Elecciones. Sol., nieve y paz, protagonistas ayer. 
 Mucha picaresca entre nieve y sol     
 
 Diario 16.    02/03/1979.  Página: 12-13. Páginas: 2. Párrafos: 32. 

Elecciones

Sol, nieve y paz, protagonistas ayer

El sol, la nieve y la paz fueron los protagonistas de la histórica jornada del 1-M. Los españoles

madrugaron para acudir a depositar sus votos en las urnas y el día fue rico en anécdotas e incidentes.

Estos dos apartados constituyen la historia humana del día que se estrenó en España la normalidad

democrática.

Desde el madrugador voto de los líderes hasta el cierre de las urnas las anécdotas se salpicaron por todo el

país. Desde la señora que quiso pagar 125 pesetas por depositar su voto hasta la que pretendió votar tres

veces forman parte de esta historia insólita del 1-M.

Hoy España se despertará, o velará en muchos casos, con el deseo de conocer los resultados de esta

consulta nacional. Sea cual fuere, entramos ya de lleno en una nueva etapa.

Mucha picaresca entre nieve y sol.

MADRID, 2 (D16).

La inevitable picaresca antidemocrática «surge desgraciadamente en todas las confrontaciones

electorales», según reconoció ayer el subsecretario del Interior, Jesús Sancho Rof, La jornada, en este

sentido, fue pródiga en incidentes, que en ningún caso pueden calificarse de graves.

Las «misteriosas» desapariciones de papeletas dé algún partido —de´ derechas en barrios de izquierda y

viceversa-, la suspensión -de votaciones y los «inductores» al voto partidista, constituyeron los hechos

más frecuentes de la jornada de ayer.

El GRAPO votó con bomba

Horas antes de abrirse las urnas, un colegio madrileño de la zona de San Blas fue escenario de la

explosión de una bomba de mediana potencia que llevaba el sello de los GRAPO, según se desprendía de

la lectura del texto que «los bomberos» habían dejado junto al artefacto.

En Madrid también Coalición Democrática (CD) confirmó que en numerosos distritos obreros de la

capital habían desaparecido repetidas veces sus papeletas. Los socialistas de Felipe, por su parte,

reclamaron la presencia de las Fuerzas de Orden Público, para que impidieran que militantes centristas

repartieran propaganda electoral a la puerta de los colegios.

Presidentes, con pegatinas

En Gerona, sin embargo, lo que ocurrió es que tuvo que suspenderse la votación, porque los presidentes

de algunas mesas llevaban pegatinas del PSC-PSOE. Los «propagandistas» depusieron su actitud y las

votaciones continuaron con normalidad.

En la localidad gerundense de Bisbal fue detenido un interventor de UCD, porque se dedicaba a marcar

las papeletas del Senado. La denuncia fue formulada por un representante de Convergencia Democrática.

En el capítulo de detenidos están dos ciudadanos de Figaredo (Oviedo), que no comparecieron en la mesa

donde debían ejercer sus funciones de presidente y secretario y fueron acusados de «incumplimiento de

obligaciones ciudadanas».

La Organización Comunista de España (Bandera Roja) también proporcionó en Barcelona otros seis

detenidos, que habían increpado a ´las Fuerzas de Seguridad en un colegio de la plaza Verónica.

Un presidente nervioso

El «más difícil todavía» se dio en Valencia, donde el presidente de una mesa, «para ganar tiempo» abrió

las urnas a las tres de la tarde y comenzó el recuento. El hecho motivó la actuación de los interventores,

que levantaron acta del suceso.

En esta misma capital, Comisiones Obreras denunció a la patronal del sector de la madera, porque

consideraban que habían desatendido las disposiciones legales: cuatro horas libres y remuneradas para los

trabajadores.

En La Coruña numerosos colegios demoraron su apertura, debido a un corte de energía eléctrica.

Explosión en la Telefónica

Un artefacto hizo explosión en una central de la Compañía Telefónica, ubicada en en calle del Santo

Ángel, número 20, de Madrid.

El suceso ocurrió poco antes de las 21,00 horas. La explosión del artefacto ocasionó rotura de los cristales

del edificio -y otros daños materiales, sin que hubiera que lamentar víctimas.

Gutiérrez Mellado, vicepresidente del Gobierno y ministro de Defensa.

El cardenal de Madrid, Vicente Enrique y Tarancor

José Miguel Bouza, comandante arrestado por escribir en D16, tuvo permiso especial para votar. Después

se reincorporó al cuartel, donde está prácticamente incomunicado.

Don Adolfo. El presidente. de profesión «abogado»,y su esposa, Amparo llana, de profesión «sus

labores», votaron juntos en el colegio Andrés Manjón. Suárez de coalición dijo cuando le preguntaron

sobre la posibilidad de un Gobierno “no echen ustedes tan temprano un jarro de agua fría.”

Don Santiago. Acudió en solitario a las urnas y enseño a los periodistas las papeletas antes de

introducirlas en los sobres, “para que después no nos digan que voto a la UCD». Carrito, que

pronosticó que habría menos abstenciones que en el referéndum, pasó el día en la sede del Partido

Comunista.

