Autor: Gracia, Fernando. 
 Los cómicos y los líderes. 
 Los populares, en el centro     
 
 Diario 16.    02/03/1979.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Los cómicos y los líderes

Los populares, en el centro

Fernando Gracia

Salvo los pertenecientes al mundo del cine y el teatro, los populares españoles no tienen interés en

comunicar públicamente a qué partido político se encuentran afiliados. Escritores, toreros e incluso

deportistas, aseguran en su mayoría que no pertenecen a ningún partido de forma activa.

UCD reúne el mayor número de personajes populares, y la lista se encabeza con Sancho Gracia, Bárbara

Rey, Lucero Tena, Daniel Velázquez, Encarna Polo y Gemma Cuervo.

PCE inicia su lista con Rafael Alberti, Aurora Bautista, Víctor Manuel y Ana Belén.

PSOE cuenta con escritores como Andrés Sorel y Alfonso Grosso. Su apartado de frívolas se encabeza

por Massiel, y como personal popular de TVE, Jaime de Armiñán y Pilar Miró.

ORT posee una lista muy amplia de actores, pero todos ellos de segunda línea, como pueden ser Jesús

Sastre, Juan Margallo, Fermín Valencia y Espinosa.

U.N. agrupa entre otros, a Mari Carmen y sus muñecos, Tip, De Raymon, Bruno Lomas y el escritor

Ángel Palomino.

Respecto a su opinión personal de los líderes de los diferentes partidos, de Adolfo Súárez opina Concha

Velasco que es primordial en él su efectividad. Que Felipe González es toda una promesa de futuro, que

Carrillo es listísimo y que Fraga es un hombre muy inteligente. La actriz cómica Beatriz Carvajal,

asegura a la misma pregunta que Súárez está dentro de un marcado estancamiento, que Felipe González

es un falso intento de avance, y que sobre Carrillo y Fraga los considera unos señores que le merecen

todos sus respetos.

José Luis Coll no da su opinión sobre Súárez y prefiere reservársela; de Felipe González dice que es una

gran belleza, y de Carrillo y Fraga que lo más destacado es su fealdad.

El veterano actor Vicente Parra asegura que Súárez es una especie de papeleta bien resuelta, que Felipe

González tiene mucha simpatía pero que duda en que podrá dar al país lo que necesita. Carrillo lo

considera simpático, pero mayor, y de Fraga que es un señor excesivamente exaltado, y que con tanto

temperamento difícilmente se puede llegar a ninguna parte.

 

< Volver