Carrillo. 
 Batalla equivocada     
 
 Diario 16.    02/03/1979.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Carrillo

Batalla equivocada

Santiago Carrillo, secretario general del Partido Comunista, declaró ante más de, un centenar de

periodistas que seguían los resultados de la jornada ele-tora! en la sede del partido, en Madrid, que los

primeros datos son «una confirmación de que en ste país se abre un nuevo periodo de transición de tres o

cuatro años».

Avance abertzale

Los avances nacionalistas en Euskadi y Andalucía merecieron también los comentarios de los dirigentes

comunistas. El candidato a la Alcaldía por Madrid, Ramón Tamames, confesó estar preocupado por el

nuevo problema que representaba el avance de la coalición Herrri Batasuna. Santiago Carrillo no habló de

preocupación, pero manifestó, sin embargo, que «la posibilidad de Herri Batasuna- en el.Parlamento no

significa la independencia ni mucho menos». Además -añadió-, para interpretar mejor los resultados «hay

que estar en Euskadi».

Más tarde, en el centro de prensa del Palacio de Congresos y Exposiciones, el líder comunista insistía en

que «Herri Batasuna tiene que dar las gracias al Gobierno porque ha encarcelado a Telesforo Monzón».

Santiago Carrillo estimó que los votos que en las pasadas elecciones recayeron sobre el PSP de Tierno

Galván han ido a parar en éstas al PCE, por un lado, y a la UCD, por otro. «No se olviden —comentó ante

la prensa— que en el PSP había sectores muy moderados.»

Descalabros y bipartidismo

Santiago Carrillo se mostró crítico con los socialistas que «por decepcionar a su electorado en Andalucía

ha obligado a trasladar muchos de sus votos al PSA». «Creo -dijo- que ya no podremos más que

confirmar nuestra hipótesis de que en este país la batalla del bipartidismo era equívoca y que el PCE es

una tercera fuer/a con la que hay que contar.»

La sede central del PCE era un hervidero de rumores. Los resultados en Andalucía —comentaban

algunos—, hacen pensar en la posibilidad de un pacto municipal de la i/quicrdu que con programas

comunes pudiera llevar a más de un alcalde comunista a los Ayuntamientos andaluces.

 

< Volver