A dos velas

Los vecinos de la calle Sierra de Gredos (Vallecas) acudieron con velas encendidas a comprobar si

figuraban en las listas, debido a un corte de energía en su barriada. Aunque “a dos velas” si pudieron

cumplir con sus deberes cívicos en el día de ayer.

Anecdotario

Franco y José Antonio, retirados

En Santiago de Compostela y Guadalajara se exigió la retirada de sendas fotos que reproducían la cara de

Franco y José Antonio, tras las mesas electorales, y en Valencia ´una mujer recién operada por el doctor

Escudero, bajo anestesia psicológica, recorrió cuatrocientos kilómetros en automóvil para llegar con

puntualidad a su colegio electora!.

Poco después de que un periódico madrileño solicitase, en primera página, la intervención divina en las

elecciones «por el bien de España», fuertes nevadas y temperaturas bajas empezaron a registrarse en

distintas zonas del país.

Auténticos protagonistas de la jornada fueron la nieve y la baja temperatura. En Palencia, León, Burgos y

Navarra, algunos pueblos quedaron aislados. Lo mismo ocurrió en Avila, aunque, en dicha provincia

funcionaron Jas máquinas quitanieves. Nieve también en Vitoria y carreteras . interceptadas o con

necesidad de uso de cadenas en parte de Galicia, Andalucía, Aragón, País Vasco y Castilla. Fuerte

temporal de agua en Palma de Mallorca e intenso frío, además de sol, en otras provincias.

Suárez, uno

«Yo quiero poner las tres cruces al presidente Suárez», dijo una señora votante ante la mesa electoral

instalada en el colegio Juan de Austria de Barcelona. «Pero señora —le respondieron— si el presidente

tiene bastante con una», «No importa —replicó— quiero votarle por tres veces».

En Ulldemolina, provincia de Tarragona, el olor que despedían los retretes del colegio electoral, hizo que

se retrasara la apertura de la. mesa, al negarse los componentes de las misma a permanecer en el recinto.

Varios vecinos conectaron con el Gobierno Civil de la provincia para recibir instrucciones al respecto.

Este les aconsejó que rociasen ios lavabos con lejía, tras lo cual y eliminado el olor, se desarrolló la

votación con normalidad.

En Chamberí un .colegio era tan infinitamente estrecho que los electores tuvieron que votar en fila india.

La mesa decidió aplazar la votación, por no reunir condiciones el local.

Por Andalucía ocurrieron cosas como ésta: En dos colegios de Córdoba hubo un retraso de media hora

porque a los presidentes de las mesas «se les habían pegado las sábanas», y en el barrio sevillano de

Triana la mayoría de los colegios se abrieron sin el formulismo de las actas.

«Por estar parte de la flota amarrada —dice un despacho de agencia— un importante número de

pescadores gallegos podrá votar». Algunos nativos se preguntaron si el amarre no sería una maniobra

electoralista favorable a la no abstención.

En Valladolid una señora se acercó a la mesa electoral y tras haber entregado la papeleta, uno de los

componentes cantó el número 125. La votante, sumisamente, interpretó que debía pagar´ 125 pesetas y

procedió a entregar dicha .cantidad, que naturalmente le fue devuelta.

En Ciudad Rea! las monjas fueron las primeras en votar, mientras que en Albacete las hermanas del

colegio de Fátima —donde también se instaló una mesa electoral— guardaron las papeletas hasta que

hubo finalizado la misa. Nadie pudo votar antes, puesto que las papeletas habían ido al santo sacrificio,

con lo que .salieron las papeletas más benditas de .toda la jornada electoral española.

Monjas de clausura hubo —de cuatro conventos de Caste— llón— que. votaron por correo. Entretanto, el

obispo Iniesta, por segunda vez miembro de una mesa electoral, decía en Vallecas: «Voto, pero no digo a

quien.» El prelado de Jaén fue igualmente uno de los primeros en acudir a la urna.

Al comandante de Infantería de Marina José Manuel Bouza Carbalieira, arrestado por escribir en D16, le

soltaron para votar justamente en el colegio donde se hallaba como interventora su esposa.

Don Felipe. También acudió el líder socialista acompañado de su esposa, Carmen Romero, a depositar su

papeleta. González, que aseguró que había dormido muy bien, pasó la mayor parte de la jornada en su

domicilio. Se negó a hacer declaraciones, «porque todavía está abierto el plazo para votar y podría

considerarse como propaganda».

Don Blas. El matrimonio Pinar votó a las diez menos diez de la mañana frente a la Fundación

Generalísimo Franco.

Desayunó café con ¡eche —«los votos en la despensa»— y acompañado por cuatro miembros de su

partido que vestían abrigo azul, acudió al colegio electoral. Tras recordar que «cumplo con mi deber, de

ciudadano», señaló que «aguantamos pero no acatamos la Constitución». Pasó el día en su notaría.

Don Manuel. A l nueve en punto de la mañana llegó al colegio del Buen Consejo, donde

depositó sus papeletas, tras haber desayunado manzanilla, «como todos los días». Fraga dijo que su

familia también había madrugado, para ejercer como interventores de CD en distintos lugares de la capital

y que no haría declaraciones hasta conocer los resultados.

 

< Volver