Autor: Pablo Barbado, Eliseo de. 
   Mientras espigan las cebadas y florecen las leguminosas en el mediodía     
 
 ABC.    24/04/1964.  Páginas: 2. Párrafos: 5. 

PAGINAS AGRICOLAS

CULTIVOS • GANADERÍA - INDUSTRIAS DERIVADAS

MIENTRAS ESPIGAN LAS CEBADAS Y FLORECEN LAS LEGUMINOSAS EN EL MEDIODÍA...

Qne haya nevado en Segovia—con temperatura de doce grados sobre cero—, y en Avila y por supuesto,

también en todo el sistema central; y que la temperatura haya registrado la semana pasada un impártante

descenso con carácter general, no representa nada que pueda considerarse negativo para, la campaña

cerealista. Por el contrario, nos parece que ese período de lluvias intensas en el Norte, y moderadas o

escasas en el resto de nuestro territorio después de los espléndidos días primaverales que le precedieron,

representa para el campo la consolidación del estado favorable que reflejábamos el viernes pasado.

Debemos tener en cuenta que, si bien es cierto que al producirse el empeoramiento del tiempo quedaban

aún zonas muy depresionarias afectadas par encharcamtentos o con exceso de humedad, en las que apenas

podían efectuarse los trabajos correspondientes a siembras de regadío, regiones enteras, especialmente las

meridionales, estaban necesitadas de precipitaciones líquidas, aunque fuesen de poca entidad, vara que se

bañasen las plantas, se esponjase la corteza, terrestre y favorecieran el acceso de la humedad del

subsuelo—que, por lo general, es grande—al exterior, estableciéndose así la necesaria capilaridad entre la

humedad ambiental y la subterránea. Y esto se ha logrado. ¿Que ha sido a costa de un enfriamiento

momentáneo de la atmósfera? Si, pero contrarrestado por el agua que ha absorbido ai terreno. Y como el

descenso térmico más acentuado se ha producido precisamente en la cuenca del Duero y en el ´escalón

medio de la del foro, que son las de ciclos más tardíos, no hay nada que lamentar.

Por otra parte, no se han registrado heladas propiamente dichas en las mesetas, mientras que en el resto

del relieve peninsular la climatología no ha dejado de ser estimuladoramente refrescante para lo

vegetación.

No; no vemos nada negativo en las recientes condiciones climatológicas. Sin embargo, nos acercamos al

´momento de máximo peligro: el de transición de abril a mayo; pero, a juzgar por los pronósticos que han

sido divulgados sobre la posible evolución meteorológica hasta entrar en el mes de las flores, imperará la

inestabilidad con esporádicos riegos de las nubes, que en esta época son siempre bien venidos.

A partir de ahora, cada semana es un paso decisivo en la formación de la cosecha real. Un paso de gigante

en sentido de avance o de retroceso, pues están espigando las cebadas y floreciendo las leguminosas en tí

Mediodía.

E. de PABLO

 

< Volver