Autor: Olivares Zurilla, Rosa M.ª. 
 Elecciones. Aproximación a las campañas electorales. 
 AP y CD: El miedo como eslogan electoral     
 
 Diario 16.    01/03/1979.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Elecciones

AP y CD: El miedo como slogan electoral

Cuando un partido no es conocido suficientemente por su nombre, se trata de vender la imagen de los

hombres que lo forman, y de resaltar las diferencias con otros partidos similares en cuanto a nombre o.

ideología. Pero CD no hace ni lo uno ni lo otro. Primero porque la imagen de su hombre central, Manuel

Fraga, es suficientemente conocida como para intentar sacar más partido de ella, aunque hayan querido

mitigar su dureza con la presencia de Areilza. Segundo, porque lo que CD busca es la «confusión» o

identificación con UCD, tanto en el nombre como en la utilización de colores neutros (esencialmente el

verde), como en definitiva los rasgos característicos, de su emblema (un círculo´, formado por los brazos

.de dos monigotes, que no está totalmente cerrado).

Intenta ocupar su centro político con otra idea de lo que es el centro: equilibrio, seguridad y firmeza, un

concepto de orden que deja fuera a la izquierda marxista e incluso a la social democracia. Esta idea base

está reforzada por la continua repetición de sus eslóganes: «Las cosas no están centradas», «Para centrar

bien las cosas».

Su campaña es una muestra más del desplazamiento de las campañas de los partidos de derechas hacia su

izquierda más cercana: Unión Nacional hace este año la campaña similar a la de AP en 1977, y CD hace

una campaña muy parecida a la que hizo UCD en las pasadas elecciones, con eJ inconveniente de que este

año UCD también apela al centro como algo propio, lo que incluye en la campaña de CD unos elementos

de agresión verbal.

Contra la violencia

De esta forma su intención también es la moderación, centrando sus ataques a los extremismos, a la

violencia. Quieren aparecer con un aspecto moderado, cosa muy problemática tratándose de Fraga, pero

su verdadero talante se destapa en algunas imágenes de sus líderes y en algunas declaraciones de sus

candidatos.

Pero, de cualquier forma, su campaña está basada especialmente en desprestigiar a UCD-, que es de

donde le pueden venir los votos. Así intenta recalcar sus errores y debilidades que originan la decepción

de sus votantes det 77. Sus eslóganes son alusiones concretas: «Porque no se ha cumplido lo prometido y

no se´ puede tropezar dos veces con las mismas promesas.» Acusaciones concretas de debilidades

izquierdistas:

«Porque no puede haber un Gobierno democrático mirando sólo a un lado.» En definitiva, «porque no ha

habido política de Gobierno, sino política de partido», «porque ha habido mucha política y pocos

resultados». Y aquí se llega al punto clave: nos quieren hacer creer, como en los tiempos del franquismo,

que las soluciones reales a nuestros problemas no pueden venir de la política, que los partidos no sirven

porque sus soluciones son sólo «política»; quieren, hacernos creer, una vez más, que la1 solución debe

venir de un salvador pretendidamente apolítico, que no mire sólo por sus «intereses partidistas».

Es evidente que la campaña de CD utiliza elementos franquistas, de la época del desarrolíismo, en un

parecido paralelo con las antiguas elecciones a concejales por el, tercio familiar, y más recientemente con

la campaña de AP en 1977. Porque si no se puede tropezar dos veces con las mismas promesas, Fraga y

su equipo han tropezado dos veces con los mismos errores electorales.

A sus candidatos se les escapan palabras como «contubernio», «marxismo inhumano», repiten ideas como

las de la «unidad nacional», la familia cristiana como base de la sociedad, «paz y justicia social» (no

confundir con socialismo), las amenazas de golpe, el recurso al miedo («Si el experimento autonomista

sale mal detrás de él estarán la revolución o la guerra civil; o ambas cosas. El que avisa no es traidor»,

Fraga).

Su parecido con la campaña de AP del 77 radica esencialmente en resaltar aspectos negativos y fallos del

proceso democrático.

Ficha electoral

Partido: Coalición Democrática (integra AP esencialmente;.

Año fundación: 1979 (AP en 1977).

Número diputados Cortes anteriores: 16 (AP).

Número senadores Cortes anteriores: dos (Galicia y Baleares).

Gastos de la campaña de 1977: No se presentó (AP más de mil millones).

Gastos de la campaña de 1979: 600 millones.

Subvención del Estado (por número de escaños anteriores): 55 millones de pesetas.

Eslóganes centrales de la campaña 77 (AP): «España lo único importante», «La solución al problema»,

«Vota Fraga, Fraga conviene» y «Libertad y... en orden».

Eslóganes centrales de la campaña 79: «Porque las cosas no están bien centradas», «Para ordenar bien las

cosas», «... Y no se puede tropezar dos veces en las mismas promesas» y «Porque no ha habido política

de Gobierno, sino política de partido».

Imagen base campaña 79: Texto (resaltando palabras como: familia, seguridad, trabajo, precios, y siempre

la palabra ¡Ahora!) y símbolo.

Colores representativos: Verde claro y verde oscuro.

Número de provincias por las que se presenta: Toda España.

Tipología candidatos: Edad media, treinta y seis años. Número de mujeres que presenta: -.

Zonas de captación de votos: Derecha (en fricción con UN), desilusionados de UCD y esencialmente de

las zonas de abstención.

 

< Volver