Autor: Cámara, Adolfo. 
   Portland Turia, el cemento de Valencia     
 
 ABC.     Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Portland Turia, el cemento de Valencia

Símbolo de ta potencia Industrial de Valencia es la modernísima fábrica que, ubicada en Burjasot, a tres

kilómetros de la capital levantina, ha levantado en pocos años la valencianlsima empresa Cementos Turia,

S. Á.

Para informar de su estructura económico-industrial bastará señalar que las máquinas más viejas de las

que están actualmente en funcionamiento entraron en servicio en 1956, y las más recientes, en 1960; lo

que quiere decir que esta planta cementera trabaja sólo con elementos nuevos; los vetustos dejaron de

"vivir" a medida que iban siendo reemplazados. La obra de Cementos Turia, S.A., no ha sido la de

reformar una fábrica, con el pie forzado que ello supone; el pensamiento que ha inspirado su

transformación ha consistido en levantar otra nueva fábrica a tono con los últimos avances técnicos al

lado de la vieja, que iba caducando en su actividad. "No tenemos ninguna maquinaria antigua en servicio;

las cantidades que hay que dedicar para su entretenimiento son superiores a la cuota de amortización del

primer establecimiento. La productividad viene con los nuevos conceptos del proyecto siguiendo la línea

de la renovación total del equipo", nos dice el ingeniero industrial D. Sebastián Carpí. Presidente

ejecutivo y alma de la Sociedad.

El cemento constituye materia básica para el progreso y la prosperidad de los pueblos en general. Si

pensamos concretamente en Valencia y en esta ocasión histórica que constituye el Plan Sur, ya en

marcha, pronto comprobaremos que se trata del nacimiento de una nueva Ciudad del Sol—que ésta es la

primera Interpretación del nombre VALENTÍA—, sin tantas docenas de pasos a nivel, sin .peligros de

inundaciones, como la última de 1957, y, en fin, con nuevos trazados urbanos, en los que el cemento será

preciso. Pero si enlazamos, además, la joven gran Valencia con los nuevos accesos proyectados y

establecemos relación con el nuevo plan de carreteras y autopistas por donde ha de llegar la intensa

corriente de turismo que viene a disfrutar junto al "Mare Nostrum" no sólo del buen clima y del sol, sino

también de esta tranquila paz que la España de Franco ha sabido crear, pese a un mundo erizado de

incomprensiones y violencias, entonces será preciso mucho más cemento.

Los hombres que trabajan en Cementos Turia, conscientes de su deber, se trazaron un camino y han

realizado ya algunas etapas fundamentales gracias a la colaboración de las autoridades competentes y de

la Banca oficial y privada, cada cual en su puesto están haciendo posible el desarrollo industrial y el

aumento de la renta nacional, y en Valencia no podía faltar esta prueba de lo que representa el esfuerzo de

la región para ponerse a nivel en calidad y costos de esa unidad, tan nueva y tan vieja, que se llama

Europa, iniciada en lo económico con el Mercado Común y que en lo político ha de ser el baluarte

inexpugnable de la civilización occidental.

El diseño de la fábrica de Burjasot, propiedad de Cementos Turia, S. A, responde a las exigencias actuales

para una producción competitiva, sin descuidar las condiciones de trabajo, sanas y cómodas, de cuantos

intervienen en la fabricación, realizada científicamente, escalonada y controlada mediante apar atos

electrónicos, mandos a distancia y automatismos que aseguran un producto perfecto y homogéneo. Con

ello se evita esa trabajo, que otro día fuera penoso para el obrero y que hoy se ha convertido en labor de

responsabilidad por la atención y vigilancia que ha de prestar en el proceso de preparación, transporte,

transformación, cocción y molido de las primeras materias y del "clinker", utilizando para ello robustas y

pesadas máquinas, manejadas con una facilidad admirable. Un eminente tecnico especialista suizo ha

escrito recientemente refiriéndose a Cementos Turia:

"Personalmente, he quedado muy impresionado al visitar la fábrica de Burjasot. Efectivamente, se ha

conseguido en muy poco tiempo crear una instalación ejemplar, cuya limpieza, orden y excelente

mantenimiento bien pueden constituir un orgullo merecido."

Todo el personal que colabora en la empresa, tanto el obrero como el administrativo y técnico, disfruta de

una organización paternal muy particular, que cobija, ampara y atiende necesidades humanas de cualquier

orden con el lema de "Acción Familiar de Cementos Turia", que alcanza desde una asistencia sanitaria y

farmacéutica completa y complementaria, hasta facilitar residencias para las vacaciones en apartamentos

construidos en plena montaña, pasando por el cuidado cultural de cuantos dependen de los que trabajan en

la empresa.

Es digna de subrayar la labor de Cementos Turia. S. A., que después de la liberación de España reanudó

la actividad de su fábrica de Burjasot, que estaba parada, y obtuvo una producción de unas 3.000

toneladas en 1942. Este año de 1962 alcanzará una producción del orden de 180.000 toneladas, o sea

sesenta veces más que hace veinte años. Así progresan Valencia y España.

Adolfo CAMARA

 

< Volver