Declaraciones del presidente Arias. 
 "No hemos hecho mas que iniciar el camino"     
 
 Informaciones.    13/01/1975.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

DECLARACIONES DEL PRESIDENTE ARIAS:

"NO HEMOS HECHO MAS QUE INICIAR EL CAMINO"

«QUEDA POR COMPLETAR EL PROCESO QUE EL ASOCIACIONISMO RECLAMA»

* «DENTRO DEL MARCO DE LA LEY Y DE LAS INSTITUCIONES TODO ES LICITO»

* «FRANCO GOZA DE BUENA SALUD»

* «HAY QUE CONTAR CON FRAGA EN EL FUTURO»

MADRID, 13. (INFORMACIONES.)—«No estoy plenamente satisfecho. Tengo la tranquilidad de haber

cumplido mi programa, mi promesa, pero con la conciencia de que no hemos hecho más que iniciar el

camino. Un camino que hay que recorrer rápidamente, íntegro, pues queda aún por completar el proceso

que el asociacionismo reclama». Ha declarado a Tico Medina en «A B C» (suplemento dominical) el

presidente Arias.

A juicio de don Carlos Arias, «apertura significa convivencia, tolerancia, el no querer imponer tercamente

una opinión, un criterio; con la sola condición de que todo ello se mueva y se desenvuelva dentro de un

acatamiento absoluto, riguroso, a la ley y a nuestras instituciones. En este marco todo es lícito; fuera de él

no se puede permitir nada».

«Yo creo —dice más adelante a propósito de las asociaciones— que con este primer paso se. puede hacer

una gran andadura, salvar distancias realmente importantes, y tras ese paso había que acudir al Kempis,

para decir: "Bástele a cada día su afán". Hoy por hoy lo que necesita España es, como dice el Caudillo:

"Unidad y, dentro de esa unidad, participar en el mejoramiento de las estructuras". Los problemas,

desgraciadamente no están todos resueltos ni mucho menos. A la presente generación no le faltará tarea.

Se le deja una gran labor realizada por la gestión fabulosa de Franco. A ella corresponde aumentarla y

enriquecerla.»

Don Carlos Arias confiesa que le hubiera gustado ser marino de guerra, que su autor preferido es Azorín y

que tiene que tomar somníferos para dormir —«hay días que tengo que reforzar la dosis»—. El año nuevo

se presenta muy difícil, porque estamos en el turbión de la crisis económica. «Si los españoles ante la

adversidad —dice el presidente—, ante la estrechez, ante las dificultades reaccionamos con la firme

decisión de que todos los problemas deben vencerse, el año podrá no ser un año óptimo, pero podrá ser un

año normal. Si nos empeñamos en dramatizar y en anunciar grandes calamidades, empezaremos ya con el

ánimo vencido».

SALUD DE FRANCO

Sobre la salud de Franco manifiesta: «La salud del Jefe del Estado es normal, buena, de un hombre que

tiene ochenta y dos años. Lo que ocurre es que la personalidad tan fabulosa, tan excepcional del Caudillo,

hace que todo el mundo estemos pendientes de esa existencia que es preciosa, no solamente para España,

sino para el mundo entero, cuando ha ocurrido alguna razón que ha justificado inquietud o preocupación

se ha, sabido porque se ha dicho: el Generalísimo está constipado o está con una afección dentaria, o el

Generalísimo está con una flebitis; es decir, cuando se dice "el Generalísimo está bien" es porque el

Generalísimo está bien. En los Consejos se comporta con absoluta normalidad: interviene, pregunta, sigue

activamente en los debates, y en los despachos resulta casi un verdadero examen; es como comparecer

ante un examen, porque tiene una memoria privilegiada, y muchas veces rectifica datos y rectifica

conceptos, rectifica fechas. Es decir que está en una lucidez mental extraordinaria.»

PRINCIPE DON JUAN CARLOS

Sobre el Principe don Juan Carlos dice el presidente Arias que «el Príncipe es un hombre muy inteligente,

de una memoria excepcional. Le pasa en esto como al Caudillo: se conoce los datos, fechas, situaciones,

problemas, proyectos con la misma exactitud que el ministro de cada Departamento. A todo esto hay que

añadirle un sentido del deber y de la responsabilidad que ejemplariza a quien convive con él o vive cerca.

Es hombre que está viendo España en un momento en que su inteligencia no le oculta nada; es un

momento difícil y, por tanto, no es que viva alarmado, pero si con la preocupación y la responsabilidad de

saber que tiene que gobernar y dirigir un día al pueblo. Hace poquísimas concesiones al reposo y a la

diversión. En algunos despachos con él he comprobado que su horario no tiene límites: pueden ser las dos

de la noche o pueden ser las nueve de la mañana.»

FRAGA: «HAY QUE CONTAR CON EL EN EL FUTURO»

Sobre el señor Fraga opina que «es un hombre de talento excepcional y de una capacidad de trabajo

increíble. Nadie mejor que la Prensa puede dar fe de sus méritos, de sus extraordinarias cualidades; por

tanto es un hombre que hay que tener en cuenta en el futuro de España»

Don Carlos Arias afirma también que el señor Girón «tiene que ser siempre una esperanza en el futuro de

España», dadas sus extraordinarias cualidades y sus servicios.

 

< Volver