Autor: Pablo Barbado, Eliseo de. 
   Más de quinientas mil toneladas de agrios consumidas en España durante la campaña que va a terminar     
 
 ABC.    02/06/1961.  Páginas: 3. Párrafos: 12. 

NUESTRAS EXPORTACIONES DE AGRIOS

MAS DE QUINIENTAS MIL TONELADAS DE AGRIOS CONSUMIDAS EN ESPAÑA; DURANTE

LA CAMPAÑA QUE VA A TERMINAR

LAS EXPORTACIONES GIRARAN EN TORNO A 930.000, CON DÉFICIT DE UNAS 50.000 EN

RELACIÓN CON 1959-60

1961-62 pudiera significarse por una cosecha "record"

Por ELÍSEO DE PABLO

DURANTE la semana del 15 al 21 de mayo fueron exportadas 17.018 toneladas de agrios—15.313 de

naranja y 1.705 de limón—, con el siguiente destino: Alemania occidental, 7.649 toneladas; Alemania

oriental, 490; Austria, 117; Bélgica, 489; Checoslovaquia, 113; Francia, 2.643; Holanda, 1.641;

Inglaterra, 1.841; Luxemfourgo, 18; Noruega, 302; Suecia, 573, y Suiza, 1.148.

Debemos registrar cierta reactivación de los envíos a Alemania en diodo período, especialmente en lo que

se refiere al limón. No obstante, el nivel de compras de este cítrico permanece por debajo del alcanzado

en la anterior temporada.

Se pone de relieve también que las partidas de naranjas destinadas a Francia se han reducido mucho,

habiendo influido en este retroceso la llegada al mercado francés de otras frutas de producción nacional e

importadas, entre las que figuran en mayor proporción la cereza y la fresa.

Hasta el mencionado día 31, el total de las exportaciones ascendía a 911.495 toneladas, frente a 944.331

el 22 de mayo de 1960. Déficit actual, 32.836 toneladas.

La campaña de exportación de frutos cítricos de 1959-60 se cerró con un total de cerca de 980.000

toneladas. Recientemente indicábamos en estas columnas que la de 1960-61 terminaría con unas 900.000,

pero es probable que se pueda alcanzar la cifra de 930.000. Decíamos el 8 de octubre del año pasado que

la actual cosecha de agrios estaría representada por 1.470.000. Y como quiera que los datos finales no

alteran fundamentalmente ese cálculo formulado hace siete meses, resulta que el mercado interior y la

industria de derivados—también hemos dejado constancia de que esta industria ha trabajado al mínimo

por carencia de fruto de destrío o desecho—han consumido más de 500.000 toneladas, lo que viene a

corroborar el punto de vista que venimos sosteniendo en el sentido de que el consumo nacional crece de

manera considerable.

"La cosecha de 1961-62 puede llegar a ser "record", (puntualizábamos recientemente, a juzgar por la

floración y la fructificación del arbolado. Días más tarde, el ministro de Comercio pronosticaba un

aumento de 300.000 a 400.000 toneladas sobre la cosecha que ahora finaliza. Si la climatología fuese en

la próxima campaña de características análogas a las de 1960-61, el volumen de producción ae situaría

sobre a.800.000 toneladas. Tendríamos entonces, en efecto, la mayor cosecha de nuestra historia citrícola.

También en el ámbito internacional existe la impresión de qut el consumo de frutos cítricos se extiende

con mayor celeridad de lo que se habla previsto. Así lo ha expresado en una reunión celebrada en Boma

por el Grupo de Agrios, de la F.A.O., el doctor Norman Wright, quien ha añadido: "El problema que

preocupa a muchos de nosotros es el del panorama de la producción y de los precios a largo plazo. Se

debe esperar que, con unas condiciones meteorológicas normales, la producción Continuará creciendo

rápidamente durante los próximos años." Mr. Wright subrayó la necesidad de que el Grupo de Agrios

efectúe una labor constructiva en el sentido de fomentar el consumo.

Por lo que concierne a España ya tenemos indicado quilas perspectivas son de dilatación del área de

cultivo.

ESPAÑA EN EL C.L.A.M.

