Desde el otero.... 
 La lucha contra el garrapatillo     
 
 ABC.    29/05/1964.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

LA LUCHA CONTRA «GARRAPATILLO»

En tierras palentinas, concretamente en los partidos judiciales de Saldaña, Carrión de los Condes,

Astudillo, Falencia y Frechilla, se halla en desarrollo la lucha contra el "garrapatillo" o "parpaja"—Aelia

Rostrata—, plaga que ha vuelto a manifestarse en proporciones alarmantes. Ya en otras ocasiones nos

hemos referido a ese gran enemigo del trigo, que ahora parece aliado con su pariente próximo, el

"Sampedrito", por si la sequía no era suficiente motivo de preocupación y agobio para los labradores

palentinos.

Habíamos anunciado que el Ministerio de Agricultura estaba dispuesto a ajustarles las cuentas en «sta

primavera a tan perniciosos insectos, y que al´efecto se habían realizado los estudios biológicos

pertinentes. Estos han sido seguidos de un formal planteamiento de la campaña de extincicn, ya en

marcha, con toda clase de asistencias de aquél Departamento, prestadas con carácter gratuito, tanto en lo

referente a productos químicos como a medios de enspleo de los mismos, ya sea portátiles, ya aéreos.

Porque, en efecto, con objeto de reforzar la acción terrestre, en la que colaboran las Hermandades de

Labradores, actúa una avioneta para ej espolvoreo masivo de los insecticidas sobre los campos afectados

y parajes limítrofes a los mismos, en este último caso en función preventiva.

Técnicos especializados en la lucha contra las plagas del campo visitaron previamente las zonas en las

que se iba a operar, y vigilan y dirigen la campaña, que se ve dificultada por la sequía, como declaró

recientemente en Patencia el director general de Agricultura, quien añadió: "Valoramos no sólo el aspecto

psicológico del prctlema, sino también sas repercusiones cccnómicas en el sector agrario."

Perfectamente. Vamos a ver si al "garrapatillo" y a su próximo pariente les ha negado su hora final, para

que, al menos por ese lado, la asendereada agricultura palentina quede libre de nuevos sobresaltos.

 

< Volver