Autor: ;Sebastián Bueno, Pablo. 
 Poca asistencia de políticos en el centro de prensa. 
 Los primeros resultados dan ventaja a UCD     
 
 El País.    02/03/1979.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

POLÍTICA

Un ambiente de expectación por los resultados de las elecciones presidió las primeras horas de la

madrugada, tanto en el centro de prensa como en las sedes de los partidos. Los datos se fueron

conociendo con gran lentitud y las oscilaciones en el avance de unos y otros partidos y coaliciones fueron

cambiando el optimismo inicial de los socialistas, que se tornó en cierto pesimismo ante el progreso de

los centristas. Los comunistas, por su parte, se encontraban contentos, y en Coalición Democrática

confiaban en que los resultados definitivos fueran más favorables que los conocidos hasta las dos y media

de la madrugada. El fallo del ordenador a esta hora introdujo un importante factor de confusión y sorpresa

en la madrugada electoral.

Poca asistencia de políticos en el centro de prensa

Los primeros resultados dan ventaja a UCD

SOLEDAD GALLEGO-DIAZ y PABLO SEBASTIAN

La sorpresa inicial provocada por el empuje de Unión de Centro Democrático (UCD) en los resultados

escrutados hasta la 1.30 de la madrugada se redujo sensiblemente ante la recuperación de posiciones

experimentada por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) a las 2.30 de la madrugada, hora en la

que el Partido Socialista se había acercado hasta casi cinco puntos al partido en el Gobierno.

En el centro de prensa del Palacio de Congresos de Madrid la euforia inicial de los centristas había bajado

sensiblemente. Los socialistas, por su parte, que creían en la recuperación de posiciones, aparecían, a esa

hora, más tranquilos. La sorpresa se mantenía sin embargo en relación con los datos que hasta ese

momento correspondían al Partido Socialista de Andalucía (PS A), con un 3 % del total nacional

escrutado y un porcentaje muy alto en las provincias andaluzas, y a la coalición abertzale vasca Herri

Batasuna, que se situaba en ese momento casi como el tercer partido en el País Vasco, detrás.del PNV y

los socialistas.

Según el secretario de Estado para la Información, Manuel Ortiz, entrevistado por EL PAÍS a las 2.30 de

la madrugada, el presidente Adolfo Suárez se encontraba, en el palacio de la Moncloa, «muy tranquilo»,

siguiendo los resultados de las elecciones en la terminal instalada en su despacho. Acompañaba al señor

Suárez el teniente general Gutiérrez Mellado. El señor Ortiz afirmó que los resultados, cuando iba

escrutado el 18%, confirmaban las declaraciones de Adolfo Suárez en el sentido de que UCD se

aproximará a la mayoría absoluta.

« Según los expertos —añadió—, este porcentaje constituye una muestra representativa, porque recoge

medias bastante serias de centros rurales, urbanos e industriales». En opinión del secretario

de Estado para la Información, las dos grandes novedades de la noche las constituían el PSA y los

abertzales vascos. Según un cálculo realizado por los expertos de UCD, de mantenerse la tendencia

apreciada con el 18% de los votos escrutados, el partido centrista puede obtener 172 escaños en el

Congreso, y el PSOE, de 118 a 120.

En medios periodísticos se recordaba, sin embargo, que en las elecciones del 15 de junio de 1977 parecía

que, a primeras horas de la madrugada, UCD iba a obtener una mayoría superior a la que finalmente

obtuvo. En aquella ocasión se le reprochó al Gobierno facilitar primero los datos de zonas propicias a

Unión de Centro Democrático y reservar para el final los que favorecían al PSOE. Reocupaba también

que se pudieran retrasar hasta primeras horas de la mañana, igual que ocurrió en 1977, los resultados del

escrutinio en Madrid.

Pero casi todos los comentarios se centraban en los buenos resultados que momentáneamente se atribuían

al Partido Socialista de Andalucía. Ángel Benito, catedrático de la facultad de Ciencias de la Información

de Madrid y miembro de la ejecutiva de aquel partido, dijo a EL PAÍS que el secretario general del

mismo, Alejandro Rojas Marcos, se encontraba en Cádiz, provincia por la que se presenta como

candidato al Congreso. El señor Rojas Marcos tenía previsto trasladarse a Madrid a primeras horas de la

mañana de hoy.

