Elecciones 79. Adolfo Suárez en TVE. 
 Nos jugamos el modelo de sociedad en que aspiramos a vivir  :   
 No es creíble la moderación de los que mantienen formulaciones revolucionarias o nostálgicamente reaccionarias. 
 ABC.    28/02/1979.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ADOLFO SUAREZ, EN TVE

"NOS JUGAMOS EL MODELO DE SOCIEDAD EN QUE ASPIRAMOS A VIVIR"

"No es creíble la moderación de los que mantienen formulaciones revolucionarias o nostálgicamente

reaccionarias"

El presidente de UCD, Adolfo Suárez, cerró anoche, por TVE, la campaña electoral. En su discurso, de

diez minutos de duración, dijo, entre otras cosas: «Lo primero que importa resaltar es que lejos de

delimitarse y clarificarse los campos, parece existir una voluntad de confundirlos. Hemos pretendido y

organizado la moderación, a fin de evitar los bandazos y radicalismos que tantas veces han hecho

naufragar la democracia española. Hemos pretendido que el centro sociológico se convirtiera en la

columna vertebral del país con la seguridad de que sin un centro fuerte existia el peligro de que los

extremos volvieran a enzarzarse en un conflicto visceral y radicalizado.

Creo que con ello hemos afianzado la libertad, aunque ello también nos convirtiera en centro de todos los

ataques desde la derecha y desde la Izquierda. Ahora vemos con sorpresa que diversos partidos

Importantes presentan sus programas con soluciones aparentemente de centro y con el propósito de

obtener una parte del voto moderado.

Loe españoles nos jugamos pasado mañana, además de la. solución de los problemas concretos, la propia

definición del modelo de sociedad en el que aspiramos a vivir.

Es perfectamente respetable en una democracia la existencia de partidos que defiendan las posiciones

marxistas, pero no es correcto que traten de ocultarlas durante la campaña electoral. De que el desarrollo

de la Constitución y la consolidación de la democracia se haga desde la perspectiva del humanismo

cristiano que Inspira a UCD o se acometa desde el materialismo de los partidos marxistas depende que

España sea un país occidental o que emprenda el camino hacia una sociedad colectivista.

Pienso que no hay más remedio que poner en duda la credibilidad de quienes se presentan como

moderados ante el gran público, pero no han renunciado al planteamiento radical de sus formulaciones

revolucionarlas o a la nostalgia reaccionarla de otras.

Difícilmente podemos creer en la moderación centrista de que hace gala el PSOE. El programa del XXVII

Congreso del PSOE defiende el aborto libre y, además, subvencionado por el contribuyente; la

desaparición de la enseñanza religiosa, y propugna un camino que nos conduce hacia una economía

colectivista y autogestlonarla. En otras manifestaciones han planteado la disolución de lo que denominan

cuerpos represivos del Estado y exigiendo responsabilidades o aconsejando públicamente la negociación

con la ETA.

Y desde otra perspectiva, ofertas también aparentemente moderadas parten del supuesto de que el pueblo

español, en perenne minoría de edad, necesita de una constante tutela paternalista.

SI UCD obtiene la mayoría, todos estos planteamientos no serán posibles. Todo esto no es una apelación

a lo que algunos llaman el voto del miedo, sino a la claridad. Lo peor ha quedado atrás.

Esta es la hora de preguntarnos todos no lo que el Gobierno pueda hacer por cada uno de nosotros, sino

qué es lo que todos, unidos, podemos hacer por esta gran nación en marcha que es España.»

 

< Volver