Autor: AGRESTE. 
   Horizontes oleícolas más despejados     
 
 ABC.    22/11/1963.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

HORIZONTES OLEICOLAS MAS DESPEJADOS

LA CIFRA DE EXPORTACIÓN SUPERA YA A LA QUE SE HABÍA PREVISTO PARA 1963

LOS PRECIOS DE APOYO PARA EL ACEITE Y SU REPERCUSIÓN EN EL DE LA ACEITUNA

La orden de la Presidencia del Gobierno por la que se regula la campaña oleícola 1963-64, casi ha

coincidido con el comienzo de la recogida de aceituna en algunas zonas meridionales. Las primeras

impresiones que provienen de las principales regiones productoras reflejan una acogida favorable por lo

que se refiere a los precios de apoyo para el aceite de oliva virgen que sea ofrecido libremente en venta a

la Comisaria General de Abastecimientos hasta el 31 de mayo de 1964. Dichos precios son, como se sabe,

de 27 pesetas kilo para el de un grado de acidez; 26,50 para el de 1 a 15 grados; 25 para el que oscile

entre 1,5 y 2,5 grados, y 24,50 para el de 2,5 a 3 grados.

Queda, pues, abierta una amplia via a la campaña que acaba de abrirse, pero a los lados de aquella siguen

presionando las existencias de la cosecha anterior, que ocupan envases más necesarios para la nueva

zafra, que reclama el máximo de capacidad de almacenamiento.

Como en el caso de la uva de la última vendimia, estaba planteada con carácter de máxima urgencia la

cuestión de las cotizaciones de la aceituna en un ambiente de paralización del mercado oleícola, y frente a

una de las dos mayores cosechas del siglo que ha continuado beneficiándose de una climatología

plenamente favorable: abundantes lluvias y temperaturas suaves, cuya Influencia se aprecia ya en los

territorios donde los olivos acusaban los efectos de la sequía. y asi, Extremadura presencia una mutación

del fruto, antes rugoso y ahora "otoñado, turgente".

Los nuevos precios de apoyo para los aceites parecen garantizar que el de la aceituna con rendimiento del

20 por 100 podría tener como base el de 5 pesetas kilo, pero hay que esperar a que las juntas locales

correspondientes fijen su posición al respecto.

El caso e» que los horizontes aparecen más despejados, aunque todavía queda por conocer las normas

sobre liberalización de las exportaciones, que probablemente se harán públicas en un plazo muy breve. En

este segundo aspecto ordenancista de la nueva campaña oleícola se sigue pendiente en el interior y en el

exterior Consecuencia de ello es que en las ultimas semanas se ha producido una contracción de salidas al

ámbito Internacional, salidas que habian ganado ritmo hasta el punto de considerarse ya vendidas unas

60.000 toneladas frente a 40.000 en qUe durante los momentos más agudos de la crisis comercial interior

y exterior se calcularon las posibilidades de exportación en 1963.

AGRESTE

 

< Volver