Elecciones. Vizcaya: 14 por 100 de abstención. 
 Hinchazón, nueva en el censo electoral     
 
 Diario 16.    02/03/1979.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Elecciones

Vizcaya: 14 por 100 de abstención

«Hinchazón», nueva en el censo electoral

MADRID, 2 (D16).

Más de un millón doscientas mil personas están registradas de forma irregular en el censo electoral, hasta

en tres y cuatro provincias diferentes, y aseguran antes de conocer los resultados oficiales de las

elecciones genérales una abstención global del 5 por 100. En la corrección extraordinaria hecha por el

INE, tan sólo se han censado 25.000 personas en toda España.

La cifra, a la que habría que sumar nuevas imperfecciones recientes, sería aún más significativa —según

ha sabido DI6—, en Vizcaya, Guipúzcoa y Galicia. Uno de los datos más celosamente guardados hasta el

momento por la Administración ha sido la «hinchazón» de un 1-4 por 100 en el censo de Vizcaya.

El Instituto Nacional de Estadística (INE), organismo responsable de corregir y rectificar anualmente

estos datos, se ve desbordado .por los acontecimientos, dejado de la mano de la Administración y con

unos datos que no están mecanizados en su totalidad y a veces sin el Documento Nacional de Identidad

del futuro elector.

Son también muchos los españoles con derecho a voto que, después de cumplir su obligación de

comunicar a los Ayuntamientos sus bajas y traslados, no consiguen, incluso después de dos años, ser

incluidos en la provincia que les corresponde y se ven obligados a no votar o votar por correo.

Los jóvenes que con dieciocho años fueron incorporados recientemente al padrón municipal del 75 base

del actual censo— tampoco han conseguido ayer salvar ciertas dificultades para ejercitar su derecho al

voto.

Se da la paradoja de que algunos candidatos, como, por ejemplo Francisco Letamendia y Ana María

Fanlo, tuvieron ayer que renunciar a depositar su voto porque el primero «notificó hace tiempo su cambio

de domicilio» y la segunda «presento; con sus dieciocho años, un certificado de estar inscrita en el censo

electoral», que a la vez le servio en su día para presentarse como candidata al Senado por Madrid.

Correo, tarde, mal y nunca

Los emigrantes, al igual que otro buen número de españoles, no pudieron, a pesar de cumplir los plazos

reglamentarios, votar por correo

 

< Volver