Autor: Pablo Barbado, Eliseo de. 
   Comienza la exportación de agrios  :   
 Los pomelos han abierto la campaña. 
 ABC.    11/10/1963.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

PAGINAS AGRICOLAS

CULTIVOS - GANADERÍA - INDUSTRIAS DERIVADAS

COMIENZA LA EXPORTACIÓN DE AGRIOS

LOS POMELOS HAN ABIERTO LA CAMPAÑA

DESDE el primero de octubre está autorizada la exportación de pomelos. Ha comenzado, pues, la

campaña 1963-64 con la salida de pequeñas partidas de aquella fruta cítrica que, con la naranja satsuma,

abre en octubre los ciclos de maduración de las múltiples variedades de agrios.

La exportación de naranjas no empezará, probablemente hasta finales de este mes o primeros de

noviembre. Entre tanto, en los mercados europeos se liquidan los últimos envíos sudafricanos y de varios

países del hemisferio occidental.

Se acentúa la impresión de que, como consecuencía de la buena cosecha mostrada en el área del

Mediterráneo, la nueva temporada de comercialización en Europa va a caracterizarse por un

endurecimiento de la competencia entre los países productores, algunos de los cuales se ampararán—

como se ampararon en la temporada anterior—en su condición de miembros del Mercado Común, o

asociados a esta organización, de la que España continúa ausente.

Según la revista francesa "Pomona", el aumento posible de exportaciones de naranjas, clementinas y

mandarinas, con relación a 1962-63, será de unas 600.000 toneladas, con lo que se llegaría a 2.600.000

frente a 2.040.000 en la campaña anterior. El desglose de esas dos cifras totales lo presenta así:

1962-63 1963-34 Países. Tn. Tn.

Argelia........... 286.000 295.000

Marruecos......., 354.000 400.000

Túnez ........... 30.000 38.000

Israel.............. 399.000 410.000

Italia......., ...... 169.000 185.000

España........... 662.000 1.130.000

Otros países mediterráneos ............ 140.000 150.000

Totales .., ... ... 2.040.000 2.608.000

Por su parte, "Marches Europeens des Fruits et Legumes" coincide casi en líneas generales con las

apreciaciones de "Pomona".

Como novedad más destacable en lo que concierne a política comercial de los agrios, registramos que la

Asociación Marroquí de Cultivadores de cítricos ha presentado a su Gobierno un proyecto sobre

transporte de esas frutas a Europa, vía Tánger, por ferrocarril, a través de España. Esta innovación

permitiría, según ha dicho un portavoz de aquella Asociación, la entrega de naranjas marroquíes a los

consumidores franceses sesenta y dos horas después de haber sido recogido el fruto en huerto, mientras

que por vía marítima se tarda normalmente de diez a doce días en cumplir el mismo cielo. Según el

mencionado proyecto, la ruta ferroviaria se utilizaría con carácter experimental durante la nueva campaña,

por medio de pequeños envíos, hasta llegar al pleno desarrollo del plan en 1964-65.

Quizá haya influido en esa proyectada modificación del sistema de transporte el hecho de que el Comité

de Coordinación, de Transportes de Frutas y Hortalizas marroquí, ha elevado las tarifas de flete en un 8

por 100 para los puertos franceses, y entre el 7 y el 13 por 100 para los de Amberes y Hamburgo, según

se trate de cargamentos ventilados o refrigerados. Por el contrario, los derechos portuarios y otras tasas,

de Tánger, serán reducidas un 60 por 100. Está prevista, además, la mejora del equipo del mismo puerto

para incrementar al máximo la salida de agrios desde el área de cultivo de Rhard Valley.

Por lo que se refiere a España, nos parece que el cálculo de exportacípnes probables, reflejado en el

cuadro anterior, es en cierto modo correcto en el caso de que pueda lograrse la cosecha que tenemos

prevista—1.600.000 -1.700.000 toneladas—. con cuya cifra concuerda la estimación se-mioficíal de

1.667.000 toneladas divulgada recientemente. Por cierto que se pone de relieve que nuestras variedades

tempranas o dé primera temporada, con excepción de la satsuma, darán una producción sensiblemente

inferior a las de la campaña anterior, mientras que la correspondiente e, las de segunda temporada será

bastante mayor, sobre todo en la variedad sanguina.

E. de PABLO

 

< Volver