En la reunión celebrada recientemente en Niza por el C.L.A.M., se estudió el proyecto español de nuevos

Estatutos de la Organización, que fue aprobado con ligeras modificaciones. Para la presidencia, del

C.L.A.M. quedó designado el principe Giardinelli, de la Delegación italiana, quedando reelegido como

secretario general el representante español, señor González Melo. El también español señor Ribes Pía,

ocupará una de las cuatro vicepresidencias de la Comisión Económica.

Entre las Delegaciones hubo un cambio de información acerca de las sucperíicies de cultivo y cosechas

previsibles en los próximos siete años, y fue examinada la cuestión de los envíos de frutos a granel. Al

respecto se comprobó el aumento persistente de las partidas exportadas por ese sistema (excepto por lo

que se refiere a África del Norte), seguramente impuesto por las nuevas cadenas de distribución y

supermercados. Por lo que se refiere a la escala de calibres del fruto se acordó que, en (principio, se

mantengan los mínimos fijados en la reunión de Valencia, o sea de 53 para la naranja y de 45 para la

mandarina, hasta que, previo estudio del asunto por los países productores, se adopte tina solución

definitiva.

Después de los debates a que dieron lugar los puntos de vista español e israelí en lo que concierne a

propaganda, se acordó que ésta cese por el momento en su carácter genérico, sin perjuicio de que subsista

la específica, derecho que se reservó España, así como el de concertar nuevos acuerdos bilaterales o

triangulares, y el de volver al sistema de propaganda genérica en un futuro próximo, si así se estimara

oportuno. El acuerdo en cuestión tiene por objeto garantizar la lealtad de las campañas publicitarias y

evitar que éstas resulten tendenciosas.

Importantes han sido también las decisiones adoptadas por la Comisión de Industria, de la que han sido

elegidos presidente y secretarlo los españoles López Bru y Royo Iranzo. Se puso de manifiesto la

tendencia favorable a un aumento del consumo de zumos naturales puros. El Reino Unido se propone

solicitar que los fabricantes de bebidas a base de zumos indiquen en los envases el porcentaje de agua o la

cantidad de zumo que contiene cada clase de babida. Por su parte, Alemania estudia la adopción de

medidas para proteger a los consumidores de aquéllas.

LOS PRECIOS Y EL ABASTECIMIENTO DE FRUTAS Y PRODUCTOS HORTÍCOLAS

Como indicábamos recientemente, el tiempo anormalmente bueno que ha imperado desde el mes de

febrero favoreció la evolución de los cultivos hortícolas en general, de manera que la afluencia de

productos de temporada a Jos mercados españoles ha sido y algue siendo excepcional por lo abundante.

Esto ha originado un descenso de precios muy acusado, incluso en las provincias del norte, provincias que

mencionamos de manera especial por ser las más distantes de la región productora de esta primera

cosecha: la sureste. Se hace notar, no obstante, que entre las cotizaciones en huerta de Almería, por

ejemplo, y las que rigen en la zona catábrica, se aprecia una diferencia excesiva, imputable a la falta de un

sistema de ordenación y transporte que concada a dichos productos las exenciones que disfrutan otras

mercancías, aun no siendo éstas de primera necesidad. Existen proyectos en e1 sentido de facilitar, a un

menor coste, los envíos de las mencionadas producciones, pero es lo cierto que hasta ahora, no han

podido pasar a vías de realización. En bien de la economía productora, y al misino tiempo del sector

consumidor, conviene que esos planes sean puestos en marcha.

En esa tónica de baja de precios son una excepción algunas zonas de marcada significación turística,

como la de Tarragona, donde las cotizaciones son altas, inexplicablemente según opiniones autorizadas, si

bien hay que atribuirlo a la gran afluencia de turistas. De cualquier modo, esta explicación no se

considera, como plenamente satisfactoria.

Por lo que se refiere a los mercados insulares, se indica que, tanto los de Palma de Mallorca cotno los de

Tenerife, se hallan, asimismo, bien abastecidos. Los precios son estables o con orientación a la baja.

Únicamente Las Palmas de Oran Canaria señala la penosa situacion creada por la sequía, que de

continuar, derivaría en un difícil verano. El aumento de población, ocasionado, no sólo por el turismo que

inunda aquellas maravillosas islas, sino también por el gran número de familiarea de trabajadores

petroleros

 

< Volver