El señor Benito, exultante de alegría, señaló que esperaba que el PSA obtuviera de cuatro a cinco

diputados y negó que su partido hubiera recibido ninguna ayuda de Unión de Centro Democrático.

«No veo a UCD ayudando a un partido de clase y socialista como el nuestro», dijo. Añadió que el resurgir

del PSA.debe atribuirse únicamente al hecho de que es un partido que ha sintonizado con una necesidad.

«El eslogan "andaluz, vota por tu tierra" ha calado entre mis paisanos. Somos el primer partido de la

historia exclusivamente andaluz.»

Entre los escasos representantes del partido gubernamental presentes a las 2.30 de la madrugada en el

Palacio de Congresos —la única personalidad era Antonio Fontán, ex presidente del Senado— existía

cierta preocupación por el elevado porcentaje de votos que parecía conseguir Herri Batasuna, aunque el

escrutinio en el País Vasco no había superado aún el 50 % del censo. Se daba ya como seguro que

Telesforo Monzón, actualmente en la cárcel, procesado por apología del terrorismo, obtendría un escaño

en el Congreso.

Se esperaba que en las próximas horas llegaran a Madrid, y en concreto al Palacio de Congresos, varios

ministros que han estado siguiendo los resultados del escrutinio desde las provincias por las que se

presentaron como candidatos. El día fue bastanta agotador para la mayoría de los miembros del Gobierno,

que tuvieron que desplazarse a Madrid para depositar su voto —están censados en la capital— y volver

después a sus respectivas circunscripciones para esperar, junto con el resto de los candidatos y sus

asesores, íos primeros resultados.

Los socialistas tampoco quisieron acudir demasiado pronto al centro de prensa y hasta las 2.30 de la

madrugada ni un solo dirigente del PSOE había hecho acto de presencia. A esa hora, el presidente de

honor del PSOE, Enrique Tierno, aseguró que las estimaciones conocidas no eran fiables ni

representativas.

Antonio Fontán, que llegó al Palacio de Congresos sobre esa hora, manifestó a los periodistas que suponía

que se reducirían las diferencias entre UCD y el PSOE, pero que, aunque no pudieran obtener la mayoría

absoluta, estaba seguro de alcanzar lo que él denomina «mayoría operativa» que permitirá a su partido

gobernar solo. El señor Fontán insistió en que carecían de fundamento todos los rumores y especulaciones

sobre un posible Gobierno de coalición entre UCD y el PSOE.

Error en el ordenador

Según fuentes de la Secretaría de Estado para la Información, sobre las 2.30 de la madrugada se produjo

un importante problema en el sistema de recepción de datos; al parecer, por una maniobra errónea en la

entrada del escrutinio. Este error provocó el desbordamiento del programa, y la salida de datos erróneos

en la pantalla. El más espectacular de estos datos fue el que, con un 29 % escrutado, sólo daba una

participación electoral del 30 %.

Francisco Fernández Ordóñez, candidato número uno de UCD por Zaragoza, y ministro de Hacienda,

declaró que la tendencia observada en el escrutinio hasta las tres de la madrugada «responde, más o

menos, a los datos de las encuestas que nosotros habíamos manejado; por tanto, no hay ninguna sorpresa

y seguimos atentamente la evolución del resto del escrutinio». Sobre el ambiente que existe entre los

militantes de UCD, el ministro afirmó que es «de tranquilidad y satisfacción».

Conforme iba avanzando la madrugada en el Palacio de Congresos y conociéndose nuevos datos, el

optimismo entre los políticos de UCD iba en aumento, al tiempo que los datos procedentes de las sedes

socialistas reflejaban un grado elevado de preocupación, aunque los dirigentes socialistas presentes en el

Palacio de Congresos mantenían un estado de ánimo esperanzado. Como base de esta actitud, los

dirigentes del PSOE contaban con el escrutinio todavía pendiente de las grandes capitales.

 

< Volver