Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   Las declaraciones del presidente     
 
   12/09/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LINEAS

LAS DECLARACIONES DEL PRESIDENTE

Sin ánimo de halago - ya que mi pluma es políticamente refractaria a cualquier acento adulatorio -, debo

señalar que las declaraciones hechas por el presidente del Gobierno son, ante todo, oportunas, porque se

imponía absolutamente su necesidad urgente y, de otra parte, siguen estando a tono con las esperanzas -

todavía vivas - de una gran mayoría de la opinión, que florecieron con extensa unanimidad en todo el país

cuando Arias Navarro pronunció el inaugural discurso programático del 12 de febrero, presentando al

nuevo Gobierno. Lo que ahora se ha dicho, autorizadamente y empeñando su palabra, después de un

verano de angustias, perplejidades, interinidades y bastantes fatuidades, aparece como una ratificación

plena del espíritu de aquella fecha, con cierto rango histórico, que anticipaba una sobria primavera

política, prometiendo acelerar el proceso constitucional, tímidamente iniciado y frenado tantas veces

durante el «período Carrero», y que es necesario se complete y cierre, cuanto antes, para que España y los

españoles dejen de ser menores de edad, jurídica y políticamente, lo que aún sucede, pese al enorme

desarrollo económico, social y cultural del país, salvo en algunos repetidos conceptos, difícilmente

comprensibles para la mayor parte de los españoles, como son los de «Movimiento-comunión» y

«Movimiento-organización», las declaraciones del presidente del Gobierno han resultado clarísimas y en

algunos puntos valentísimas al disparar por elevación - no rastreramente, como algunos contra él - hacia

personajes, grupos o camarillas que creen tener en sus manos - con gestos agresivos - el monopolio de

ortodoxias, recursos y poderes totalmente fuera de época, que el pueblo español difícilmente podría

tolerar. De otra parte, la democratización del régimen es la única forma de salvarle y de hacerle

operativamente eficaz. - ARGOS.

 

< Volver