Autor: Fernández, Melchor. 
 Elecciones generales. Asturias. 
 Alianza teme a los socialistas     
 
 Diario 16.    17/05/1977.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Asturias

Alianza teme a los socialistas

Melchor Fernández

OVIEDO, 17 (Corresponsal D16).—La con-•ecupión, de cinco diputados y tres senadores en las

elecciones sería, considerado por Alian-s» Popular como Un verdadero éxito en Asturias. En la región se

elegirán diez diputados y cinco senadores. Esta opinión de Juan Luis de la Vallina Velarde fue

corroborada por el resto- de los candidatos al Congreso y al Senado por Alianza Popular, que hoy

mantuvieron en Oviedo una rueda de prensa con carácter de presentación oficial. Según De la Vallina

Velarde, número uno de la lista al Congreso, el principal contrincante electoral de AP en Asturias debe

eer, por tradición histórica, el socialismo, "aunque lamentamos que en estos momentos se trate de un

socialismo marxista", añadió refiriéndose al PSOE y el PSP. Preguntado por la opción del centro, ma-

nifestó que no creía que por tí mismo tuviera fuerza en Asturias, aunque puede dársela la protección del

Gobierno y la televisión, Las críticas al Gobierno fueron severas por parte de Noel Zapicó, número dos de

la lista aliancista. "En castellano claro, de Valladolid, la inflación es galopante. Acabo dé dejar el Consejo

.Nacional de Trabajadores y aún no conozco el índice del coste de la vida del mes de enero y me llegan

rumores de que la tasa de inflación podría llegar al 40 por 100 a finales de este año", comentó antes de

afirmar la necesidad de la reforma fiscal y de defender la tendencia a un sindicalismo autónomo,

independiente y unitario que estaba comprometido con BU clase, la obrera, y que pedía a Dios que se

descomprometiera nunca. El propio Zapicó, al referirse a las actitudes de Fraga en la campaña electoral,

dijo que el líder de AP "es provocado por muchos que son pagados para ir a dar voces". Claudio

Fernández Junquera dijo, por su parte, que Fraga puede ser vehemente en sus palabras, pero que es

sereno-en sus actos de gobierno.

 

< Volver