Elecciones legislativas 1979. La nieve impidió las votaciones en distintas localidades de la mitad norte. 
 Normalidad absoluta en toda España     
 
 El País.    02/03/1979.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

EL PAÍS, viernes 2 de marzo de 1979

POLÍTICA

Elecciones legislativas 1979

Las primeras elecciones generales desde la aprobación de la Constitución se desarrollaron ayer en el

marco de una jornada sin incidentes de orden público. La normalidad de la calle fue correspondida con la

normalidad en las urnas, en torno a las cuales apenas hay anomalías dignas de ser reseñadas que superen

la picaresca o la anécdota. Las únicas dificultades al desarrollo de la votación provinieron en esta ocasión

del mal tiempo reinante en buena parte de la mitad norte de España. Pese a todo, se confía en que se

alcanzará un nivel alto de participación. La redacción- ´de Madrid de EL PAÍS y su red de corresponsales

informan sobre el 1-M.

Miles de ciudadanos depositaron ayer su voto en las urnas, tras haber decidido entre las diversas opciones

que han concurrido a estas elecciones. Un minuto dé reflexión antes de seleccionar la papeleta elegida.

La nieve impidió las votaciones en distintas localidades de la mitad norte

Normalidad absoluta en toda España

A pesar del mal tiempo en una buena parte de la mitad norte peninsular, los españoles acudieron ayer a su

cita con las urnas, en las primeras elecciones generales tras la aprobación de la Constitución, en número

considerablemente superior a las previsiones. A las seis de la tarde, cuando quedaban todavía dos horas

para el cierre de los colegios electorales, la media ponderada de votantes se cifraba en torno al 60%. Esto

suponía una participación superior, en varios puntos, a la registrada en el referéndum constitucional del

15 de diciembre y ligeramente inferior a la de las elecciones del 15 de junio de 1977.

Junto al mal tiempo y la menor abstención, la ausencia de incidentes graves de orden público y

electorales, es otra de las notas destacadas de una jornada electoral que ameneció para los españoles con

la noticia de la liberación del director de Michelin en Vitoria, secuestrado por ETA (p-m), desde el pasado

día 19 de febrero, y que suponía la amenaza terrorista más inmediata para la buena marcha de los

comicios.

En materia de orden público sólo se registró la explosión de una pequeña bomba, a las dos y media de la

tarde, en el interior de un pabellón del cuartel de la Guardia Civil de San José de la Montaña, en

Barcelona. El artefacto causó daños materiales de escasa consideración.

En San Feliú de Llobregat (Barcelona) se recibió, asimismo, una falsa alarma de bomba que obligó a una

breve interrupción del proceso electoral en uno de ios colegios.

Por lo que respecta a los incidentes electorales, salvo el contencioso que existe en Madrid en torno a la

validez de las papeletas para el Senado confeccionadas y distribuidas por UCD, en las que no figuran tres

candidatos, pertenecen más a la crónica de la picaresca de menor cuantía y al anecdotario de las

genialidades de la raza que a la crónica política.

La decisión de la Junta Electoral Centraren su reunión de ayer por la mañana, de dar por buenas las

papeletas para el Senado, distribuidas por UCD, en las que faltan los tres candidatos de Falange Española

Auténtica, debidamente proclamados, ha sido contestada por el Partido Comunista de España (PCE), que

dio orden a sus interventores en las mesas para que impugnen estas papeletas. Para llegar al resultado

citado, contrario a los recursos del PCE y el PSOE, fueron necesarias varias votaciones. Manuel Villar

Arregui, candidato de UCD al Senado, hizo acto de presencia en las Cortes, lugar de reunión de la Junta,

visiblemente nervioso.

Esta impugnación del PCE tendrá que ser resuelta, en última instancia, por la sala de lo contencioso

administrativo del Tribunal Supremo de Justicia que designe la sala de gobierno.

Picaresca

En Lérida fue detenido un interventor de UCD por ser sorprendido marcando cruces en las casillas de los

candidatos de su partido para el Senado. En Albacete y Salamanca, el PSOE fue víctima de una maniobra

de confusión: aparecían mezcladas, en un solo montón, las papeletas de este partido y las del PSOE (h).

En algún caso la falta de papeletas no provenía de aviesas intenciones partidistas sino de hechos tan

simples como el que la encargada de la limpieza de un colegio leridano hubiera vendido la totalidad del

papel a un trapero. O que. como sucedió en Albacete, la votación tuvo que iniciarse con retraso porque

faltaban las papeletas que obraban en poder de las monjas regentadoras del colegio. Las monjas se

encontraban en misa en el momento en que el presidente de la mesa tenía que haber pronunciado la

fórmula convenida: «Se inicia la votación.»

Otros inconvenientes: el mal olor, que impedía la permanencia de los miembros de la mesa en el único

colegio electoral de Ulldemolins (Tarragona), fue subsanado con abundancia de lejía, previa consulta a la

autoridad provincial. Con mayor decisión, y sin mediar consulta, en Vigo los miembros de una mesa

optaron por echar abajo la puerta de un colegio que permanecía cerrado porque el bedel se hallaba

dormido.

En algún caso, retratos del general Franco (Santiago de Compostela) y de José Antonio (Guadalajara)

fueron motivo de disputa. Algunos ciudadanos se negaron a que siguieran presidiendo el desarrollo de la

votación. Pese a los retratos, la votación continuó.

Sol y nieve

Quienes parecen decididos a llevarle la contraria a los españoles, en su objetivo de acabar para siempre

con las dos Españas, son los elementos: si media España votaba entre nieve y granizadas, la otra media lo

hacía con sol, aunque no sin frío.

Todas las provincias situadas a lo largo de la cordillera Cantábrica, parte de la meseta norte, e incluso

Jaén, sufrieron ayer una de las jornadas más duras del invierno. La nieve caída en las primeras horas de la

mañana dificultó los desplazamientos para acudir a las urnas en provincias enteras, como León, donde

han tenido que ser retrasadas las votaciones hasta mañana, día 3, en todo el partido judicial de Murías de

Paredes, en la comarca de Peranzanes y otras localidades de la montaña. Iguales dificultades se

registraron en las zonas del interior de Asturias, Lugo. Santander, norte de Falencia, Álava. Soria y

Navarra. Aunque no se tienen noticias definitivas sobre los municipios en que se han retrasado los

comicios, la Junta Electoral Central informó ayer que había recibido diversas solicitudes en este sentido.

Las diputaciones intentaron luchar contra los elementos con máquinas quitanieves, y los partidos, con la

movilización de vehículos todo terreno ,para trasladar a los votantes. Sin embargo, por culpa de la nieve,

habrá que contabilizar muchas abstenciones, que se sumarán a las trabas administrativas que impidieron

ejercer el derecho de voto a 20.000 personas sólo en Madrid, al 80% de los emigrantes censados y la

mayor parte de la flota pesquera española que no se halle amarrada de resultas de los apresamiento de

diversa índole.

 

< Volver