Campaña excepcional de corderos     
 
 ABC.     Páginas: 2. Párrafos: 3. 

CAMPAÑA EXCEPCIONAL DE CORDEROS

Se llega a su final sin problemas para los criadores ni para el sector consumidor

ALLÁ por los días en que empezaba proliferación de corderos de la campaña que está finalizando, nos

permuimos señalar la conveniencia de que los organismos competentes, tanto oficiales como

representativos de los intereses ganaderos, estudiasen la posibilidad de establecer una especie de

regulación del mercado de esa clase de ganado, en forma análoga a como se hizo en la temporada 1959-

60, en evitación de que la buena "cosecha" de cría lanar que estaba a la vista se tradujera, en un momento

dado, en acumulación de oferta y descenso de los precios por debajo del nivel considerado como

remunerador para los ganaderos. Era asimismo necesario impedir cualquier especulación ilícita en

perjuicio del consumidor. Habia que mantener una línea de armonía entre unos y otros intereses, y de

éstos y de aquéllos con los del sector industrial. Y en tal sentido fueron adoptadas ¡tas providencias

necesarias.

Una masa formada por unos 5.500.000 corderos no tiene salida así como así en. unos pocos meses. Y

aunque Francia ha absorbido quisa más de 300.000, y las cámaras frigoríficas han dado entrada a

contingentes mayores que el año pasado, no parecía prudente dejar a la ventura la comercialización de los

millones restantes, comercialización siempre condicionada a los accidentes meteorológicos,

determinantes de abundancia o de escasez de pastos. Afortunadamente para el sector ganadero han sido

pocos los quebraderos de cabeza que le ha dado e1 tiempo. Si acaso una breve alarma en la primera

quincena de mayo por el acostamiento rápido de los pastos, situación que se resolvió enseguida con las

lluvias que empezaron a caer en la segunda quincena del mismo mes. En estas condiciones, la tónica de la

campaña, en cuanto a precios, ha sido la de estabilidad, con tendencia firme atesta en estos momentos —

en Extremadura se pagan a 20 pesetas el kilo en vivo—, estabilidad que ha tenido fiel reflejo en el ámbito

industrial, con lo que los consumidores no se han visto sometidos a irritantes contradanzas de las

cotizaciones en tablajería. Realmente han sido muy cordiales las relaciones entre los organismos rectores

y representativos de los ganaderos, con el sector comercial, cordialidad puesta de manifiesto en el acto de

homenaje al comisario general de Abastecimientos, con participación de las representaciones indicadas,

por el tacto desplegado en la aplicación de las directrices fijadas por la superioridad.

Ahora que acaba de quedar en libertad de precio la carne del cordero pascual, aligerados ya de tal modo

los pastaderos que en éstos queda solamente una parte mínima del alud corderil, es de esperar que Jos

industriales sigan haciendo honor a esa corriente de armonía y -buen entendimiento a que acabamos de

referirnos, y demuestren que ¡todo marchará como si las comisiones "reguladoras" u "ordenadoras" o

"informadoras" no hubiesen dejado de actuar. El gran sector consumidor, esa ingente masa innominada

que ha hecho posible la hazaña de pasaportar unos cinco millones de corderos ¡cincuenta mil toneladas de

carne en cuatro o cinco meses!, confía en que así será. También nosotros confiamos en que se nos

deparará la satisfacción de dar fe de ello...

 

< Volver