Desde el otero.... 
 El aprovechamiento de los vástagos de la vid     
 
 ABC.    28/02/1964.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EL APROVECHAMIENTO DE LOS VASTAGOS DE LA VID

Mucho se ha hablado y escrito acerca del aprovechamiento de los vastagos de la vid, cerno pienso para el

ganado, y sobre todo para el lanar. También se ha tratado de aprovecharlos industrialmtnte para obtener

celulosa, almidón, aceite, etc., pero ni en este ni en aquel sentido se ha dado en firme un paso hacia

adelante, que nosotros sepamos.

´´Ahora comienza la poda—acaban de decirnos desde la Mancha—, y etra vez se presenta el problema de

dar salida a los sarmientos que, desde hace algunas años no tienen aplicación y quedan apilados, o son

destruidos por el fuego en las mismas viñas."

Es el "tributo" que se paga al progreso. Antes, su principal aplicación era la de servir como combustible

en. la lumbre de hogar y en les hornos de panadería. En las cocinas de las casas de campo se consumían

cantidades enormes porque casi todos los operarios eventuales permanecían semanas enteras en los

lugares de trabajo. Ahora, lo nonmal es qus esos trabajadores regresen diariamente a sus pueblos de ori-

gen utilizando "motos" o bicicletas. Por otra parte, los aparatos electrodomésticos, el gas y el petróleo,

siguen reemplazando con creciente preferencia a los combustibles vegetales.

Parece que el aprovechamiento de los residuos de la vid, como -alimento animal, tropieza con el

inconveniente de que tienen que ser cortados en verde, es decir, cuando .todavía tienen, hojas las cepas.

Esto, en opinión de tas Tinadores, las perjudica. Además, como los majuelos son generalmente tratados

con productos aisenicales y sulfates para combatir las enfermedades criptogámicas, los sarmientos

requieren un lavado previo para evitar posibles trastornos orgánicos al ganado que los aproveche, "labor

que resulta costosa y vaco práctica". También hay muchos propietarios de viñedos que se oponen al

pastoreo una vez terminada la vendimia, porque entienden que los animales maltratan la totalidad de las

ramas y los pulgares de éstas.

En fin; que también este año se perderán miles de toneladas de sarmientos porque lo que se paga por

ellos, si hay quien los compre para utilizarlos como combustible, no cubre los gastos de transporte.

¿No merecería la pena plantear en serio la posibilidad de aprovecharlos industrialmente para, obtener

subproductos? ¿O realizar nuevos estudios sobre ensilado y conservación para alimento del ganado, tra-

tando de superar los inconvenientes que hasta ahora se hayan presentado?

 

< Volver