Autor: Pablo Barbado, Eliseo de. 
   El algodón  :   
 Lo cultivan 60000 agricultores en 24 provincias. 
 ABC.     Páginas: 1. Párrafos: 5. 

PAGINAS AGRICOLAS

CULTIVOS - GANADERÍA - INDUSTRIAS DERIVADAS

EL ALGODON

10 CULTIVAN 60.000 AGRICULTORES EN 24 PROVINCIAS

Córdoba ocupa el primer lugar como productora.—En 1960 han sido cultivadas 250.000 hectáreas,

máxima superficíe de nuestra historia algodonera,—La producción de 1959 representó para España un

ahorro de divisas cifrado en 45 millones de dólares

Por ELÍSEO DE PABLO

RECIENTEMENTE, al ocuparnos de la evolución de la cosecha algodonera en España, esbozábamos la

historia de este importante cultivo, una de los que en más alto grado han contribuido a revalorízar nuestro

sucio desde que terminó el Movimiento Nacional. Con humilde origen an el siglo XVIl, ha pasado desde

IA escasa superficie que ocupaba hace poco más de una centuria, en la vega de Motril, a cubrir 250.000

hectáreas en las cuencas del Guadalquivir, del Guadiana, del Tajo, del Ebro y en e1 litoral mediterráneo,

más concretamente en tes regiones valenciana y murciana. Como precursores de la expansión actual,

puede citarse a un grupo de industriales que durante la primera guerra, mundial, y como consecuencia, de

las dificultades derivadas de ene conflicto para, adquirir en e1 exterior dicha fibra textil, decidieron,

cultivarla directamente. Era éste el primer intento español para incorporarse a la orientación marcada por

muchas países en e! sentído de no permanecer sometidos al monopolio algodonero de un grupo de

potencias, o a los efectos de un largo bloqueo o corte de las líneas de abastecimiento en caso de conflicto.

El de 1914-18 resultó muy aleccionador al respecto. Hasta 1923 no se hace perceptible el interés del

Estado español per esa riqueza. Pero el patrocinio estatal se manifiesta con Intermitencias, y sigue la

misma línea de inestabilidad que la política. 1939 representa, en realidad, el punto de partida hacia las

Importantes realízaciones posteriores. En ese año se reúne en Bilbao una Comisión interministerial,

Integrada por representantes de Agricultura, Industria y Comercio, que establece las bases para impulsar

el cultivo y señala, como proposito Inicial, el logro de una producción de 150.000 balas fibra de a 220

kilogramos—3.300 toneladas—, en un periodo de ocho años. Es ímperiosa la necesidad que siente el pais

de reducir e1 torrente de salidas de divisas. (¿Treinta? ¿Cuarenta millones de dólares anualmente?), para

adquirir en Estados Unidos, Egipto, India, etc., el algodon preciso hasta completar la cantidad de unas

400.000 balas que en aquella época se cifraba el consumo de nuestra industria textil.

El 18 de agostó de 1940 se promulgo la ley de Fomento de la Producción de Fibras Textiles, a la que

siguen diversos decretos y órdenes ministeriales que abren paso a la iniciativa privada como medio de

implicar a los intereses textiles en el fomento del cultivo y obtención de fibra. La situación interíor—

periodo de reconstrucción-- y la internacional --la guerra en la que, directa o indirectamente quedó

inmerso e1 mundo entero—fueron las principales causas de qwe no se alcanzase ni remotamente el

objetivo propuesto. Y así, cierra la campaña de 1948 con, una prodUccion de 30.000 balas, es decir, la

quinta parte del volumen que para entonces se esperaba alcanzar. No obstante, esas 80.000 balas

representaban casi el triple de la producción media anterior a 1939. De cualquier modo, se PUsO de

manifesto la posibilidad de cultivar con éxito el algodón en diversas regiones españolas. Nos quedaba

todavia por soportar, comO nación la prueba mas dura; el cerco económico coincidente con muy suaves y

duraderas adversidades de orden meteorológico, que se resolvieron en malas cosechas. Como

consecuencia, se vieron grandemente dificultados los planes de recupcración interior, entre los que

 

< Volver