Compañía valenciana de cementos Portland S.A.     
 
 ABC.     Páginas: 1. Párrafos: 13. 

COMPAÑIA VALENCIANA DE CEMENTOS PORTLAND S.A.

Nuestra industria pasó por las vicisitudes que con carácter general sufrieron todos los sectores

económicos de la Nación, a través de los últimos tiempos de la república y de los daños y destrozos que

se ocasionaron durante la época roja.

Como consecuencia de ello, al terminar la guerra de Liberación, la situación de nuestra industria era

francamente desastrosa; las fábricas, totalmente desprovistas de carbón, carecían de material refractario,

de acero, hierro, encontrándose la maquinaria en mal estado, situación ésta agravada por las dificultades

para obtener piezas de recambios.

Ante circunstancias tan adversas, hubo de desarrollarse un extraordinario esfuerzo para que las

instalaciones pudieran alcanzar su normal producción de entonces, o sea, 130.000 Tm. la fábrica de Buñol

y 45.000 Tm. la de San Vicente de Raspeig; las dificultades fueron poco a poco superándose, a pesar de

que, debido al aislamiento en que se encontraba nuestro país, al necesario régimen de intervención

económica y al estado en que se encontraban todos los demás sectores económicos que habían sufrido los

rigores de la guerra, persistieran las dificultades de abastecimiento de combustible, la de las

importaciones de maquinaria y de piezas de recambio, hasta que, iniciado el período de estabilización y

más tarde el actual de expansión y desarrollo, se hayan encontrado mayores facilidades para adquirir la

maquinaria adecuada a los últimos planes de ambpliación de ambas fábricas; de cómo se han cumplido

los objetivos del desarrollo es fiel exponente que haya pagado esta industria desde una capacidad de

producción de 175.000 Tm., en ámbas fabricas, a la de 700.000, que llegará a fines de este año.

Con vistas a la nueva fase de integración y desarrollo de la economía nacional, que exigirá la mayor

productividad de nuestro sector industrial, se ha procurado dotar a ambas fábricas de instalaciones

modernas, e imprimiendo el máximo grado de mecanización al proceso de fabricación, para conseguir

tales fines, cuenta la fábrica de Buñol con dos palas excavadoras de 2 m3 de capacidad de cuchara, cinco

camiones volquetes Dumper de 6 Tm., una trituradora Titán de 150 Tm. de capacidad hora y una

instalación de molienda de crudo con tres molinos, que representan 90 Tm. de capacidad hora, con su

correspondiente instalación moderna de homogeneización.

Se encuentra dotada dicha fábrica de tres modernos hornos verticales, con un total de 500 Tm. de

capacidad diaria; dos hornos rotativos de bajo consumo de calor, ton una capacidad diaria de 600 Tm., y

su correspondiente instalación de molienda de carbón y de inyección de fuel-oil, para que se pueda

trabajar indistintamente con ambas clases de combustible e incluso con combustión mixta.

Se cuenta también con una Instalación de molienda de cemento de 60 Tm, de capacidad hora para

cemento gris y 8 Tm. de capacidad hora para cementos blancos, y con una moderna instalación óe

envasado con 150 Tm. de capacidad hora.

Se ha procurado modernizar todas las instalaciones auxiliares necesarias para el proceso de fabricación.

En la fábrica de San Vicente de Raspeig se hallan instaladas, para la explotación de cantera, dos palas

excavadoras y tres autovolquetes Dumper, con una capacidad total de 15 Tm.

Una instalación de trituración de 250 toneladas métricas capacidad hora; una instalación de molienda de

crudo de 100 toneladas métricas capacidad hora, con su Instalación de homogeneización; cuatro hornos

verticales y dos rotativos de bajo consumo, con una capacidad de calcinación de 1.100 Tm. diarias; la

molienda de cemento, con 50 Tm. de capacidad hora y la correspondiente instalación de molienda de

carbón, con inyección de fuel-oil; la instalación de envasado es modernisima y tiene una capacidad hora

de 120 Tm.

Con las últimas instalaciones no sólo se eleva el nivel de productividad en los distintos procesos de

fabricación, sino que además han permitido mejoras de forma acusada la calidad del cemento en las

distintas clases que se fabrican: supercemento, cemento Portland, cemento blanco y cementos especiales.

La idea fundamental que se persigue es tratar de poner en linea esta industria, para que pueda en su día

competir en el mercado internacional, lo que podrá lograrse cuando la plantilla de su personal quede

reducida a lo necesario para las nuevas instalaciones en marcha.

En el aspecto social, las mejoras logradas tienen carácter relevante y se reflejan en el grupo de viviendas

construidas, economatos, préstamos para la adquisición de viviendas al personal administrativo, pagas

voluntarias, servicios sanitarios, gratificaciones de productividad y elevaciones de salarios consignado en

el nuevo Reglamento de Régimen Interior.

Cuenta esta Sociedad con una filial, Sociedad Anónima Materiales y Obras (SAMO), dedicada a la

fabricación de materiales de construcción, que además de su fábrica de bovedillas de aglomerado

cerámico, mediante un procedimiento patentado fue de las primeras en lanzar al mercado la vigueta de

fiormigón preten-sado, y en fecha reciente ha iniciado la fabricación de los bloques de hormigón ligero de

YTONG, que constituye una revolucionaria innovación en la industria de la construcción, ya que con su

aplicación se obtiene una economía en la mano de obra, aparte de la bondad de dicho material, por sus

inmejorables condiciones térmicas, acústicas y de impermeabilización, siendo muy solicitada en el

mercado nacional, en donde va encontrando inmejorable acogida entre los cosstructores.

SLOGAN Pub.

 

< Volver