratan de sacar partido, como es lógico, del contratiempo

que ha supuesto para ellos la detención de tres jefes militares y el descubrimiento de sus planes.

Y acostumbrados a la lenidad del Gobierno en situaciones similares, echan simple y llanamente el «orda-

go a la grande», que se puede resumir simplemente en esta frase: «Señores gobernantes, atrévanse.»

Bueno, pues parece que es ¡a hora de que el Gobierno se atreva. El cuento de los estados de opinión de las

unidades apoyando el golpis-mo ya no se lo cree nadie, y, aunque fuera cierto —que no lo es— que un

buen número de militares respalda un golpe militar, mayor razón para aprovechar esta oportunidad para

terminar de una vez por todas con esta espada de Damocles tantas veces anunciada en los medios de

comunicación y tantas veces ignorada por el Gobierno... y a veces por la oposición.

El Gobierno de UCD tiene los días contados. Para nadie es un secreto que este Ejecutivo ha comenzado

su «canto dei cisne». Pues la cosa es bien sencilla: «Señores del Gobierno, un final digno en todos los

órdenes de la vida puede borrar todo un periodo de errores. Gobiernen ustedes, utilicen el "Boletín Ofi-

cial" y permitan que los que vengan detrás —sea el PSOE o quien sea, que eso es cosa de los ciuda-

danos— puedan conseguir que este país eche a andar sin más sobresaltos. Eso se llama patriotismo.» En

estos términos se expresaba ayer un jefe del Ejército, que recordaba que a veces los políticos olvidan el

lenguaje de autoridad, que es el que mejor entienden los militares. Si no es así, probablemente no faltarán

quienes vengan a «neutralizar» unidades y políticos y a «mentalizar» a altos mandos. Y entonces será tar-

de.

 

< Volver