Autor: Pablo Barbado, Eliseo de. 
   La primavera y el campo     
 
 ABC.    23/03/1962.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

PAGINAS AGRICOLAS

CULTIVOS - GANADERÍA - INDUSTRIAS DERIVADAS

LA PRIMAVERA Y EL CAMPO

Ha vuelto la bonanza después del período de lluvias copiosas y de estridencias climatológicas del

Invierno que agonizaba. Se hinchaban los ríos, aumentaban las reservas en les embalses, se encharcaban

de nuevo las tierras que se anegaron al comenzar la estación invernal, Y otra vez nos sentíamos Invadidos

por la zozobra, después de haber saludado alborozadamente la fase de calma de los elementos naturales

que nos autorizaron, a dibujar una, panorámica cerealista de maticen confortadores. Por fortuna, los

cauces no han vuelto a lanzar sUS aguas por encima de sus bordes, ni los encharcamientos han afectado a

nuevos parajes. La superficie cultivada de aquellas especies es hoy, aproximadamente, la misma que en el

momento de Iniciarse los temporales en los días finales de febrero. El área triguera se mantiene firme

entre 4.150.000 y 4.200.000 hectáreas, de las que quizá estén normalmente nacidas alrededor de 4.100.00.

Hace un año, apenas si contábamos con 3,700.000, en gran parte con desarrollo deficiente.

Y siguen predominando en todas las regiones las siembras con desarrollo precoz. Ese trigal que tiene por

fondo la torre del templo de Meco, en tierras del río Henares; y el agricultor en plena tarea de arrejaque de

otro buen sembrado de trigo, son notas francas optimistas que se prodigan en la campiña española, bien

alimentada de humedad a fondo que abre perspectivas muy prometedoras al maíz —cultivo que se

expande briosamente en todo nuestro territorio peninsular—y a las plantas Industriales, transformadas en

poderoso soporte económico de la agricultura española.

1962 pudiera, muy bien reservarnos fratás sorpresas. Hoy no pasa de ser un ramillete de esperanzas, un

poco mustio por las lluvias que vuelven a rerar gran parte del relieve español.

Elíseo de PABLO

 

< Volver