Desde el otero.... 
 Otra vez el esparto     
 
 ABC.    26/06/1964.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

OTRA VEZ EL ESPARTO

En ABC del día 19 de este mes, su corresponsal en Almería daba cuenta de los estragos producidos por la

sequía en las cosechas de cereales, frutales, viñedos y pastos de la comarca de Tabernas. "Si a este

panorama—decía—se añade que los montes espartizales—principal fuente de ingresos no hace mucho—

de seis años a esta parte no rinden el menor beneficio por la carencia de mano de obra y la ausencia de

demanda de esa fibra dura..."

Desde 1960, el tema del esparto, desde su recogida hasta su comercialización, ha sido objeto de

comentarios en estas columnas. En ellos se puso de manifiesto en diversas ocasiones la difícil situación

creada en el sureste de la Península a miles de propietarios de recursos económicos limitados y &

entidades públicas, como Ayuntamientos, Patrimonio Forestal, etcétera, por las condiciones

verdaderamente anómalas en que se desenvolvía el mercado interior de aquel producto.

Y en l961 se llegó a un acuerdo entre representantes ministeriales y sindicales, en el sentido de que no se

autorizarían nuevas importaciones de esparto mientras hubiese disponibilidades nacionales.

Hace pocos días, la Junta del Grupo de Mentes Espartizales se reunió en el Sindicato Nacional de la

Madera y Corcho para examinar las causas de la persistente crisis y "expresar la más enérgica oposición a

las cuantiosas importaciones de esparto solicitadas recientemente".

Per lo que se ve, las cosas no han cambiado, a pesar de la solemne resolución adoptada hace tres años.

Algo hay que hacer para que tan importante riqueza forestal, que se estiende sobre 600.000 hectáreas de

comarcas auténticamente subdesarrolladas, recobre su antigua importancia económico-social. Por lo

pronto, parece que se trata de comercializar la producción espartera en régimen cooperativo, para lo cual

se instalaría en lugar adecuado una planta industrial, ccn objeto de elaborar en ella la propia cosecha.

 

< Volver