Autor: AGRESTE. 
   La cosecha de agrios intacta  :   
 E incluso favorecida por el frio y las lluvias. 
 ABC.    20/12/1963.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

PAGINAS AGRÍCOLAS

CULTIVOS - GANADERÍA - INDUSTRIAS DERIVADAS

LA COSECHA DE AGRIOS, INTACTA

E INCLUSO FAVORECIDA POR EL FRIÓ Y LAS LLUVIAS

UNA NOCHE TEMIBLE: LA DEL 15

Llevamos sobre nuestros hombros el peso abrumador de los efectos de las helabas de finales de diciembre

del año pasado en las plantaciones de agrios. A ese peso se suma el temor de que otra vez Siberia nos

envíe sus vientos gélidos y recorta y oscurezca las dilatadas perspectivas de nuestra producción de agrios,

perspectivas que son algo así como la materialización de un bello sueño, porque a un sueño equivalía

pensar durante el invierno anterior que pudiera lograrse en 1963-64 quizá la mayor cosecha del siglo.

Los cultivadores defendieron amorosamente los árboles, cercenando las ramas heridas de muerte,

fortaleciendo la corriente vital de aquéllos con fertilizaciones masivas y prodigando toda clase de trabajos

culturales, que al amparo de condiciones meteorológicas favorables dieron por resultado en la fase inicial

de la primavera una asombrosa mutación de las plantaciones, que muy pronto con su portentosa floración

hicieron brotar la esperanza. Y llegamos al ciclo de maduración, que sigue su curso en inmejorables

condiciones de tamaño y color del fruto.

Comienza la exportación con bríos renovados. Urge colocar mercancía en los mercados del csntro y del

norte de Europa, buenos y tradicionales clientes de nuestros cítricos, como acaban de confirmarlo con

unas compras prenavideñas de mayor volumen que las que realizaron en campañas anteriores. Los envíos

ganan en celeridad. Se desvía considerablemente el transporte por mar hacia las rutas terrestres:

ferrocarril y carretera. Vagones de ejes intercambiables, que permiten el transporte directo desde frontera

a destino, aunque éste sea el Reino Unido y haya que salvar el Canal de la Mancha. Caravanas de grandes

camiones avanzan por el interior del continente. Y flanqueando por el Noroeste a esas riadas de agrios,

los barcos fruteros navegan hacia los puertos nórdicos. Sigue perfeccionándose la organización comercial,

que ha permitido en esta primera etapa superar las cifras de exportación de los últimos años. El 14 de este

mes habían sido despachadas por vía terrestre y marítima 285.427 toneladas frente a 214.835 en igual

fecha de 1962-63, y 258.451 en el mismo período de 1961-62. Sobrevienen las nevadas en la región,

catalana. El tráfico por carretera y ferrocarril no se interrumpe, pero pierde en celeridad, que ha ido

recuperándose en los días siguientes. Esto sucede cuando, como en todas las campañas, la proximidad de

las fiestas navideñas impone cierta calma en 1a recogida, embalaje y salidas. El aire siberiano penetra en

la Península, se enseñorea de las mesetas y desciende por el Bajo Maestrazgo hacia Castellón, puerta de

acceso al vergel levantino. Es temible la noche del 15 al 16. La columna mercurial ronda la línea roja de

peligro de helada. Un grado bajo cero en algunos parajes castellonenses, pero el temible descenso térmico

es fugaz. Además la savia ya en circulación, las lluvias de jornadas anteriores y la humedad ambiental

forman una eficaz pantalla de protección. El Mediterráneo rechaza 1a ola de frío hacia el interior. El

peligro ha pasado. ¿Será el último sobresalto?

La cosecha de agrios sigue intacta, incluso favorecida en orden a maduración por el descenso térmico y

por el riego de las nubes, que hacen ya innecesarios los de pie que venían aplicándose en grandes zonas

para cotrarrestar los efectos de la sequía.

AGRESTE

 

< Volver